"Nos toca hablar porque no es posible que nos maltrataran"

Dos seleccionadas que participaron del preolímpico femenino UNCAF revelaron la precariedad con que trabajaron y compitieron bajo la bandera criolla.
 

Enlace copiado

"Nos toca hablar porque no es posible que nos maltrataran"

Enlace copiado

Un tuit lo comenzó todo. Lo escribió la seleccionada Sandra Cortez luego de competir en el Preolímpico UNCAF, hace tres semanas, y ahí denunció que les dieron solo 54 dólares como gastos de bolsillo por seis días en Costa Rica.

Ese fue el detonante de una serie de señalamientos que revivieron este jueves, con la salida de Debbie Gómez de la FESFUT, donde era entrenadora de la selección mayor y asistente de las inferiores.

Esta redacción conversó con dos seleccionadas -que pidieron se resguardara su nombre-, días antes del despido de Debbie, y ambas confirmaron todo lo que su exentrenadora denunció tras ser cesada del cargo.

Las jugadoras, en entrevistas separadas, reclamaron que, contrario a otras experiencias, no les dieron ningún incentivo económico aparte de los $54, tampoco botines, algo que sí les proporcionaron anteriormente. Asimismo, afirmaron que el día 1 no tenían ni uniformes y en una ocasión las quisieron forzar a dejar el albergue. También confirmaron que en Costa Rica no tenían agua y al final les compraron "garrafones".

Ramona (nombre ficticio) resumió el día en que pidieron que no las sacaran del albergue, el 26 de septiembre. "La liga femenina pedía que la convocatoria (microciclo) llegara hasta el jueves, pero estaba hasta sábado. Entonces nos dijeron (en FESFUT) que nos fuéramos después del entrenamiento. Tuvimos que ir a hablar porque no podíamos irnos, muchas eran de lejos. Nos dejaron hasta viernes (la mañana siguiente). Pero justo nos dijeron que ya habían cancelado (ya no llegaría) la comida de la noche...".

Finalmente hicieron gestiones para llevarles cena y entonces "la comida nos llegó a eso de las 9:00 de la noche". Y tal como reveló Debbie, la cena fueron pupusas.

SIN TACOS, AGUA NI INCENTIVOS
Por otro lado, Ramona comentó que en suelo tico, durante el Preolímpico, se dio el problema con el agua: "El primer día que llegamos vimos que no había y con los 54 dólares que nos dieron (a cada una) vimos cómo hacíamos, pero nos escuchó el directivo (Mauricio Arias, según revelaron las futbolistas) y al siguiente día, por la noche, compró botellas de agua. En ambos entrenos solo tuvimos garrafones".

Ramona también expuso otras de las peticiones que hicieron antes de viajar: "En años anteriores se nos daban tacos y zapatos, (esta vez) dijeron que la meterían (una solicitud) a Comité, pero nunca pasó". Sobre este punto, una futbolista facilitó a EL GRÁFICO el audio de dicha reunión realizada en septiembre.

"Les hicimos una petición de tacos, dijeron que no. Justificaron que Umbro no fabrica tacos, cuando antes (el patrocinador) era Mitre y no necesariamente los tacos eran Mitre", dijo por su lado Martina.

Esta seleccionada también explicó que por lo que ellas pudieron averiguar, los montos que recibe la selección mayor masculina en comparación a su similar femenina es de al menos 10 veces más que los $54. "En un amistoso contra Guatemala nos dieron 18 dólares (menos impuestos), porque hay una tabla que estipula eso. Nunca la hemos visto. Entendemos que a selección mayor masculina tampoco se les muestra dicha tabla", contó.

"Se pusieron cerrados con nosotros, presentamos una carta para ver si al menos podían darnos viáticos (durante concentraciones), porque teníamos comida y alojamiento, pero algunas trabajamos o estudiamos y nos desplazamos y eso genera gastos. La carta ni siquiera llegó al Comité Ejecutivo", lamentó Martina.

¿BOICOT A DEBBIE?
Sobre si para ellas hubo mal actuar en la FESFUT hacia la entrenadora cesada, ambas jugadoras coincidieron en su análisis.

"Había un conflicto tóxico en el trabajo y creo que están felices (federativos) que hayamos perdido en Costa Rica, por lo mismo, porque ella siempre quiso hacer bien las cosas... Si Debbie no hubiese estado, no hubiese estado yo, ni muchas de las que vinieron", comentó Ramona.

"El apoyo al fútbol femenino siempre ha sido muy bajo, pero es la verdad, cuando alguien ve triunfar a una persona como Debbie, todo mundo le quiere tirar piedras", amplió en ese sentido Martina. Y continuó: "Los que estaban antes esperaban un fracaso. Creo que solo esperaban que se diera lo que se dio (eliminación del preolímpico) para sacarla". 

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines