Léster Blanco: “Los fracasos me han hecho fuerte”

El delantero trabaja con el Santa Tecla luego de un paso por el fútbol costarricense. Todavía no tiene equipo y habló de eso y más con EL GRÁFICO.
Enlace copiado
Léster Blanco: “Los fracasos me han hecho fuerte”

Léster Blanco: “Los fracasos me han hecho fuerte”

Léster Blanco: “Los fracasos me han hecho fuerte”

Léster Blanco: “Los fracasos me han hecho fuerte”

Léster Blanco: “Los fracasos me han hecho fuerte”

Léster Blanco: “Los fracasos me han hecho fuerte”

Enlace copiado
Léster Blanco se encuentra trabajando con el Santa Tecla, pero aún no sabe dónde jugará la próxima temporada. Tras sumar cinco meses inactivo por una lesión de ligamentos sufrida en febrero, el atacante aseguró que aún debe solventar ese tema para determinar si seguirá con el Universidad de San Carlos de Costa Rica o si debe regresar definitivamente con los tecleños.

Lo cierto es que aún posee contrato vigente con los verdiazules, pero también el equipo recién descendido a segunda división tica tiene todavía la responsabilidad de rehabilitarlo. Blanco planea viajar la próxima semana a Costa Rica para solventar esa incertidumbre y tener más claro qué camiseta vestirá para el otro torneo.

¿Cuánto has avanzado en tu recuperación?

Es un proceso largo, pero gracias a Dios va bastante bien, porque a pesar de llevar bastante tiempo inactivo, me he sentido bien. Ya estoy trotando, ya estoy haciendo mucho fortalecimiento del cuadriceps. Creo que voy por buen camino, tratando de jugar lo más pronto posible. Ojalá sea pronto.

¿Cómo valorás tu primer torneo en Costa Rica, al margen de la lesión sufrida?

Es bien complicado, porque no tuve la continuidad esperada y no fue al final la lesión. Mi lesión fue en febrero, jugué seis partidos. Iba bien, estaba teniendo continuidad, estaba siendo titular, ya había metido gol, el equipo estaba bien, el equipo estaba entre el cuarto y quinto lugar. Pero lástima que me lesioné.

Pese a eso, ¿qué aprendizaje te deja tu paso por Costa Rica?

Fue una gran experiencia, yo no me quejo de eso, de que me lesioné o le fue mal al equipo (descendió a segunda división). No fue mala experiencia para mí, porque el tico es un buen fútbol y me da la pauta de que hice bien las cosas en lo poco estuve. Hubiese querido jugar todo el torneo, pero Dios es el que dispone y ahora a ponerme en las manos de él para qué pasa con mi futuro y mi lesión.

¿Cómo está tu situación contraactual con Santa Tecla?

No tengo aún algo asegurado en el equipo. Yo sí tengo contrato, pero el San Carlos tiene responsabilidades conmigo. Entonces, yo tengo que volver a Costa Rica. También tengo que reunirme con la dirigencia del Santa Tecla. Ya hablé con varios y ahora estoy esperando una respuesta para ver qué se puede hacer. En el caso de que no me pueda quedar, yo estaría regresando al San Carlos a recuperarme y ver dónde puedo jugar a fin de año.

¿Cuándo viajarías a Costa Rica?

La próxima semana tengo que volver, porque en parte tengo que seguir con mis controles de rodilla. Tengo una cita y tengo que arreglar la situación allá. La otra semana estoy viajando. Acá contaban conmigo para este torneo. Ellos me esperaban, pero se dio la situación de la lesión y eso ha complicado las cosas.

En el fútbol has vivido todo tipo de experiencias. ¿Cómo tomás esta en que te ha tocado pasar lesionado y vivir el descenso a segunda del San Carlos?

En toda edad uno tiene aprendizaje. Gracias a Dios tengo 28 años. De esos años, ya llevo más de 10 jugando. He tenido todo tipo de oportunidades. He vivido de todo y no me quejo de nada. La verdad, Dios me ha puesto en este momento para hacerme más fuerte. A muchos les cuesta salir adelante con los fracasos. Yo he tenido varios y aquí estoy, gracias a Dios, fuerte.

Y eso pese a las críticas constantes que has recibido...

Eso (críticas) habrá siempre. A veces se escuchan, se toman en cuenta y se aprende. Otras veces no, porque a veces te encontrás con algunas críticas de personas que no han construido nada y no es algo coherente. Pero al final, entre todo lo que he vivido, ni me avergüenzo, porque he podido descender, ni me siento agrandado por todas las veces que he sido campeón o lo partidos que he estado en selección. Más bien, me siento un luchador perseverante.
Los fracasos no me han bajado mis pensamientos, mis metas y mi sueños, que son todavía los tengo. Ahora hay otras metas.

Tags:

  • seleccion
  • legionarios

Lee también

Comentarios