Esta es la última entrevista que Aníbal “Maño” Ruiz concedió a EL GRÁFICO

El seleccionador habló con este medio antes del juego de la eliminatoria mundialista ante Canadá en 2016. Bajo su mando, en 1992, la Azul ganó en el país norteamericano.
Enlace copiado
Esta es la última entrevista que Aníbal “Maño” Ruiz concedió a EL GRÁFICO

Esta es la última entrevista que Aníbal “Maño” Ruiz concedió a EL GRÁFICO

Esta es la última entrevista que Aníbal “Maño” Ruiz concedió a EL GRÁFICO

Esta es la última entrevista que Aníbal “Maño” Ruiz concedió a EL GRÁFICO

Esta es la última entrevista que Aníbal “Maño” Ruiz concedió a EL GRÁFICO

Esta es la última entrevista que Aníbal “Maño” Ruiz concedió a EL GRÁFICO

Enlace copiado

Domingo 8 de noviembre de 1992. Vancouver. La selección de El Salvador, comandada en la cancha por Mauricio Cienfuegos y Jorge “Mágico” González, se paró bien y le ganó por 3-2 a Canadá, en un partido con temperatura casi de hielo.

Dos goles de Óscar “Lagarto” Ulloa y uno de Giovani Trigueros alcanzaron para ganar a los de la hoja de arce. Esa es la última victoria de El Salvador en Canadá a escala de selecciones mayores, hasta la fecha. Fue de la mano del técnico uruguayo Aníbal “Maño” Ruiz, quien recordó pasajes de ese compromiso de la eliminatoria de CONCACAF al mundial de Estados Unidos 1994.

¿Qué recuerdos guarda de la victoria por 2-3 contra Canadá el 8 de noviembre de 1992, en Vancouver?

Muchos recuerdos bonitos. Recuerdo los dos goles de Óscar Ulloa para la victoria de 3-2. Ese fue un equipo solidario. Recuerdo que los delanteros iban hasta abajo para marcar. Éramos un equipo aplicado en lo táctico, y esos equipos tienen la mayor posibilidad de conseguir los resultados. Tuvimos una muy buena aplicación táctica. Con lo individual, tuvimos la pelota. Hubo cosas muy buenas, pero rescato la armonía y solidaridad que existía dentro del grupo. Eso fue lo más importante. Me siento feliz de que me recuerden ese partido. Aprovecho para saludar a aquellos jugadores que formaron parte de este plantel. Eternamente agradecido con todos. Me hace mucho bien.

¿Qué piensa de ser el técnico de la última selección salvadoreña que le ganó a Canadá como visitante, en ese juego de 1992?

Me alegra, me satisface. Pero deseo, fervientemente, que rompan esa estadística y ganen en Canadá para el fútbol salvadoreño, al que le deseo lo mejor.

Le dio unos minutos en el segundo tiempo de ese partido a Jorge “Mágico” González ante Canadá en Vancouver. ¿Cuál fue el aporte de Jorge en ese juego?

Jorge era un fenómeno. Fue uno de los mejores jugadores que me tocó dirigir, por su capacidad, pero sobre todo por los valores humanos que tenía. Jorge hizo cosas por la selección de su país que solo un hombre con su integridad y con su capacidad podía hacerlo. Fue un maestro.

¿Recuerda que ese partido se disputó con baja temperatura. ¿Cómo se maneja el clima?

Seguramente el entrenador actual encontrará los medios, pero recuerdo que hacía mucho frío. Casi nevaba. Pero cuando las cosas se hacen con amor y voluntad, salen bien. Ese era un grupo que sabía que jugaba por el prestigio de la selección. No tuve inconveniente por el frío. De repente, no teníamos ropa adecuada de juego, pero sí teníamos el corazón que se necesita.

¿Incide el frío?

Incide indudablemente, así como también incide la altura y el calor. Pero cuando hay deseos de representar a todo un país, le hace a uno superar cualquier adversidad climática que pueda presentarse.

¿Cree que el fútbol ha venido a menos en El Salvador?

No estaría en condiciones para decir eso, porque ignoro lo que ha pasado ahí. Desconozco las dificultades. Sería irrespetuoso si yo emitiera un juicio.

¿Qué opina de que usted llevó a El Salvador a la última fase eliminatoria, pero se encontró con la sorpresa de que a sus espaldas se contrató al brasileño Jorge Vieira para cerrar la eliminatoria?

Son cosas que pasan en el fútbol. Yo quiero acordarme de los buenos momentos que pasé en El Salvador y no de lo malo. Los recuerdo a todos. No quiero nombrar a nadie, porque pueda cometer un error. Tengo un sentimiento especial por la selección de El Salvador. Viví en San Salvador, hubo cosas lindas. Fueron momentos lindos. Le mando saludos a Giovani Trigueros, Carlos Castro Borja y a todos los demás jugadores que tuve. No quiero nombrar porque se me escapa alguno. El entrenador actual encontrará los medios, pero recuerdo que (en 1992) hacía mucho frío. Casi nevaba. Pero cuando las cosas se hacen con amor y voluntad, salen bien. Era un grupo que sabía que jugaba por el prestigio de la selección. Teníamos el corazón que se necesita”.

Tags:

  • anibal ruiz
  • maño
  • seleccion
  • fesfut

Lee también

Comentarios