El Salvador, anulado por Japón en partido amistoso

La selección salvadoreña que se vio frágil en defensa y con pocos argumentos en el ataque ante los japoneses. 2-0 con claridad y triunfo para los nipones.

Enlace copiado
El Salvador, anulado por Japón en partido amistoso

El Salvador, anulado por Japón en partido amistoso

Enlace copiado

La selección de Japón, que solo llevaba un gol en sus últimos tres partidos, desnudó la fragilidad en la defensa salvadoreña y su poca producción ofensiva y venció con claridad por 2-0 este domingo en suelo nipón.

Dos tantos de Nagai fueron suficientes para que este fogueo, de cara a Copa América para los japoneses, y Copa Oro para los salvadoreños, se inclinara del lado asiático y pusiera en relieve la superioridad de los Samurai Blue, que pudieron golear de no ser por las intervenciones de Henry Hernández.

Para la selección de Carlos de los Cobos el amistoso era una ocasión para mostrar sus argumentos futbolísticos en el plano internacional, mientras que para los locales, este juego podía lavar su imagen tras un mediocre 2019 post-Copa de Naciones de Asia (un gane, un empate y una derrota en sus últimos cotejos).

Esta vez el timonel de la Azul decidió mandar en punta al ariete del Bangkok United Nelson Bonilla, escoltado por un mediocampo de cinco piezas, en la que la variante fue la entrada de Monterroza por Mayén.

ASÍ LO VIVIMOS: JAP 2-0 ESA (FINAL)
Los nacionales, hoy con camiseta blanca, salieron con orden en los primeros minutos, aunque la primera ocasión de peligro fue para los locales, que consiguieron un remate en el corazón del área cuscatleca, pero un zaguero la mandó fuera, de rebote.

Y a los cinco minutos, los nipones asustaron, aprovechando una mala salida de Roberto Domínguez, que dejó el balón muy corto al lateral Jonathan Jiménez, quien no llegó al pase y tras un desborde desde su sector y un centro retrasado, Haraguchi voló su tiro desde la frontal del área.

Cuando el reloj marcó los 18 minutos, Japón aprovechó la marca floja de la zaga nacional en un balón al área, y Nagai se zafó de dos marcas y cruzó con un remate potente, ajustado más a la izquierda, y que Hernández no pudo contener.

Solamente un trazo largo de Cerén a Cerén y luego una jugada que acabó en córner tras la intervención de los defensas japoneses fueron los argumentos cuscatlecos en ataque. Pero la pelota se mantuvo sobre todo en la mitad de cancha salvadoreña.

Siempre con dominio de pelota japonés, pero con menor intensidad, el juego se enfrió un poco y El Salvador intentó por las bandas conseguir algún espacio, pero sus esfuerzos culminaban, en buena medida, con pelotazos buscando a Nelson Bonilla. Y a los 32, Kobayashi sacó un riflazo desde fuera del área que pasó cerca del palo derecho de Henry.

Y luego Nagai, espinoso para la defensa salvadoreña, se escurrió en la zona de riesgo y volvió a probar a marco, pero apareció el guardameta nacional para sacarla al tiro de esquina, a los 35. Y un minuto después, Minamino desaprovechó un centro a la testa y conectó con dificultades.

Pero el mismo Nagai se encargó de inclinar aún más la balanza para su selección. El delantero de 30 años aprovechó un pase desde la izquierda y, ante un nuevo cierre tardío de la zaga central, batió a Henry Hernández en su palo derecho.

Pudieron ser más, pero por momentos a Japón le faltó más profundidad o sacar remates más acertados, y así se fueron al descanso, con un dominio claro sobre la escuadra cuscatleca.

SEGUNDA PARTE
Los nipones mantuvieron el asedio sobre la meta de Henry Hernández, de partido activo. De los Cobos mandó a la cancha a Andrés Flores para reforzar la marca y sacó a Monterroza, luego dio entrada a Juan Carlos Portillo por un Jaime Alas que no pudo desbordar en la primera mitad y tuvo que apoyar más en la marca a Jiménez, en banda izquierda.

Japón, con un público animado en las gradas del estadio de Miyagi, movió tres piezas a los 60 minutos. Y finalmente se dio el ingreso de un jugador que los locales esperaban: Takefusa Kubo, una de las nuevas perlas del balompié asiático.

Y con un tramo del encuentro de pocas ocasiones y más intercambios en la posesión, Jonathan Jiménez fue el rematador sorpresa de El Salvador en la única chance de peligro que fabricó la Azul hasta los 65 minutos.

Llegó la tercera sustitución en la escuadra nacional, con la llegada de David Rugamas por un aislado Nelson Bonilla en la zona de ataque.

Y luego fue el turno del minishow de Kubo, primero una acción que partió en banda izquierda salvadoreña y en la que dejó la marca de Jiménez y Domínguez, para sacar un tiro raso y ajustado que fue despejado del área, a los 72.

Dos minutos después, Kubo volvió a desmarcarse en la zona baja nacional, se internó en el área y, para mala suerte del japonés de 18 años, la pelota la despejó la defensa sobre la línea. 

El encuentro culminó con una escuadra japonesa entusiasmada por conseguir el tercero y una selección nacional que apenas consiguió dos córners de forma consecutiva en el ocaso del partido.

FORMACIONES
Así salieron a la cancha del estadio Miyagi, en Sendai, Japón.

Este fue el ambiente previo:

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines