Roberto Hernández: “Quiero darle más alegrías al país”

Roberto Hernández asimiló un mes después la medalla de oro que ganó en Lima. Vio un video y se emocionó, ese mismo sentimiento transmite en esta entrevista donde cuenta lo mejor de su año.

Enlace copiado
Roberto Hernández: “Quiero darle más alegrías al país”

Roberto Hernández: “Quiero darle más alegrías al país”

Enlace copiado

Roberto Hernández vivió un 2019 intenso. La medalla de oro en los Juegos Panamericanos en Lima le dio un impulso enorme en su carrera, dijo. Tocó el cielo y el infierno en cuestión de segundos cuando vio la flecha en la paca, no son antes dudar. Había ganado, hasta ese momento, la segunda medalla de oro panamericana en la historia de El Salvador. Ese sábado 10 de agosto fue y será memorable, lo vivió en el campo de tiro de Villa María del Triunfo con cientos de salvadoreños que vieron en vivo su épica celebración a través de la televisión. 
Este 2020 se perfila como un año movido. Tiene en su calendario copas del mundo, un panamericano, un clasificatorio al Mundial y todas las ganas de volver a subirse al podio. En esta entrevista hace un repaso por lo que fue este año y lo que viene.

¿Qué significo la medalla de Lima?
En mi caso soy campeón centroamericano, centroamericano y del Caribe, entonces culminar con un oro panamericano que, hasta ese momento era la segunda medalla dorada para el país, y además quedar en la historia en tiro con arco como el primer campeón panamericano es uno de los puntos como deportista que mas voy a recordar en mi carrera. Haberlo vivido con todo el apoyo del público de Perú, porque creo que es una de las cosas que me ayudó a ganar, que el público se volcó conmigo y lo principal es que El Salvador vio la final. De una televisora me dijeron que nunca habían tenido estándares de audiencia tan altos para un evento que no fuera fútbol y se notó. La gente en la calle me dice ‘me hiciste socar’, ‘que yuca’, esas cosas me marcaron porque tuve la posibilidad de darle al salvadoreño una alegría y aparte de la que yo tuve también en ese momento.

¿Qué sensaciones vivió tras ganar esa medalla?
La asimilé más tarde, ya en la noche cuando llegamos a la Villa (de Atletas)… ahí si se me salieron las lágrimas porque me di cuenta de todo. Empecé a reaccionar con el teléfono y los mensajes (que le enviaron) y comencé a darme cuenta que habíamos hecho historia, los que habíamos hecho de ese día algo especial que esperemos se repita. Pues me siento agradecido que todo saliera bien. Las posibilidades en tiro con arco de que en un match todo salga tal cual el plan son bien complicadas. Y ese día salió todo, todo, apegado al plan. Todavía hace poco me decía un entrenador en México, que es hermano de mi mejor amiga, que él sabía cuál era el plan de la competencia, sabía que yo tenía que llevar tres puntos adelante a la ultima flecha y llevarle tres puntos adelante al número uno del mundo no era fácil, o sea, que todo eso saliera es indescriptible… saber que todo lo que planificaste un año antes saliera al cien por ciento.

¿Ha visto fotos y videos de cuándo ganó la medalla? ¿Qué siente?
Sí. Curiosamente, vi el video varias veces a las dos semanas que ya estaba acá (en El Salvador)… caí en cuenta que estaba en internet. Hice incluso unas presentaciones utilizando el video en algunos colegios, pero fue hasta un mes después que lo vi bien y se me salieron las lágrimas, tomé más detalle, a ver qué fue lo que hice en toda la celebración y hasta lo hablé con mi psicóloga y me dijo que hasta esa fecha había salido de ese estado en el que había entrado. Te preparaste tanto, me dijo, que no te pegaban las sensaciones, ahora lograste eso, tenés fuera el estrés y ahora lo ves (el video) y te vas a erizar… y eso es exactamente lo que me pasó.

¿Cómo evalúa su año deportivo?
Pues increíble, es la única palabra que puedo utilizar. Agradecido con Dios que me haya dado la oportunidad de cumplir casi todo lo que quería. Creo que se me quedó afuera llegar a la final de la Copa del Mundo, pero es un reto que tengo para el otro año. No me puedo quejar, ganar la medalla de Lima, igualar un récord mundial, medalla mundial, ser atleta del año y, de paso, demostrarme a mí mismo que soy bueno en muchas facetas del tiro con arco como el bajo techo, que tenía miedo de hacerlo, pues no puedo pedir más.

¿Lo único pendiente fue la medalla de la Copa del Mundo?
Sí. Es la segunda vez que quedo empatado y tercera vez que quedo a un espacio de entrar, siempre estoy ahí. Estar entre los mejores siete del mundo no es fácil en la Copa, pero también no puedo desmeritar ese resultado. Estoy feliz con la temporada que tuve.

¿Qué piensa del apoyo que tuvo del público tras la medalla de Lima?
Es increíble. Me sorprende que tengo la posibilidad de recibir apoyo de gente muy humilde, de gente del pueblo, de gente que está muy metida en el deporte, de la clase política... Sabe, creo que ahí se vio reflejado que el deporte une a las personas, y que no importaba quién fuera (el que ganara), la gente se sintió orgullosa en ese momento, de lo que se logró. He sentido ese aprecio… de repente voy en la calle y la gente me grita ‘hey, campeón, gracias, estoy orgulloso’, en cualquier lugar la gente me da las gracias. Yo hasta cierto punto me siento incómodo porque siento que no es algo que hay que agradecer, yo lo hago con mucho gusto, es lo que hago día a día por el deporte, y soy yo el que les debería de agradecer por el apoyo que me dieron y por ese soporte que me dieron en el momento que lo necesité.

¿Qué le diría a los niños que lo admiran?
Tenemos a los niños del curso de verano (en la federación de tiro con arco) y la maestra me dijo ‘mire, tengo una lista de niños que quieren una foto con usted’. Me sorprende que un niño se me acerque y me diga que me admira, que me sigue, que sepa que estuve en Luxemburgo, que estén tan atentos y metidos en mi carrera. Mire, es una responsabilidad para mí ser una figura para los niños, pero siempre que tengo la posibilidad de darle un mensaje les digo que no se rindan, que lo intenten, que sigan luchando. Yo empecé desde pequeño (haciendo deporte), no tiro con arco, pero con la intención de dar algo por el país. Claro, muchos años después lo estoy logrando y es por pura perseverancia.

¿Cuál es su deseo de Navidad para los salvadoreños?
Que disfruten en familia, con sus seres queridos, se trata de un momento de reflexión. Mi familia es muy pequeña y tengo a mi hermano y su esposa que no viven en el país y cada vez que tenemos la posibilidad de estar juntos, lo disfrutamos mucho, pasamos momentos muy buenos. Creo que esa debe ser la misión principal del año siguiente, recapitular todo lo que sucedió en el año y dar gracias por todo lo que pasó.

¿Cuáles son sus metas para el próximo año?
Primero Dios quiero continuar dándole gloria al país, dar lo mejor por el país, poner en alto el nombre de El Salvador. Como deportista, uno de los mayores temores que uno puede tener, es no poder seguir dando su máximo nivel, entonces mi intención es mantenerme en preparación constante para que el salvadoreño se sienta orgulloso de lo que hacemos por ellos.
 

Tags:

  • Roberto Hernández
  • Tiro con arco

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines