Migueleño es uno de los máximos exponentes del taekwondo a nivel regional

Amílcar Larreynaga ganó una medalla de plata en los más recientes Juegos del CODICADER y hoy cuenta una parte de su vida en el deporte.
Enlace copiado
Migueleño es uno de los máximos exponentes del taekwondo a nivel regional

Migueleño es uno de los máximos exponentes del taekwondo a nivel regional

Migueleño es uno de los máximos exponentes del taekwondo a nivel regional

Migueleño es uno de los máximos exponentes del taekwondo a nivel regional

Migueleño es uno de los máximos exponentes del taekwondo a nivel regional

Migueleño es uno de los máximos exponentes del taekwondo a nivel regional

Migueleño es uno de los máximos exponentes del taekwondo a nivel regional

Migueleño es uno de los máximos exponentes del taekwondo a nivel regional

Migueleño es uno de los máximos exponentes del taekwondo a nivel regional

Migueleño es uno de los máximos exponentes del taekwondo a nivel regional

Enlace copiado
“Mi historia es muy peculiar, porque al principio no me gustaba ir a los entrenos de taekwondo, me parecía muy aburrido”. Así comienza Amílcar Larreynaga su historia relacionada al mundo del deporte, sin imaginar que ese desganó con el que comenzó en la disciplina se convertiría después en un talento que le llevaría incluso a ganar una medalla de plata a nivel centroamericano.

Amílcar es oriundo de San Miguel y llegó al deporte de las patadas porque su madre y su tía le instaban a que practicara la disciplina.

"Esto fue como herencia familiar. Deseábamos que así como su tía, él también pudiera cosechar victorias", enfatizó Yamileth Pérez, madre del deportista. Amilcar, nunca se imaginó lo que este deporte le tenía preparado. Le esperaban muchas medallas, trofeos y una diversidad de reconocimientos que ahora le ponen como un referente nacional y una promesa regional.

Comenzó con el taekwondo a los 9 años de edad. Al principio parecía una obligación por parte de su madre, pero con el tiempo se convirtió en algo más que un pasatiempo y ahora era su pasión. "Si me dieran a escoger un deporte, escogería taekwondo, sobre todos los demás", declara hoy.

Su dedicación le ha llevado a ganar 14 trofeos e incontables medallas, a nivel nacional, en modalidad infantil y estudiantil.



BRILLÓ EN HONDURAS
Siendo el campeón de los Juegos Estudiantiles Nacionales 2017, tuvo la oportunidad de representar a El Salvador en los Juegos del CODICADER que se realizaron en agosto, en Tegucigalpa, Honduras.

Amílcar se entrenó fuerte por meses en la escuela Pumas, en donde su tía es la maestra. Fue exigido al máximo, porque representaría tanto a San Miguel como al país entero.

"Creían en mí y eso me ponía más nervioso, tenía miedo de fallar. Nunca imaginé llegar a un CODICADER", confesó Larreynaga.

Peleó contra el representante de Honduras y lo venció. Luego disputó la medalla de oro ante el representante de Panamá y perdió por poco, 12 a 14, por lo que obtuvo una medalla de plata.



Ahora su sueño es formar parte de la selección nacional de taekwondo y seguir compitiendo para El Salvador a nivel internacional.

Tags:

  • amilcar larreynaga
  • otros deportes
  • gama nacional
  • taekwondo

Lee también

Comentarios