Loading...

Madres y deportistas: las historias de Zulia Menjívar y Georgina Cruz

La futbolista y la karateca hablaron de cómo combinan el deporte con la maternidad.

Enlace copiado
Madres y deportistas: las historias de Zulia Menjívar y Georgina Cruz

Madres y deportistas: las historias de Zulia Menjívar y Georgina Cruz Fotos: Javier Aparicio y Carlos Cárdenas.

Enlace copiado

Luego del entreno en el Complejo Deportivo de La Sultana, en Antiguo Cuscatlán, Zulia Menjívar, jugadora de FAS, descansa al lado de sus dos hijas, Ale y Emma. Cuando las niñas ven una pelota no pueden evitar tomarla y dar un par de pases con su mamá.

Yo quiero ser como tú, mami”, le dijo Ale a Zulia, quien no pudo evitar una leve sonrisa.

Georgina Cruz está casi lista para empezar el entreno. Ese día llegó su hija, Helen Galán a la Villa Centroamericana a hacer su práctica diaria. Ambas comparten la pasión por el karate.

Georgina es entrenadora de Helen, su hija de 18 años. Dentro del tatami no hay diferencias, es una atleta más; fuera de ahí, es una madre amorosa. Pero separar esos dos roles no es fácil.

Georgina Cruz entrena su hija Helen Galan para sus competiciones. Foto: Carlos Cárdenas.

Lo que Zulia y Georgina tienen en común, además de ser madres, es la pasión y la dedicación que sienten por el deporte y su familia. Ambas coincidieron que compaginar sus roles no es fácil, pero se han adaptado.

Zulia es entrenadora de un equipo juvenil femenino en la categoría sub-16, trabajo que combina con los entrenos matutinos con FAS, sin dejar de lado la crianza de sus hijas.

Georgina fue atleta por 17 años, pero hace cinco tomó la decisión más difícil de su carrera: dejar de competir para convertirse en entrenadora.

Ser mamá, atleta y entrenadora es un trabajo a tiempo completo. La clave, dijeron, es saber cuándo termina uno y empieza el otro.

Probablemente se hizo algo mal en el entreno y nos los llevamos a la casa... es difícil, cuesta (separar los roles), pero al final ambas nos damos cuenta que no debe ser así”, dijo Georgina.

Ale y Emma, hijas de Zulia, tienen 8 y tres años. Ale estuvo en una academia de fútbol, pero ahora prefiere el baile, aunque su mamá dice que de nuevo ha vuelto “la espinita” de la pelota.

A mí me encantaría que ellas jugaran al fútbol. Yo ya quisiera andar viendo sus partidos... quizás sería más exigente, como soy futbolista. Igual, si no quieren jugar, las apoyaré en lo que ellas decidan”, dijo Zulia.

Zulia Menjívar, jugadora de FAS, al lado de sus dos hijas, Ale y Emma. Foto: Javier Aparicio.

APOYO Y AMOR
Zulia y Georgina definen su día a día como “difícil”, en el sentido que en medio de los entrenos y el trabajo hay responsabilidades que cumplir en el hogar junto a sus respectivas parejas.

Levantarse temprano es ley en la casa de Zulia para llegar temprano al entrenamiento. Donde Georgina la cosa no cambia, máxime cuando Helen entrena temprano por sus clases en la universidad.

En todo ese ir y venir están los quehaceres en el hogar, tareas que se dividen, dijeron ambas, para salir con el día a día.

“Cuando yo estoy entrenando mi esposo cuida a las niñas y viceversa. Nos dividimos, la ventaja es que él también es futbolista y el tiempo nos da para salir con todo”, aseguró Zulia.

“En la casa ella ayuda con las tareas, nunca he tenido problemas con Helen en ese sentido. Nos apoyamos como familia”, dijo por su lado Georgina, cuyo esposo, Carlos Galán, es seleccionado nacional de karate.

Mientras Zulia espera que el fútbol termine de enamorar a sus hijas, Georgina no puede evitar la emoción cuando Helen compite. Los nervios la matan.

“Disfruto esta etapa (como entrenadora) porque cada vez que ella se cuelga una medalla lo disfruto al doble. Como entrenadora y como mamá me siento doblemente orgullosa”, afirmó.

Para estas dos mujeres no se trata de hacer sacrificios por sus hijos, sino en apoyarlos en todo sentido con mucho amor.

Tags:

  • Zulia Menjívar
  • FAS
  • Georgina Cruz
  • Karate

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines