Fórmula 1: Lewis Hamilton, un récord en el nombre del padre, el ídolo y el amigo

El reinado del Káiser cayó después de 19 años y 353 carreras. El registro que parecía eterno se desvaneció frente a los logros del piloto que heredó su butaca en Mercedes. 

Enlace copiado
Fórmula 1: Lewis Hamilton, un récord en el nombre del padre, el ídolo y el amigo

Fórmula 1: Lewis Hamilton, un récord en el nombre del padre, el ídolo y el amigo

Enlace copiado

Los números agigantan la figura y alimentan la leyenda. Las marcas se rinden ante Lewis Hamilton, que en el Gran Premio de Portugal reescribió la historia de la Fórmula 1: el británico marcó el triunfo 92 y quebró el récord de Michael Schumacher. El reinado del Káiser cayó después de 19 años y 353 carreras.

El registro que parecía eterno se desvaneció frente a los logros del piloto que heredó su butaca en Mercedes y ahora domina el Gran Circo como en el pasado lo hizo el alemán con Ferrari. Hamilton y Mercedes, una sociedad que roza la perfección y que se encamina a construir nuevas figuras: la séptima corona es la siguiente meta para quien se convirtió en el primer ganador en Portimao y firmó su octavo éxito en 12 fechas en 2020.

Un triunfo sencillo en el cronómetro, por una diferencia demoledora de 25,592 segundos sobre su compañero de equipo, Valtteri Bottas. Una victoria que refleja el talento para administrar al mejor auto del parque: el británico no se desesperó cuando en los primeros movimientos cayó desde la pole hasta el tercer puesto. 

Con el mismo elemento y con compuestos de neumáticos similares, la diferencia entre los pilotos de Mercedes se evidenció en la marcha: Bottas, al frente, con aire limpio destruyó las gomas; Hamilton, sin la ventaja del finlandés, las tenía intactas y cuando se decidió a atacar se convirtió en inalcanzable.

El resto es historia conocida y las comunicaciones por radio con su ingeniero Peter Bonnington, el único motivo que generó una mínima incertidumbre, como cuando señaló que tenía calambres en una pierna. Ese contratiempo físico, sin embargo, no le impidió marcar de modo consecutivo el récord de vuelta.

"Es un deporte muy físico y llegué a tener un tirón en mi gemelo derecho, aunque no llegó a ser tremendamente doloroso fue muy molesto. Pero no podía levantar", aseguró, quien antes de la ceremonia de premiación le indicó a Angela Cullen, su asistente, entrenadora y fisioterapeuta, la pierna afectada.

"Me va a llevar un tiempo asimilar este número de victorias, todavía estoy en modo carrera. No puedo encontrar las palabras ahora mismo. Solo en un sueño podía pensar en donde estoy, no tenía una bola de cristal cuando me uní a este equipo. Y que estén mi padre, mi madrastra y Roscoe [su perro] es una suerte", relató sobre las sensaciones que lo invadieron al cruzar la meta y la presencia de seres queridos y la inseparable mascota en un día que se convirtió en histórico.

El abrazo emocionado con su padre Anthony, que registró cada detalle durante la ceremonia de premiación, una relación que tras un largo distanciamiento se reconstruyó de modo progresivo, un valor sentimental agregado a la cadena de éxitos, que en Portugal incluyó un nuevo hat-trick: ganar con la vuelta más rápida de la carrera y la pole.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines