El tenis argentino apuesta por un protocolo de salud para volver a las pistas

El tenis, como principales argumentos, presentó que naturalmente respeta la distancia recomendada por los Organismos de la Salud, se desarrolla mayoritariamente en espacios abiertos y sin roce ni contacto necesario entre quienes lo practican.

Enlace copiado
El tenis argentino apuesta por un protocolo de salud para volver a las pistas

El tenis argentino apuesta por un protocolo de salud para volver a las pistas

Enlace copiado

En línea con las pautas de la Federación Internacional de Tenis (ITF) en colaboración con la ATP y WTA, la Asociación Argentina de Tenis (AAT) presentó ante el Ministerio de Turismo y Deporte un protocolo de salud para transformarse en la primera disciplina en volver a la actividad en el contexto de la pandemia global del coronavirus.

El tenis, como principales argumentos, presentó que naturalmente respeta la distancia recomendada por los Organismos de la Salud, se desarrolla mayoritariamente en espacios abiertos y sin roce ni contacto necesario entre quienes lo practican, además “de aportar beneficios positivos para la salud”.

Es por eso que el presidente de la AAT, el exjugador Agustín Calleri, encomendó la tarea de elaborar un protocolo que impulse el regreso a la actividad cuando las condiciones lo permitan, atendiendo en paralelo la problemática que atraviesan clubes, federaciones, profesores de tenis, pistas de alquiler, jugadores y los diferentes actores vinculados a la práctica de este deporte. 

La AAT, que el 2 de septiembre de 2021 cumplirá su primer centenario de vida, cuenta actualmente con 142 entidades afiliadas, 47 adherentes y 27 federaciones para un total de 3.304 pistas registradas en toda la geografía del país y más de dos millones de personas con un vínculo aficionado o profesional con el tenis.

Con un último registro de cerca de 10 mil jugadores que disputan las diferentes competencias oficiales de la AAT en todos los circuitos: menores, interclubes, profesionales, seniors y aficionados.

“El tenis ocupa en nuestro país un lugar muy importante. A nivel social es el segundo o tercer deporte en Argentina en cantidad de personas que lo practican. Y además cuenta con un amplitud de edad para su práctica porque se puede hacer desde muy chiquito hasta los 85 o 90 años... para toda la vida. Es un deporte muy saludable que requiere el uso de todo el cuerpo y resulta muy bueno como deporte social”, le comentó a EFE, Agustín Calleri, presidente de la AAT desde 2018.

“Argentina tiene mucha tradición en el tenis con grandes jugadores y jugadoras. Por eso este país siempre va a tener un semillero en la generación de jugadores tanto profesionales como sociales, ya que tiene fuertes arraigos culturales como el fútbol o el baloncesto”, completó el exjugador cordobés que en su época como profesional cosechó dos títulos en individuales (Acapulco 2003 y Kitzbuhel 2006) y tres como doblista, y cuya mejor clasificación fue 52º del mundo en 2008.

El protocolo de salud de la AAT, del que participaron en su elaboración la doctora Alejandra Hintze y el licenciado en kinesiología Diego Rivas sentencia que no se autorizará la práctica en canchas techadas, que la práctica del tenis deberá desarrollarse sólo en individuales, sin público presente ni aglomeración de personas en las tribunas y, además, se plantea remover el saludo característico de "darse la mano" al finalizar el encuentro o bien será reemplazado por nuevas modalidades (por ejemplo, "chocar las raquetas").

Además se recomienda una completa desinfección con productos y normas homologadas bajo criterio de cada club y sus sistemas de mantenimiento y limpieza. Por lo tanto, el turno de asignación de pista será de 60 minutos, pero el tiempo de juego será de 45 minutos, destinando un período de 15 minutos a higienizar la pista y el material utilizado.

En este desglose de algunos puntos principales de este protocolo se destaca que se utilizarán un máximo de seis pelotas preferentemente nuevas, o en su defecto, previamente desinfectadas, y que cada jugador tocará con sus manos únicamente las tres pelotas identificadas con una marca propia.

Asimismo, cada tenista deberá contar con un kit de higiene personal (jabón, alcohol en gel, toalla) y se alienta la utilización de barbijos y/o tapabocas.

En relación a las expectativas del deporte con este protocolo, Martín Vasallo Arguello, ex tenista y actual Director Ejecutivo de la Asociación Argentina de Tenis le relató a EFE: “Estamos a la expectativa de que las autoridades nacionales comuniquen la flexibilización de las medidas de prevención y aislamiento. Nos estamos preparando con tiempo para cuando ello suceda y entendemos que, por las características de nuestro deporte, podríamos ser uno de los primeros en volver. Hemos puesto a disposición todo el equipo médico, legal y técnico de la AAT para tener preparado este protocolo para darle herramientas a aficionados y profesionales del tenis”.

La presentación de este protocolo fue por parte de las autoridades encabezadas por Calleri y Mariano Zabaleta, vicepresidente de la entidad, ante el Ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens.

“Luego de activar el protocolo médico ahora dependemos de las autorizaciones de Presidencia (y sus respectivos ministros), Gobernadores e Intendentes para abrir. Con este protocolo para que la gente se cuide vamos a insistir para hacer torneos bien regionales y luego, con los desplazamientos autorizados, realizar torneos nacionales para todas las categorías”, expresó Zabaleta.

Por último, Franco Squilari, extenista y actual director de Desarrollo de la Asociación, manifestó: “El protocolo genera bastante expectativa e ilusión porque el tenis se juega manteniendo una distancia razonable y que genera pocas posibilidades de contagio. Ahora nos queda esperar los tiempos que estipule el Gobierno y apenas pueda tomar una resolución estar listos para volver”.

A nivel profesional, Argentina pudo cumplir con sus dos torneos del calendario ATP con el Abierto de Córdoba y el Abierto de Buenos Aires en febrero en la temporada temprana de tierra batida y no posee una fecha en el circuito femenino de la WTA.

Ante la consulta de EFE, los organizadores de estos dos certámenes manifestaron que esperan que para las ediciones 2021 de los mismos la pandemia global esté controlada y puedan desarrollarse de forma normal, aunque siguen de cerca la evolución de la misma y las decisiones que toman tanto la Federación Internacional, ATP y WTA como el Gobierno argentino y la AAT a nivel local.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines