De nadar en una quebrada, a competir a nivel nacional

Su talento para la natación lo descubrió a los 6 años. Hoy es nadador profesional y también soccorrista. La inspiradora historia de Franklin Joya.
Enlace copiado
De nadar en una quebrada, a competir a nivel nacional

De nadar en una quebrada, a competir a nivel nacional

De nadar en una quebrada, a competir a nivel nacional

De nadar en una quebrada, a competir a nivel nacional

De nadar en una quebrada, a competir a nivel nacional

De nadar en una quebrada, a competir a nivel nacional

De nadar en una quebrada, a competir a nivel nacional

De nadar en una quebrada, a competir a nivel nacional

Enlace copiado
Para muchas personas la natación es solamente un deporte o un pasatiempo que sirve para relajarse; para otros, en cambio, aprender a nadar surge como una necesidad y ese es el caso de Franklin Edenilson Joya Arriaza, un joven al que su pasió por este deporte le ha llevado a situaciones que pocas veces imaginó.

Franklin aprendió a nadar de una forma muy peculiar. En nuestro país, especialmente en las zonas rurales, muchas mujeres acostumbran ir a los ríos o quebradas a lavar la ropa y en la mayoría de ocasiones son acompañadas por niños, quienes aprovechan el tiempo para realizar juegos como “la búsqueda del tesoro”, “escondelero” o “landa”. Así fue como a los 6 años él dio el salto al agua por primera vez.



Originario del Cantón Cacahuatalejo, San Francisco Gotera, Morazán, Fraklin recuerda haber aprendido a nadar en la “Quebrada Grande” de su localidad, lugar al que acompañaba a sus primas a lavar.

De esa forma trascurrió su infancia y fue desarrollándose en la natación de manera autodidacta, sin imaginar que llegaría a competir a nivel nacional.

A NIVEL COMPETITIVO
En el año 2015 comenzó a cursar el profesorado en educación física y deportes en la Universidad de Oriente (UNIVO), beneficiado con una beca. Seguía nadando en sus ratos libres, pero sus estudios le abrieron la puerta a otras modalidades que él desconocía.

"A pesar de poder nadar muy bien yo no tenía los conocimientos deportivos sobre natación, lo que requería para competir. Un compañero me dijo que podía incorporarme a los entrenamientos de la selección de la universidad y así fue como di el salto para competir", contó Franklin, ahora de 25 años de edad.

Su talento convenció al entrenador, Carlos Jurado y a pesar del poco tiempo que tenía de entrenar logró entrar en la nómina que compitió en los juegos de la Asociación Deportiva Universitaria Salvadoreña (ADUSAL) de 2015, alcanzando un cuarto lugar en la prueba de 200 metros.

El año pasado participó en las pruebas clasificatorias para los Juegos Universitarios de Venezuela y donde quedó en la tercera posición, con un registro de 36 segundos en 50 metros. A pesar de ser una buena marca, no le alcanzó para avanzar a la siguiente fase.

Lejos de desanimarlo, esas pruebas le permitieron descubrir una nueva fortaleza, pues hoy está convencido que en el estilo mariposa es su modalidad más fuerte, por lo que entreno tras entreno se prepara al máximo para mejorar esa marca.

CUIDAR VIDAS, SU OTRA FACETA
Sus compañeros y docentes describen a Franklin como un joven aplicado en sus responsabilidades académicas, humilde, generoso, con una gran fe y muy solidario con las demás personas.

Muestra de ello es que Franklin además presta servicio como guardavida de la Cruz Roja en la seccional de San Miguel. “Saber que en mis manos está la vida de una persona y que gracias a mis habilidades puedo ayudar, es una gran satisfacción”, asegura.

El año pasado inclusi viajó a Polonia para participar en la “Jornada Mundial de la Juventud 2016”, una experiencia que valora como un tesoro, pues nunca se imaginó que aquel niño que empezó nadando en una quebrada llegaría tan lejos.

“Todo el sacrificio económico y el haber tenido que hacer escala en Panamá, Holanda y Republica Checa sin duda valió la pena, fue una gran bendición” concluyó.

Tags:

  • otros deportes
  • gama nacional
  • natacion

Lee también

Comentarios