Loading...

Así fue la llegada de Alfa Karina Arrué a El Salvador

Con una gran alegría, y rodeada de sus seres queridos, Alfa Karina Arrué regresó a su país tras convertirse en la primera salvadoreña en subir hasta la cima del monte Everest.

Enlace copiado
Así fue la llegada de Alfa Karina Arrué a El Salvador

Así fue la llegada de Alfa Karina Arrué a El Salvador Foto: Julio Umaña.

Enlace copiado

Visiblemente emocionada y con una gran sonrisa, así llegó la montañista Alfa Karina Arrué de regreso a su casa, El Salvador, tras lograr una hazaña histórica: ser la primera persona de su nación en llegar hasta la cima del monte Everest, el pico más alto del planeta Tierra.

Cuando una persona consigue una hazaña histórica de tal magnitud, no hay nada ni nadie que pueda quitarle la satisfacción de haber conseguido ese logro.

Tras su regreso desde Nepal a El Salvador, nada le quitaba su sonrisa a Alfa, ni el cansancio de soportar un regreso de cuatro días, ni el cambio radical de clima frío al cálido, ni el ajetreo de la logística de la agenda que la esperaba en su llegada al país, nada le borró su sonrisa. 

Alfa Karina partió del país el 30 de marzo de marzo con un sueño que quería cumplir desde hace años: llegar a la cima del Everest, misión que se le negó el año anterior, pero que ahora logró tras más de un mes de expedición. 

Su retorno fue largo, partió de Katmandú, Nepal, el pasado jueves, luego hizo escala en Doha, Catar, para salir rumbo a Miami, EUA, ciudad donde se quedó una noche y retornó a El Salvador este lunes. 

El vuelo en el que viajaba llegó al aeropuerto a las 11:05 de la mañana, y cuando la montañista llegó al país fue recibida por sus familiares con un ramo de rosas, todo era alegría en la sala VIP, sus padres Héctor Valle y Raquel de Valle estaban más que orgullosos de ver a Alfa Karina tras conquistar la Tierra, pero sobre todo estaban felices porque regresó sana y salva a casa. También los acompañó Andrea Crisol, la hija de Alfa, y otros seres queridos.

Una hora después,la montañista salió de la sala VIP y saludó a los miembros de la prensa que habían llegado a reportar su regreso al país. Para saludar a los periodistas, Arrué sacó la bandera de El Salvador de su equipaje, la misma bandera que estuvo en lo más alto del Everest, una bandera que fue testigo de todos los sacrificios que la montañista tuvo que hacer para concretar su misión.

Sobre el haber superado este reto, Alfa Karina dio unas breves impresiones tras aterrizar en tierras cuscatlecas. “(Fue) Difícil, súper difícil, pero estoy súper feliz de estar acá de vuelta”, expresaba Arrué con una alegría enorme, mientras se dirigía a abordar el transporte que le brindó el INDES.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines