Loading...

Alfa Karina luchó durante siete años para vencer al Everest

En 2015, la montañista Alfa Karina Arrué se propuso ser la primera salvadoreña en llegar a la cima del Everest y lo logro.

Enlace copiado
Alfa Karina luchó durante siete años para vencer al Everest

Alfa Karina luchó durante siete años para vencer al Everest

Enlace copiado

Arrué se ha preparado durante más de seis años. Desde aquel día que decidió despojarse de su carga emocional y se comprometió con ella misma a dar lo mejor en cada montaña, su objetivo de subir la cumbre más alta del mundo fue más clara.

El Monte Everest ha sido denominado como “El techo del cielo”, ya que con sus 8,849 metros sobre el nivel del mar es considerada la montaña más alta del mundo y pertenece al exclusivo listado “Las 14 ochomil”, en el que figuran todas las cumbres que miden más de ocho mil metros.

Hasta la fecha hay registro de que cinco salvadoreños ya lo intentaron: Camila Palomo, Connie Sol y Adriana Sol en 2018, mientras que Liss Nieto y Eduardo Nieto trataron en 2019, sin embargo, ellos solo lograron llegar al Campo Base Sur del Monte Everest (5,364 msnm) en Nepal, en donde se puede tener acceso haciendo trekking turístico, sin necesidad de un permiso de montañista profesional.

Es por ello que Arrué, quien anunció en 2015 que sería la primera salvadoreña en intentar subir a la cumbre del Monte Everest, quiere hacer historia e ingresar al selecto grupo de mujeres que han logrado llegar a la cima del Everest.

“El montañismo me ha generado retos y eso ha hecho que me esfuerce mucho más, en relación a los demás deportes que practiqué. Sé que todos los deportes necesitan disciplina y esfuerzo, pero particularmente este, por las condiciones en que lo inicié y de dónde me sacó, me enamoró”, expresa Karina.

Para Arrué, el Everest se ha convertido en un reto personal que ha requerido de más de seis años de sacrificio, persistencia, mucho trabajo de acondicionamiento físico y mucha fortaleza mental.

En esa etapa de preparación Alfa Karina ha ascendido cumbres importantes de América, como: el Cerro Aconcagua, en Argentina (6,982 msnm), el Volcán Chimborazo, en Ecuador (6,268 msnm), el Nevado Pisco, en Perú (5,752 msnm). Además, ha subido en ocho ocasiones el Volcán Citlaltépetl, en México (5,650 msnm).

“De los 14 ochomil, el Everest es un hito. Si logras hacer esta cumbre, entonces estás seguro de que podés hacer los otros que son más bajos que el Everest. Eso sí, no significa que sean más fáciles, porque son más técnicos, pero las condiciones que se enfrentan en la cumbre del Everest lo hacen ser el más difícil", explicó Arrué.

Previo a su viaje, Arrué realizó una serie de entrenamientos para llegar en óptimas condiciones al reto que le espera en Nepal, ya que conoce a la perfección aquellos aspectos que debía fortalecer para poder coronar la cima del Everest.

De esa forma, la montañista realizó ascensos técnicos y escaladas en hilo en Bolivia y Ecuador; luego viajó a Chile para ascender el Volcán Ojos del Salado (el más alto del mundo), realizó los retos en Cerro el Brujo y el volcán Ilamatepec acá en El Salvador; en México y Chile trabajó la resistencia física, y culminó su preparación en Colombia trabajando la fuerza y resistencia.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines