Waldemar Acosta: "Mi intención es intentar brillar en el Iztapa"

El atacante de origen uruguayo firmó por fin su finiquito que lo desvincula de Águila quien no contaría con él para el Apertura 2020 y firmará por un año con el equipo camaronero del departamento de Escuintla de la Liga Nacional de Guatemala.

Enlace copiado
Waldemar Acosta:

Waldemar Acosta: "Mi intención es intentar brillar en el Iztapa"

Enlace copiado

La amarga novela del uruguayo Waldemar Jesús Acosta que vivió en la interna de Águila ha tocado su fin luego que el atacante rosarino de 33 años conversara personalmente un par de semanas atrás con el vicepresidente de Águila, Alejandro González y aceptara en buenos términos el hecho que el equipo naranja y negro no contaría con sus servicios para el Apertura 2020 y alcanzar al final un arreglo para rescindir su contrato deportivo que vencía en diciembre próximo y que le ha permitido llegar a un arreglo con el Deportivo Iztapa de Guatemala .

"Hace dos semanas me rescindieron el contrato, creo que fue el 8 de este mes y a partir de allí comenzamos a movernos porque no había muchas opciones para jugar acá y la movilización de irme a Uruguay estaba complicada y no entraba en mis planes, en eso estábamos cuando surgió la posibilidad de ir a jugar con el Iztapa", reconoció el atacante charrúa quien mantenía su esperanza de hacer valer su contrato con los emplumados por allí seguía pendiente de poder jugar con Águila.

"Acepté firmar el finiquito porque por allí mi temor era que llegáramos hasta diciembre y que al final mi contrato finalizara y me quedara sin jugar los últimos meses del año, me parece que no habría sido lo correcto", respondió Acosta a las consultas de Deportes LPG.

El delantero sudamericano quien llegó a las filas aguiluchas para el torneo Apertura 2018 confesó que desistió de su postura de hacer respetar su contrato vigente porque ha sido un proceso desgastante, con mucho estrés por la pandemia que se vive en el país y porque su familia es el tema primordial de su carrera.

"Al principio me mantenía firme en mi postura, creo que era lo más justo pero platicamos con Alejandro (González), pude hablar con él porque me enteré por terceras personas de esa reunión que sostuvo con el plantel del equipo ya que no me habían avisado, pregunté si nos podíamos reunir, él accedió y hablamos ya con franqueza donde me indicó que no estaba en los planes del nuevo técnico, por lo que acordamos que hablaría con mi representante para poder pensar en mi futuro porque el panorama era difícil", admitió el goleador de origen uruguayo.

"Mi idea nunca fue irme de Águila con contrato activo, lastimosamente se debió tomar este camino, llegar a un acuerdo mutuo pese a que nunca la dirigencia de Águila habló con mi representante sobre el tema. Al final la decisión de irme fue mía por lo que debí sacrificar una parte económica que me correspondía por contrato para poder firmar el finiquito hace ya 20 días", externó el jugador sureño.

SU MIRADA HACIA GUATEMALA

Waldemar Acosta confirmó que aún no tiene una fecha precisa para viajar junto a su esposa e hijos hacia la ciudad de Iztapa para ponerse a las órdenes del técnico argentino Ramiro Cepeda.

"Todavía no sé cuándo me iré para Guatemala, hay papeleos que debo hacer para poder viajar con mi esposa y mis hijos, son cosas que debemos lograr para poder cruzar la frontera, dependo mucho de las fechas de mis papeles, no sé si será para esta semana o sería la próxima, como puede demorar puede salir en esta semana", admitió el atacante uruguayo quien anotó 24 goles en 50 partidos con el plantel naranja y negro en dos etapas.

Sobre su adaptación al equipo rojo y azul, Acosta aseguró que "estamos trabajando a través de la aplicación de Zoom junto a Josué Odir Flores la parte física ya que será parte también de mi nuevo club para el nuevo torneo en Guatemala y esperamos que la liga en Guatemala comience a entrenar la próxima semana y el torneo entre el 28 y 29 de agosto", aseguró el futbolista sudamericano quien apenas anotó un gol en los 10 partidos que disputó con los migueleños en el torneo anterior.

El ahora ex atacante de los aguiluchos adelantó que "la semana que viene será el hisopado para todos los equipos en Guatemala, mi idea es llegar a tiempo para esa etapa pero debo esperar mis papeles para viajar", remarcó el ex jugador del Deportivo Guabirá de Bolivia quien explicó de qué forma alcanzó el acuerdo con el equipo guatemalteco.

"Mi representante tuvo el contacto con Iztapa, me mostró esa posibilidad, me interesó el plantel y el cuerpo técnico, fue una propuesta interesante y decidimos aceptarla ya que prácticamente las puertas para poder jugar en El Salvador no se pudo, sí hubo un par de equipos que nos ofrecieron llegar pero como no tenía claro mi situación contractual no se llegó a un punto de conversación con nadie", admitió.

Acosta asegura que su reto personal en Guatemala es enorme ya que mi intención particular era seguir jugando fuera de su natal Uruguay.

"La llega en Guatemala es un reto importante, son cosas complicadas y llegaré con mucho positivismo, son torneos complicados pero hay que pensar bien, siempre he intentado dejar todo, sudar la camiseta con los equipos en que he jugado y espero que los resultados y las cosas me acompañen y esté a la altura de mi fútbol, que lleguen los goles que es mi carta de presentación, en verdad deseo brillar en el Iztapa", reflexionó. "Ya hablé con el técnico de Iztapa, me ha dado su confianza, sabemos que es un equipo que fue protagonista, iba bien el equipo en el torneo anterior, creo que iba cuarto en la tabla y eso habla mucho de su organización."

Finalmente Waldemar Acosta reiteró que retornar a Uruguay no era su prioridad tal como lo hizo su coterráneo Joaquín Vergés con quien llegó al Águila hace dos años.

"Retornar a Uruguay no era mi prioridad, mi idea era seguir en Centroamérica, en El Salvador, todo se complicó por las cosas que sucedieron ya que mi idea era que se respetara mi contrato con Águila, pero con la charla que sostuve con Alejandro cambié de parecer, lo que nunca quise era quedarme sin jugar hasta diciembre, de por sí ya era complicado en estos cuatro meses", admitió el jugador quien se ha tenido que amarrar los pantalones los últimos cuatro meses.

"Íbamos remando, no gastamos mucho para poder sobrevivir, nunca tuve una ayuda directa de Águila desde que se cambió la dirigencia, intenté comunicarme con ellos y nunca tuve una llamada directa, fue hasta la semana anterior que recibimos por primera vez junto a los jugadores del equipo una canasta alimentaria para poder tener algo en casa."

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines