Vendedores duermen afuera del estadio antes de la final

Los comerciantes han tenido que hacer hasta lo imposible por asegurar sus ingresos. Algunos invierten hasta $3 mil.
Enlace copiado
Vendedores duermen afuera del estadio antes de la final

Vendedores duermen afuera del estadio antes de la final

Enlace copiado

Las ventas alrededor del estadio Cuscatlán son toda una tradición de cara a la final del fútbol mayor, pero pocos saben lo que los comerciantes tienen que hacer para mantener su puesto.

Melissa Beatriz viaja con su pequeña bebé desde Santa Ana, junto a dos personas más. No son familia, pero se conocen y se confían la seguridad mutua y el negocio.

"Nosotros desde ayer (sábado) estamos acá, aquí dormimos, para tener las ventas y todo en orden. Tenemos una colchoneta y unas sábanas para dormir, así toca", comenta la vendedora.

Henry viaja con ella. Él dice que el viaje es largo y que se hace todo con tal de tener buenas ventas. El día de la final es el de mayor inversión.

Melissa Beatriz, que cuida de las ventas y de su hija, a la que mantiene en un cochecito con comida y abrigos, expresa que han invertido un estimado de 3 mil dólares en diversos artículos promocionales.

"Arreglamos todo desde ayer a las 9:00 de la mañana y nos vamos hasta las 10:00 de la noche de regreso a Santa Ana. La venta sigue hasta dos horas después", comenta.

LOS PRECIOS
EL GRÁFICO consultó los costos de camisetas y otros promocionales de los dos equipos finalistas. Las playeras bordadas rondan los 15 dólares, las sublimadas (pintadas), $10 u $8; mientras que las gorras cuestan entre $6.50 y $5.

Otros productos que se encuentran son los sombreros de bufón, a $5, así como chumpas —en su mayoría de Alianza– entre $22 y $15.

Tags:

Lee también

Comentarios