“Tuco” Alfaro renunció por ofensas a su familia

El técnico confesó que los insultos y amenazas, más la desidia de algunos jugadores, le llevaron a esa decisión. ¿A qué se refiere?
Enlace copiado
“Tuco” Alfaro renunció por ofensas a su familia

“Tuco” Alfaro renunció por ofensas a su familia

“Tuco” Alfaro renunció por ofensas a su familia

“Tuco” Alfaro renunció por ofensas a su familia

“Tuco” Alfaro renunció por ofensas a su familia

“Tuco” Alfaro renunció por ofensas a su familia

Enlace copiado
Mauricio Alfaro tomó la decisión de hacerse a un lado de la dirección técnica de Municipal Limeño apenas el lunes por la mañana, luego de hablar con el presidente del equipo oriental, Rómulo Gómez.

Dejó al equipo santarroseño con 21 puntos en el noveno lugar, alejado por 10 del último lugar y luchando la última plaza para clasificarse a cuartos de final con Luis Ángel Firpo.

¿Pero cuáles fueron las verdaderas razones para abandonar el barco?

“No quiero profundizar este tema, estoy muy agradecido con el presidente de Limeño, don Rómulo Gómez, una gran persona, un buen presidente, un tipo que me trató bien. Pero la verdad es que hubo cosas internas que no me parecieron, jugadores que no entraban en mi filosofía de trabajo y aparte de eso me vine tranquilo de Santa Rosa de Lima sabiendo que arreglaré mi situación contractual con el presidente”, afirmó Alfaro vía telefónica.

“Me vine por dos cosas, la hostilidad de algunos aficionados hacia mi persona y mi familia, y segundo porque hubo jugadores que no entendieron mi manera de ver el fútbol, no entendieron mi filosofía de trabajo”, añadió.

Alfaro descartó otros motivos que incidieron en su decisión de renunciar del banquillo auriazul y dijo que “no hubo otros problemas, creo que por más esfuerzo que se hacía en la semana los resultados ya no se me estaban dando. Deseo que la persona que llegue en mi lugar haga mejor las cosas, le deseo suerte al equipo, merecen clasificarse, lo dejo con 10 puntos alejado del último lugar, tomé un equipo que fue formado a la carrera, llegué 15 días antes de comenzar el torneo y muchos pensaron que estaríamos peleando el descenso”.

“Estoy satisfecho con mi labor y profesionalismo y me entregué hasta el último momento al equipo, pero ya no soporté las presiones e insultos contra el mismo presidente y contra mi persona y lo mejor fue irme del equipo”, declaró.

“Muchas personas (aficionados y dirigentes) piensan que tiene a un super equipo cuando la realidad es otra, internamente salieron cosas del camerino que me reservo comentar, pero eso hizo que se me fueran encima algunos jugadores y eso ya no era sostenible”, acotó.

“Cuando te tocan a tu familia es otra cosa, siempre defenderé antes a mi familia que al fútbol, cada jugador sabrá donde se paró en mi trabajo, yo tengo lo mío, cada quién sabe quién ha rendido y quién no, los compañeros que quedaron en lugar mío tienen un informe que les dejé y ellos sabrán lo mejor que pueden hacer con este pequeño grupo de jugadores que no comulgaron conmigo, no diré si son nacionales o extranjeros, no quiero entrar en polémica, es la única y última declaración que brindaré sobre este tema”, concluyó.

Tags:

  • municipal limeño
  • mauricio alfaro
  • tuco alfaro
  • primera division
  • apertura 2016

Lee también

Comentarios