Toninho: "Dios me ha puesto dos proyectos para El Salvador"

El ex goleador de Luis Ángel Firpo y del América de México está en el país desde hace casi tres meses con dos ideas concretas, desarrollar su propia importadora y especialmente crear una fundación a favor de la gente más vulnerable del país.

Enlace copiado
Toninho:

Toninho: "Dios me ha puesto dos proyectos para El Salvador"

Enlace copiado

El brasileño Antonio Teodoro Dos Santos, conocido en el ámbito futbolero como Toninho Dos Santos, se encuentra en nuestro país desde marzo pasado buscando consolidar dos proyectos de vida que tiene en su mente, desarrollar una empresa de importación de toda clase de artículos la cual está en la fase final de su implementación pero que la pandemia del COVID-19 ha detenido su proyecto ya que las instancias gubernamentales están cerradas a causa de la cuarentena a nivel nacional.

Mientras que el otro proyecto a desarrollar y que para Toninho es el más importante es la creación de una fundación a favor de la gente más necesitada del país, un proyecto que a criterio del ex atacante de Firpo y Águila "es un proyecto que Dios me ha dado para El Salvador".

Toninho radica actualmente cerca de la ciudad de Chalchuapa en casa de un amigo "quien me ha ofrecido su casa y su apoyo. Gracias a Dios no hemos tenido problemas por la lluvia que ha estado cayendo, igualmente guardo cuarentena en esta residencial. Me ha costado en gran medida mi sostenimiento personal en el país, así como también lo familiar, lejos de ellos", externó el ex atacante nacido hace 55 años en Ivaipora, Estado de Paraná y quien confesó que "allá en Brasil tengo a dos hijos, uno de ellos es Bruno de 28 nacido en México y la otra se llama Janahyna de 31 años, la mayor y que vivió conmigo en Santa Tecla. Aún no soy abuelo, tengo allá a mi madre llamada Marcilia y mis cinco hermanos. Mi padre falleció se llamaba Antonio y tenía 25 años pero no vivía con él", explicó.

Toninho adelantó que su estancia en el país le ha permitido pensar en su futuro pero como salvadoreño.

"Estoy también en el trámite de nacionalizarme salvadoreño, aún no los he metido los documentos que me pedirán porque las oficinas están cerradas", admitió el ex futbolista quien jugó en las ligas nacionales de México, Costa Rica, Honduras, Colombia, Chile, Bolivia y en países tan como n lejanos como Arabia Saudita, Líbano, Emiratos Árabes Unidos y Catar pero fue El Salvador el país que ha escogido para desarrollar sus proyectos de vida.

"Dios me trajo acá no por seguir el fútbol, no estoy acá para jugar fútbol ni para traer jugadores ni nada por el estilo, estoy buscando implementar un negocio de importación parecido al que tenía en Brasil llamado "B91" junto a mi hijo menor llamado Bruno, él está en Brasil cuidando ahora el negocio de importar artículos deportivos y el que busca colocar acá es importar cualquier objeto como ropa, repuestos de vehículos, zapatos, cualquier cosa, desde lo deportivo hasta lo más comercial que se pueda pero por ahora mis trámites están parado porque las oficinas están cerradas en el Ministerio de hacienda y debemos esperar", acotó.

El salvador fue su primer puerto como futbolista profesional fuera de Brasil tras iniciarse en las inferiores del Atlético Paranaense y pasar luego a equipos modestos de su natal Brasil como el Paranaíba, el Bragantino y en Cabo Frío.

SU PRINCIPAL PROYECTO

Toninho Dos Santos explica que su mayor propósito en El Salvador no es tanto implementar su negocio de importación.

"Mi propósito más que económico está centrado en un propósito espiritual el cual llevaremos de la mano con el proyecto de importación a fin de hacer una fundación para la gente más necesitada, eso es el propósito que Dios me ha dado desde que llegué al país en 1988 y luego de 30 años he entendido todo lo que Dios me brindó y por eso deseo comenzar ese proyecto en el país que me abrió sus puertas y por ello miro hacia atrás y ahora entiendo todo", destacó.

El ex atacante del América de México donde militó entre 1990 y 1992 y que gracias a su aporte el equipo americanista conquistó la Copa Interamericana en 1991 ante el Olimpia de Paraguay explicó los pasos preliminares que ha hecho para concretar su fundación humanitaria en el país.

"Estoy esperando que un negocio de importación que estoy haciendo con unos empresarios finalice po. Ellos han mostrado interés en apoyarme en este sueño de ayudar a la gente necesitada en el país pero no puedo revelar mucho de mis planes, lo cierto es que estamos esperando a que toda la crisis sanitaria se resuelva para retomar esa labor humanitaria que deseo realizar", afirmó Toninho.

El ex futbolista quien dejó también su huella en el fútbol chileno con el Colo Colo al alcanzar la Copa de Chile en 1994 y marcar 28 goles en más de 50 partidos con el equipo Cacique afirmó que su mayor anhelo es consolidar su fundación de vida.

"Mi labor está enfocada para las personas más vulnerables del país, a los ancianos, a los jóvenes de bajos recursos que desean seguir estudiando y no tienen cómo pueden seguir sus estudios. Ahora con la pandemia y con las lluvias he visto muchas personas necesitadas que me han tocado el corazón y para ellos estamos trabajando a fin que el negocio que espero salga pronto pueda poder ayudar a futuro", externó el ex jugador del Club Sport herediano de Costa Rica en 1988 quien además admitió que siempre se preguntó porqué Dios escogió a El Salvador para concretar sus obras.

"Viví en 15 países diferentes y varios Continentes y la respuesta que he encontrado es que este país es especial para mi camino, fue el primer país a que llegue saliendo de Brasil y ahora retorno para cumplir ese propósito de Dios", señaló.

"Por el momento no hay un nombre concreto para mi proyecto humanitario, todo lo que lo estoy haciendo es personal, las personas que me ayudarán son dos amigos que viven en Santa Tecla y que los conozco desde hace 31 años cuando vivía allí en la Residencial Los Cipreces y que eran vecinos míos y ahora están conmigo en el negocio de las importaciones y que también me ayudarán en lo de la Fundación luego de más de 20 años de no verlos", afirmó. "Ellos son René Cerna y el otro es Julio Zelada, ellos me acompañarán en mi sueño de la Fundación y lo que falta es que se abran los comercios para que abran las oficinas y se normalice la actividad productiva para ponerlo en marcha pronto."

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines