“Temo despertar mañana y no saber más de mis hijos”

Este es el testimonio de Arnulfo Beitar, defensor colombiano del Sonsonate, sobre sus preocupaciones por la pandemia del Coronavirus y porque toda su familia vive en Colombia.

Enlace copiado
“Temo despertar mañana y no saber más de mis hijos”

“Temo despertar mañana y no saber más de mis hijos”

Enlace copiado

Arnulfo Beitar, defensor colombiano del Sonsonate, sufre la ausencia de su familia, guarda la cuarentena domiciliar en Sonsonate, pero no puede sacar de su mente que en Antioquia, Medellín, Colombia, su familia se expone a diario al contagio del coronavirus.

Especialmente por su esposa, Anlly Vanesa de Beitar, enfermera de profesión, que labora en un hospital privado de Antioquia. “Estamos en constante comunicación, es un tema angustioso porque Colombia es un país con 55 millones de habitantes, tiene a expandirse el virus a muchas personas, mi familia y yo preocupado por el tema, mi esposa trabaja en el sector de la salud”, dijo.

Beitar llegó al Sonsonante para el Apertura 2019 y tras decretarse emergencia nacional, cumple cuarentena “son 16 millones de habitantes solo en Antioquia, ya te podés imaginar la magnitud de la gravedad que puede pasar. Mi esposa me mantiene informado constantemente desde el hospital donde ella trabaja, son cinco mil casos y se han confirmado 110 (personas infectadas de coronavirus), es un tema complejo. Muy difícil como padre, toca que estar pendiente de todas esas situaciones, llegar a casa, pasar con nuestros hijos es un tema difícil, acá en mi caso, me preocupo más porque sin salir y sin poder estar con ellos, y pasar este momento difícil sin ellos”.

En Colombia vive su esposa y sus hijos: Yelisa Beitar (14 años), Juan Diego Beitar (12 años), Isaac Beitar (5 años) e Ismael Beitar (un año). Yelissa y Juan Diego viven con su madre María Córdova, mientras que los pequeños Ismael y Juan Diego, con su esposa. “Me estreso demasiado por estar solo, levantarme, dormir, sin saber de que puedo despertarme mañana y que no volveré a ver a mis hijos, las preocupaciones… en esta pandemia, afortunadamente acá el presidente de la República, Nayib Bukele tomó las medidas pertinentes, de todos los países Latinoamericanos es de los países que ha tenido un blindaje positivo ante esta pandemia”.  

UNA DEUDA

Otro inconveniente para Beitar en plena curentena es la situación económica. Sufre atraso salarial con el Sonsonate“estamos expectantes, hasta el momento no nos han dado nada, estábamos esperanzados al plazo que dio la FESFUT), pero me despierto y veo que alargaron el periodo, es un tema que preocupa más y espero que la directiva del Sonsonate se sensibilice no solamente en mi caso, sino de todos y del fútbol mundial”.

La FESFUT ordenó a los equipos de la primera división cancelar salarios hasta el 20 de marzo pasado y presentar finiquitos entre el 6 y 7 de abril,  pero luego la FESFUT  extendió el plazo hasta  el 4 de mayo el plazo para que los equipos de la primera división presenten finiquitos del ejercicio del Clausura 2020, certamen que de parte de FESFUT se tuvo que dar por finalizado ante la crisis sanitaria generada por coronavirus.

Añadió que “en el Sonsonate hay jugadores que ganan el salario mínimo y esa situación es difícil, al igual que para nosotros”.

Beitar extraña a su familia, pero reflexionó que “aparte de extrañar a mi familia y los que rodean mi hogar, esta cuarentena me ha servido para reflexionar en todas las cosas hecho, tanto negativas como positivas. Me he acercado más a Dios, aparte que en lo deportivo no puedo hacer mayor cosa (físico) por los espacios, siempre intento distraerme y ocupar la mente en cosas positivas y pidiendo a Dios que todos los directivos se sensibilicen en la situación  y que se cumpla con los pagos, de Sonsonate y todos los demás equipo. Aplaudo que el Metapán y Alianza ya están al día con sus jugadores, es alegría para sus familias”.

Tags:

  • Arnulfo Beitar

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines