“Sueño con trabajar con la selección de El Salvador”

José Manuel Carranza, reconocido kinesiólogo del Águila, habló de su trayectoria profesional y planes en su carrera.

Enlace copiado
“Sueño con trabajar con la selección de El Salvador”

“Sueño con trabajar con la selección de El Salvador”

Enlace copiado

José Manuel Carranza llegó a la categoría de reserva del Águila para el Apertura 2018 pero ante el fallecimiento de David Platero, en un accidente de tránsito, fue promovido de inmediato al plantel mayor de los aguiluchos y se mantiene desde esa fecha en el cargo de kinesiólogo.

Carranza se graduó como licenciado en fisioterapia y rehabilitación de la Universidad de El Salvador (San Miguel) en marzo 2007 y en agosto de ese mismo año, fue contratado como kinesiólogo del Águila, fue su primera etapa con los migueleños y el inicio de su carrera profesional.

Luego emigró al Vista Hermosa (2008), volvió por dos años al Águila (2012), residió por dos años en Estados Unidos para tratar una enfermedad de su hija y retornó en el año 2016 para trabajar con El Vencedor. Disfrutó el ascenso a la liga mayor con el Jocoro en el año 2018 (mayo) y volvió al Águila, ese mismo año. 

El especialista recordó que “al Águila llegué por una bendición de Dios, me gradué en marzo de 2007 y unos días después, llevé una carta ofreciendo mis  servicios al Club Social Águila; pasaron los meses hasta que recibí una llamada de Fredy Vega, gerente del Águila, para consultarme si todavía estaba disponible para que me presentara a trabajar. Fue una bendición de Dios porque me debía presentar la fecha de mi cumpleaños, 9 de agosto 2007, ese día inicié”.

PASIÓN POR EL FÚTBOL

Carranza señaló que tras 13 años de trabajar en equipos del fútbol profesional, ganó mucha experiencia: “el fútbol es una bendición de Dios, para poder tener todo lo que tengo hasta este momento”.

Confesó que “siempre me ha gustado el fútbol, pero con la pelota nunca fuimos amigos, yo era bueno para el estudio, en la infancia, mis amigos me metían a los equipos, tuve la bendición de tener unos padres que se fajaban a diario vendiendo frutas y verduras en el mercado a todos nos secaron profesionales. Opté por sacar la licenciatura en fisioterapia (UES, San Miguel 2001-2006)”.

Por eso, la fisioterapia y rehabilitación fue el  anclaje perfecto para llegar al fútbol “en mis prácticas académicas atendí a jugadores del UDET de El Tránsito, ellos me manifestaron que necesitaban un profesional que les apoyara, comprendí que debía a través de la fisioterapia llegar a lo que me gustaba tanto: el fútbol. Sé mucho de la fisioterapia y rehabilitación deportiva, eso me llevó a meterme al fútbol”, detalló.

Tiene 37 años de edad y muchas metas por cumplir “todos quieren llegar a dirigir y sentir esa emoción con selección, estoy joven y tengo muchos años por delante, si Dios lo permite, ese es mi sueño”.  

El fútbol paró, suma casi cinco meses sin cobrar salario, pero sus conocimientos en la fisioterapia fueron el principal aliado para generar ingresos económicos para su familia porque ofrece sus servicios a personas particulares  “mi esposa Maité de Carranza es subjefa de una red de farmacias de San Miguel, ella ha estado en la lucha durante esta pandemia, yo he tenido que compartir y ayudar con las cosas de la casa, pero al tener una profesión, he atendido a pacientes particulares les he dado rehabilitación”.

“David Platero fue mi tutor para convertirme en kinesiólogo, yo soy fisioterapeuta, él (Platero) me instruyó y por eso agradezco grandemente”, concluyó.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines