"Sueño con alcanzar la escarapela FIFA y dirigir en un Mundial de fútbol”

Este es el principal objetivo de Carlos Vargas, un árbitro del fútbol profesional, que debutó en la liga mayor como árbitro asistente en el pasado Apertura 2019.

Enlace copiado

"Sueño con alcanzar la escarapela FIFA y dirigir en un Mundial de fútbol”

Enlace copiado

Carlos Vargas es un árbitro asistente de fútbol de 25 años que debutó en la primera división en el pasado Apertura 2019 en el partido de la segunda jornada entre el Audaz y el Independiente, en el estadio Jiboa, San Vicente.

Cumplió uno de sus principales objetivos la tarde de ese 4 de agosto de 2019. Fue árbitro asistente junto a Roberto Palma, auxiliando al juez central, Ismael Cornejo, mientras que Raúl Morales, se desempeñó como cuarto árbitro.

Vargas comenzó su carrera de árbitro a los 17 años en los torneos sub-17, escaló a la tercera división, pasó a la segunda división y logró su anhelado debut en el Apertura 2019. Fue tomado en cuenta para el Clausura 2020 y ya alcanzó los 15 partidos dirigidos en el circuito de privilegio.

Es un árbitro joven con muchos deseos de superación, demostró su capacidad escalando en las tres ligas del sector profesional y ahora sueña con pronto alcanzar la escarapela FIFA que le permita dar el salto internacional y un día representar a El Salvador en un Mundial de fútbol.

Comenzó hace cinco años en el arbitraje, dirigió el torneo sub-17 de la primera división y en el año 2016, debutó en la tercera división; para el año 2018, escaló a la liga de plata y desde el pasado Apertura 2019, es constante en las designaciones arbitrales en los partidos de la liga mayor.

Admite que es un carrera de mucha “dedicación y disciplina”, sabe que recibir la escarapela FIFA “es un proceso que lo determinan los jefes, según el rendimiento laboral”.

Vargas se formó en la filial de árbitros de Chalatenango, pero los lunes y jueves asiste a capacitaciones en la Federación Salvadoreña de Fútbol FESFUT “recibimos clases, evaluaciones y también formación física. Entreno en Chalatenango, pero también lo hago en San Salvador”.

“Mi sueño, al igual que todos los árbitros, es llegar a escala internacional, me gustaría dirigir en un Mundial de fútbol de la FIFA”, añadió.

Aparte de la profesión de árbitro, Vargas es un licenciado en administración de empresas, graduado en  el año 2019 en una universidad privada de Chalatenango.  “Gracias a Dios, estudié y obtuve mi título, por el momento no he buscado trabajo, por lo mismo que le apuesto al arbitraje”, sostuvo.

Detalló que “el arbitraje es extenso, requiere mucha dedicación, compromiso, visión, uno debe de proyectarse, ponerse metas a dónde uno quiere estar en el futuro”.   

Tags:

  • Carlos Vargas
  • arbitro

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines