Sergio Wilfredo Valencia: "Hay poca seriedad de los dirigentes para el jugador"

El ex defensor central de ADET, Tiburones y Águila explicó los motivos que tuvo para emigrar con su familia a los Estados Unidos donde coordina un proyecto social para jóvenes en Nueva York auspiciado por los gobiernos federal, estatal y local.

Enlace copiado
Sergio Wilfredo Valencia:

Sergio Wilfredo Valencia: "Hay poca seriedad de los dirigentes para el jugador"

Enlace copiado

Para el apopense Sergio Wilfredo Valencia, ex defensor central de los equipos Baygón-ADET, Tiburones y Águila, así como de la selección nacional, la decisión que tomó para viajar con su núcleo familiar hacia la ciudad de Nueva York a finales del siglo anterior está ligada a la injusticia dirigencial que ha prevalecido por décadas en contra de los jugadores y por la situación económica en el país.

 "Llegué a Nueva York un 26 de junio de 1999 para quedarme, la poca seriedad y respeto que nos daban los dirigentes a los jugadores en esa época me obligaron a salir del país, no hubo respeto (ni hay) cuando uno de futbolista se lesionaba y pedías que te atendieran para recuperarte y saber que no encontrabas eco de parte de los dirigentes, eso se agravó conmigo más cuando ya tienes una familia a quien mantener era más difícil y más cuando no pude culminar mis estudios universitarios en licenciatura de periodismo en la UTEC", confesó el ex futbolista quien en el pasado mes de marzo cumplió 50 años de edad.

Valencia Sánchez admitió que "por eso decidí viajar a los Estados Unidos con mis dos hijos, Kevin Wilfredo y Astrid Susana y mi ex esposa hacia Nueva York donde tenemos ya 21 años de radicar; ya ninguno de ellos viven conmigo, mi hija ya tiene dos meses de embarazo, seré abuelo y mi hijo ha preferido seguir estudiando, vivo solo desde hace nueve años pero actualmente tengo una relación sentimental con una salvadoreña", destacó el ex jugador de origen apopense.

Sergio Wilfredo no se quedó de brazos cruzados al llegar a Nueva York donde poco a poco ha ido superándose de manera personal hasta convertirse en una figura pública en el condado neoyorquino donde reside.  

"Vivo en el Condado de Nassau, en Oceanside y trabajo con la Comisión de Oportunidades Económicas del Condado de Nassau (EOC en sus siglas en inglés) desde noviembre del 2004, ha sido un proceso largo mi llegada a ese programa, primero fui entrenador a medio tiempo, luego estuve como coordinador, después llegué a ser asistente del director de EOC y ahora soy el director del programa desde el 2014", afirmó con orgullo el ex seleccionado nacional.

Sobre el  programa social que maneja, Sergio Valencia explicó que "el programa consiste en ayudar a los jóvenes en lo integral en lo académico, deportivo y social ya que la atracción principal es alejar a los chicos de las drogas y pandillas ya que donde está ubicado hay muchos casos de esos, el programa tiene ya 31 años de fundación y el club ostenta 187 títulos de campeón solamente de soccer, creado por la señora Iris Jhonson que es la CEO de la agencia y por Mateo Flores, un salvadoreño que es el director del Hempstead CAP, radicado acá por casi 40 año."

Pero su estabilidad laboral y económica en los Estados Unidos estuvo marcada para Sergio Valencia quien realizó diferentes oficios en el año en que arribó.

"Antes me dediqué a trabajar en aquellos trabajos que podemos optar los primeros llegados a este país, trabajé en pintura de casas y oficinas, en construcción hasta que obtuve las licencias de entrenador y aprendí el idioma, eso fue entre 1999 y el 2003", explicó el ex capitán de ADET.

Sobre sus primeros pasos en la enseñanza del fútbol, Valencia Sánchez aseguró que sucedió dos años después de su llegada a Nueva York.

"En el 2001 junto a Francisco Guerrero formamos el programa llamado NYSLA (New York Soccer Latin Academy) con 12 niños y ahora tiene ya más de 400 alumnos", destacó el compatriota quien explicó además cómo fue su llegada a EOC.

"En el 2004 el compatriota Arnoldo Ramírez, un aficionado del Águila, le dijo a Mateo Flores que yo estaba en Nueva York y que además tenía licencia de entrenador y por eso el señor Flores habló conmigo, me dijo que estaba en la búsqueda de un entrenador certificado y que tenía una plaza disponible y fue así que llegué a trabajar en la agencia comunitaria que recibe fondos del Gobierno Federal, Estatal y Local, son 25 programas que  EOC maneja y uno de esos programas es el de fútbol", explicó.

Pero la labor social de Sergio Wilfredo no solo se centra en la dirección del programa social EOC, también está inmerso en otros proyectos comunitarios.

"Trabajo también como asesor técnico en EAST COAST, una academia de fútbol desde el 2018 y desde el 2015 al 2020 trabajo como entrenador con el Long Island Rough Rider, un equipo semiprofesional de la USL PRO, fui asistente de Flavio Ferry en el 2017 y en el 2013 trabajé en la Academia del LA Galaxy por cuatro meses y luego retorné a Nueva York, no me gustó en verdad esa ciudad, no me adapté a su ambiente, me hizo recordar a mi pueblo natal", confesó.

SU HUELLA EN PRIMERA

Los primeros pasos de Sergio Wilfredo Valencia en el fútbol nacional se dieron en su natal Apopa donde formaba parte de las escuelas de fútbol que manejaba el técnico Víctor Manuel Pacheco hasta que apareció en su horizonte el proyecto de ADET.

"Llegué a ser parte de las escuelas de fútbol de ADET en apopa ya que el licenciado (Héctor) Palomo Sol había formado 10 escuelas de fútbol cuando asciende por primera vez a la liga mayor en 1983 que lo manejaba el profesor Víctor Manuel Pacheco y en ese año llega a Apopa a jugar un amistoso contra el Vendaval y allí jugaba mi hermano, Jorge Valencia y al licenciado Palomo Sol le interesó la escuela que el profesor Pacheco manejaba, fue por eso que nos invitan a jugar otro amistoso a la hacienda El Tránsito y es así que se sientan con el profesor Pacheco y su escuela se convierte en la filial de ADET  en Apopa que contaba unos 250 niños y jóvenes, desde la infantil B hasta la Juvenil A"

Sergio Valencia debutó en primera división el 8 de septiembre de 1991 en el marco de la segunda fecha de la temporada 1991-1992 cuando el Baygón-ADET derrotó 1-0 al Fuerte San Francisco en la cancha Hans Usko en Guazapa.

"Llegué al primer equipo en 1991 luego de dos temporadas en la liga de Ascenso (1989-1990), pero antes estuve con el equipo en la Liga Mayor B en 1988, de ese grupo salieron Óscar Montes, Rony Almendárez, Douglas Vidal Jiménez, Francisco Alcántara y otros que se me escapan sus nombres, todos estábamos militando en la juvenil B y jugábamos en la liga mayor B, luego pasamos a la Juvenil A y participamos con el equipo en liga de ascenso", recordó el ex futbolista quien jugó en su carrera seis semifinales.

Pero sus cuatro años como jugador en el ADET tras superar la fusión con el Baygón de Guazapa llegó a su fin cuando emigró a la zona occidental.

"En ADET jugué hasta 1995 para pasar al Tiburones en la temporada 1995-1996 y para la siguiente temporada (1996-1997) pasé a jugar con el Águila hasta el Clausura 1999 donde nos eliminó creo que FAS", afirmó. "En Águila solo gané la Copa Presidente en 1999 pero lo divertido es que estaba inscrito en el plantel del Apertura 1999 en que Águila fue campeón nacional, lo logré sin jugar un solo partido con el equipo", recordó entre risas el ex jugador apopense.

Su fama como defensor recio a la hora de marcar traspasó hasta las esferas arbitrales donde a su juicio estaba ya fichado por muchos árbitros centrales.

"A mí casi siempre me expulsaban, nunca me consideré un jugador agresivo contra el rival, lo hacía contra el balón y los árbitros no lo entendieron así, mi físico era delgado y por eso siempre entraba con fuerza a la pelota, nunca lastimé o lesione a ningún jugador en mi carrera", advirtió Valencia, aunque reconoce que le sucedieron muchas anécdotas dentro de la cancha sobre ese tema.

"Hubo un caso divertido en mi carrera por ese tema cuando un árbitro antes de comenzar el partido entre ADET y Alianza. Como capitán de ADET desde la categoría juvenil fui a rifar la cancha y el balón en la cancha Bayer y este árbitro me dijo de antemano que ya iba amonestado y que la primera entrada fuerte que hiciera me sacaría la tarjeta roja, le dije que al menos me dejara jugar unos minutos ese partido y que me dejara disfrutar un instante ese juego", afirmó.

Tags:

  • Sergio Valencia
  • ADET

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines