Loading...

Sergio Agüero, el niño prodigio al que el corazón frustró su etapa azulgrana

Fichó libre el pasado verano por el Barcelona y tan solo disputó 165 minutos repartidos en cinco duelos.

Enlace copiado
Sergio Agüero, el niño prodigio al que el corazón frustró su etapa azulgrana

Sergio Agüero, el niño prodigio al que el corazón frustró su etapa azulgrana

Enlace copiado

Sergio Agüero, que debutó como profesional en Independiente de Avellaneda con tan solo 15 años, se ha visto obligado a retirarse del fútbol a los 33 a causa de una arritmia cardíaca que se manifestó justo cuando empezó a tener minutos con el Barcelona, un club en el que siempre pareció que estaba destinado a recalar.

Agüero pone fin abruptamente a una carrera brillante. Destacó siendo un adolescente en Argentina desde 2003, dio el salto a Europa con la zamarra del Atlético de Madrid (2006-2011), se convirtió en leyenda durante en el Manchester City (2011-2021), donde acabó su etapa siendo el máximo goleador de la historia del club inglés con 260 goles, y se erigió en un escudero de lujo de Leo Messi en la selección.

Fichó libre el pasado verano por el Barcelona y tan solo disputó 165 minutos repartidos en cinco duelos. Agüero tuvo que retirarse antes de que finalizara la primera parte del partido de LaLiga ante el Alavés por un malestar torácico que después se detectó que había sido causado por una arritmia cardíaca que le impedirá seguir en la élite del fútbol.

A lo largo de su carrera, el nombre de Agüero siempre se había relacionado con el club azulgrana. El momento en el que más cerca estuvo de llegar fue en 2011, cuando dejó la disciplina del Atlético de Madrid, su puerta de entrada al fútbol europeo. Finalmente, fichó por el Manchester City y el Bara se hizo con los servicios de Alexis Sánchez. Pero el tren azulgrana volvió a pasar este verano.

El delantero nacido en Quilmes (1988) acababa contrato con los citizens tras conquistar 15 títulos. El curso pasado se quedó a las puertas de poner la guinda al pastel al perder la final de la Liga de Campeones ante el Chelsea, pero dejó huella en Manchester. El Bara lo aprovechó, esta vez sí, para incorporarlo.

A Agüero todo le ha salido mal en clave azulgrana tras su presentación como nuevo jugador el pasado 31 de mayo, cuando se convirtió en el primer fichaje del segundo mandato del presidente Joan Laporta. El primer golpe fue el inesperado adiós de su amigo Leo Messi al Paris Saint-Germain a principios de agosto.

Sin tiempo para digerir la noticia, Agüero sufrió una lesión tendinosa en el gemelo interno de la pierna derecha que no le permitió debutar con el Bara hasta el 17 de octubre, 139 días después de que se oficializara su fichaje como azulgrana. Fue en el triunfo por 3-1 ante el Valencia en el Camp Nou y el delantero disputó los últimos minutos.

Su primer y único gol no llegó hasta el 24 de octubre, cuando convirtió el tanto del honor en el descuento del clásico del Camp Nou que terminó con victoria del Real Madrid por 1-2. Tres días después disfrutó en Vallecas de su primera titularidad en un partido que el Bara perdió por 1-0.

Pero Agüero poco a poco estaba cogiendo el ritmo de partido necesario y el técnico interino Sergi Barjuán volvió a apostar por el argentino como titular el 30 de octubre en el feudo azulgrana ante el Alavés. A los 41 minutos de partido, el Kun notó un malestar torácico y se estiró en el suelo visiblemente aturdido. Todavía no lo sabía, pero en ese momentose acabó su carrera como jugador profesional.

Las pruebas cardiológicas a las que se sometió después del encuentro mostraron que durante el mismo había sufrido una arritmia y el procedimiento diagnóstico y terapéutico que le realizó el doctor Josep Brugada desveló que la dolencia desaconsejaba la práctica del deporte a alto nivel.

Agüero se retira con 663 partidos disputados entre Independiente de Avellaneda, Atlético de Madrid, Manchester City y Barcelona, en los que ha marcado 379 goles y ha repartido 118 asistencias.

De los 17 títulos conquistados en total destacan las cinco Premier League levantadas con el conjunto inglés -la primera, la de 2012, la certificó él mismo con un tanto en el descuento de la última jornada- y la Liga Europa ganada con el Atlético en 2010. En su primera etapa en la liga española jugó 175 partidos, sumó 74 goles y repartió 29 asistencias.

Sin duda, con Argentina el mayor logro de Agüero llegó este verano, cuando levantó la ansiada Copa América al vencer a Brasil en la final jugada en Maracaná. Sus números con la absoluta son 101 internacionalidades, 41 goles y 19 asistencias. Con su país también consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y dos mundiales sub-20 (2005 y 2007).

 Con la Albiceleste solo le faltó levantar un Mundial. En 2014, se quedó con la miel en los labios en la final contra Alemania (1-0) en Maracaná.

 Preguntado en la comparecencia celebrada este miércoles en el Camp Nou por los mejores momentos de su carrera, Agüero lo tuvo claro: "Con Independiente, me quedo con un gol muy lindo que marqué contra Racing. No tengo nada en contra Racing, pero con 17 años fue el primer gol lindo que tuve", señaló.

 Y continuó: "Después está la Liga Europa con el Atlético, fue un momento muy feliz; mientras que con el City, está el gol que dio mi primera Premier League. Después también tuve momentos muy lindos. Y el último fue en la última Copa América. Jugué tres partidos pero sentía que era lo que estábamos buscando hace años. Ahí fui muy feliz"

"En el Barcelona, me voy con el último gol que le hice al Madrid", añadió Agüero. Los problemas cardíacos solo le han permitido disputar 165 minutos como azulgrana

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines