Rodeado de sandías y buen fútbol, la historia de Hugo Aguirre

Juega en la tercera división y alterna con el trabajo en la agricultura y como cargador de camiones de sandías.

 

Enlace copiado
Rodeado de sandías y buen fútbol, la historia de Hugo Aguirre

Rodeado de sandías y buen fútbol, la historia de Hugo Aguirre

Enlace copiado

Son las 6:00 de la mañana y Hugo Aguirre está parado frente a un camión. Llegó la hora de trabajar. Muy temprano recolectó las sandías y está listo para cargar el primer camión de la fila que posteriormente trasladará el fruto al centro de mayoreo La Tiendona o para exportarlas a Guatemala y Honduras. Cargar esos camiones se convirtió en su fuente económica alterna al fútbol.

Llegaron los clientes y Aguirre debe cargar los camiones con sandías, lo hace con mucho esfuerzo y dedicación, como también se aplica en los terrenos de juego, jugando fútbol.

Aguirre comenzó en el fútbol con el equipo Peñarol de San Pablo Tacachico; el Fuerte San Isidro lo contrató para jugar en la primera división aficionada de La Libertad, no recibió salario, su único incentivo fue  “el uniforme y los tacos que me regalaba un salvadoreño residente en Estados Unidos, jugábamos por amor al equipo”, recordó.

Consiguieron el ascenso a la tercera división y tardó un año para que en el Fuerte San Isidro le pagaran $80 mensuales. Pero, su principal logro fue que el San Pablo Municipal de la segunda división se fijó en su rendimiento como volante con mucha habilidad, y lo contrató en el año 2015.

Se mantuvo con el conjunto de San Pablo Tacachico hasta el Clausura 2019, luego se fue cedido a préstamo al Juventud Independiente de la tercera división, para el Apertura 2029 y Clausura 2020.

Se forjó camino como futbolista profesional, pero no descuidó el trabajo en la agricultura “desde niño soy agricultor y también cargo camiones con sandías”, sostuvo.

Cuando llega la temporada de la sandía (junio-julio), Aguirre sabe que debe escalar a diario la montaña del cantón La Campana de San Pablo Tacachico, para trabajar cargando camiones, lo hace desde las 6:00 de la mañana hasta las 3:00 de la tarde.

“Unos amigos me invitaron a jugar en el Peñarol y cuando me vieron jugar los del Fuerte San  Isidro me llamaron en el año 2009, me dijeron que me ayudarían con tacos y algunas cositas para subir al equipo a la tercera división, comencé de juvenil y en 2014 ascendimos a la tercera división, sin salario, jugábamos por amor, solo me daban los tacos que los patrocinaba un residente en Estados Unidos. Ni viáticos”, recordó.

TRABAJO CON PASIÓN

Aguirre sostuvo que desde temprano recolecta las sandías en un lugar donde llegarán los camiones para abastecerse del fruto para luego comercializarlas, algunas veces en el país, y en otros casos, exportarlas a Honduras y Guatemala.

Dijo que “trabajo en la montaña cargando camiones con sandías, cargo los camiones y hasta ahí llega mi responsabilidad, ellos se van a venderlas y llegan otros camiones que debo de cargar”.

Desde niño aprendió el trabajo en el campo “trabajo en la agricultura, desde niño aprendí, con este genero dinero, sino, no comemos, más con esto de la pandemia, las cosas se han puesto complicadas, toca de hacer de todo para ganar algo y llevar dinero a la familia”, sostuvo. 

Tiene 28 años de edad y no sabe si seguirá con el Juventud Independiente para el Apertura 2020 como el equipo opicano no decide si participará en el siguiente certamen de bronce  “como dijeron que no se inscribirá ese equipo, no sé mi futuro”, concluyó.

Tags:

  • Hugo Aguirre
  • Sandías
  • Fútbol
  • Tercera división

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines