River vence a Boca Juniors y es campeón de la Copa Libertadores 2018

El estadio Santiago Bernabéu fue el escenario de una extraña final de Copa Libertadores, que finalmente se lleva River Plate. Reviví el partido y mirá los goles.

Enlace copiado
River vence a Boca Juniors y es campeón de la Copa Libertadores 2018

River vence a Boca Juniors y es campeón de la Copa Libertadores 2018

Enlace copiado

River Plate es el nuevo campeón tras vencer al Boca Juniors en la final de la Copa Libertadores más larga de la historia.

Fueron dos partidos por demás polémicos y que terminaron, históricamente, en el estadio Santiago Bernabéu, cuatro semanas después del partido de ida y medio mes más tarde de lo previsto.

River y Boca decidieron hoy sobre el césped del Santiago Bernabéu al rey de Sudamérica. Ganó River 3-1 en la vuelta, lo cual, sumado al 2-2 de la ida en La Bombonera, da un global de 5-3 a favor de los millonarios.

La entrada de Darío Benedetto por Wanchope Bila fue la principal novedad en la alineación que presentó el técnico de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, para la final de la Copa Libertadores; mientras que el entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, apostó por reforzar el centro del campo con Nacho Fernández.

Y fue prescisamente el ingreso de Benedetto el que haría la diferencia, al menos en el primer tiempo, aunque tuvo que esperar hasta el minuto 43 para liberar toda sus emociones.

River Plate perdió la pelota en la tómbola central y desde ahí Nández comenzó una contra espectacular, con un pase larguísimo entre líneas para Benedetto. 

El delantero xeneize recibió el pase y se sacudió la barrida apurada de Maidana. Luego encaró a Armani y con una frialdad espantosa marcó el 0-1.

SEGUNDO TIEMPO

En la segunda parte del partido el presionado era River Plate y el asedio sobre la cabaña azul y oro era evidente.

Lucas Pratto fue el hombre más peligroso y al 56' reclamó una falta en el área, luego que el portero Andrada salió con todas sus fueras a cortar una pelota y derribó al delantero de la franja roja.

El penalti no se pitó, pero comenzaron los cambios. Benedetto salió por Boca y llegó Wanchope Ábila 

Pero fue Pratto, al 68', quien puso la paridad. El delantero aprovechó una pared entre Palacios y Nacho Fernández, para luego recibir un pase y cruzar al portero de Boca.

TIEMPO EXTRA

Con el 1-1 en los 90 minutos, el partido tuvo que irse al alargue, pero sería un verdadero suplicio para el conjunto boquense, pues temprano se quedó con un elemento menos.

Wilmar Barrios llegó tarde a una cobertura sobre Exequiel Palacios y pateó dos veces al millonario en el piso. El árbitro no dudó en mostrarle la cartulina roja y el Boca tenía que recomponerse ante un River que tenía más posesión del balón.

Schelotto reforzó su mediocampo con Leonardo Jara, quien sería el encargado de frenar a los de River junto a Fernando Gago. Pero significó también que Boca renunciaba a creatividad y todo se reducía a esperar un contragolpe de suerte o los penaltis.

GOL Y MINUTOS DRAMÁTICOS

Pero en el segundo tiempo extra, al minuto 108, apareció la magia de Juan Fernando Quintero. El pequeño volante creativo del River Plate lideró un ataque por el costado derecho del campo y luego recibió el balón en la entrada del área. Sin marcas, el colombiano recibió de zurda y sacó un disparo con la misma izquierda, que terminó en el fondo de la red y fue el 2-1.

Los últimos minutos fueron realmente dramáticos. Los diez hombres de Boca Juniors en cancha, incluyendo su arquero, se fueron al área de River para buscar la paridad, pero el cansancio era evidente en los dos equipos.

Los calambres eran constantes y los disparos ya no tenían la misma fuerza. Salvo uno de Gago desde fuera del área, que Armani contuvo bien por bajo.

A falta de cinco minutos Gago se lesionó solo y también solo salió de la cancha. Su entrenador le reclamaba dejarlos con uno menos, pero el mediocampista solo gritó que no podía más. Y así, con ocho, Boca se fue a buscar el milagro.

Lo intentó el equipo xeneize en un tiro de esquina que se repitió hasta tres veces, pero de esa misma acción nació un contragolpe de Pity Martínez, que puso el 3-1 sin portero rival por delante.

Tags:

Lee también

Comentarios