Raúl Peñaranda y su apuesta en CONCACAF

El atacante colombiano de FAS admite que el dique seco de goles en que ha caído le ha afectado en su rendimiento pero sigue sin perder la fe primero que pronto retornará a Santa Marta para ver al resto de su familia y luego demostrar su valía y sus goles en la próxima Liga de CONCACAF.

Enlace copiado
Raúl Peñaranda y su apuesta en CONCACAF

Raúl Peñaranda y su apuesta en CONCACAF

Enlace copiado

El colombiano Raúl Eduardo Peñaranda, atacante de los tigrillos del FAS le pone siempre buena cara a los malos ratos que ha pasado por cientos en los últimos tres meses en las filas santanecas y todo porque el gol le dio la espalda en 10 de los 11 partidos en que defendió los colores de FAS en el recién concluido torneo Clausura 2020 donde el jugador nacido hace 28 años en el corregimiento (cantón) de Tasajera en la ciudad de Magdalena apenas anotó un gol y de penal.

"Es mi peor racha de goles que estoy sufriendo, en Alianza lo más que pasé fueron tres partidos sin anotar y luego me reivindicaba. Creo que lo que me ha estado pasando es porque el equipo también sufrió un bache enorme en el torneo donde sufrimos cuatro derrotas consecutivas", reconoció el colombiano.

" No lo sufría desde hace mucho tiempo y eso aunque uno no quiera se refleja también en tu rendimiento", destacó el larguirucho delantero santamarteño. "Todo esto hizo llenarme de ansiedad, lástima que el torneo finalizó y debo demostrar para el otro torneo lo que tengo en la cancha y el porqué FAS me contrató, quiero salir por la puerta ancha al final del año", destacó.

Peñaranda admite que ha recibido siempre el calor y apoyo de la plantilla y cuerpo técnico del equipo blaugrana, hoy especialmente de su nuevo timonel, Jorge Humberto "Zarco" Rodríguez.

"Platiqué ya de todo esto con el profesor Rodríguez, me brindó su confianza y de entrada apostó conmigo, me puso en su equipo titular, estaba tomando su idea y me animan para ser de nuevo el mismo Peñaranda que todos vieran en Alianza, traté de prepararme lo mejor posible, ganamos el primer juego con él (ante Independiente por la fecha 11), me decía que el gol llegaría y tenía esa confianza, lástima que el torneo se cortó y no pude demostrarle eso, tenía confianza que el equipo saldría adelante con el profesor Rodríguez al frente", señaló.

Peñaranda afronta por ahora la cuarentena domiciliaria junto   su familia en la "Ciudad Morena", intentando acatar las recomendaciones gubernamentales para no adquirir el COVID-19.

 "Todo bien, encerrado en mi casa en Santa Ana donde uno puede salir con mi esposa y mis hijos, es una bendición de Dios ya que de no tenerlos conmigo en estos momentos estaría desesperado. Mi familia en Santa Marta, mis papás, hermanos y mis abuelos que viven allá en Colombia, todos están bien pero no es más preocuparse por ellos", indicó.

SUS PROYECCIONES

Para encarar el encierro en casa, Peñaranda se las ingenia en familia para que las horas pasen rápido y no cunda la tristeza por los suyos en su Patria.

"Estamos buscando qué hacer en casa, por la mañana me pongo a jugar Playstation con mis hijos y por la tarde salía antes de la cuarentena a la cancha de acá donde vivo a trotar, ahora me toca ejercitarme en casa."

Acerca de la manera en que finalizó el torneo Clausura 2020 tras el anuncio de la FESFUT el pasado 19 de marzo, Peñaranda admite que "haber terminado así el torneo da tristeza porque uno como jugador es buscar jugar, intentar hacerlo, no era lo esperado terminar así la liga, más cuando estábamos con esperanza de haber hecho algo distinto en la segunda vuelta, es una espina en lo personal que no tuve oportunidad de poder revertir el mal torneo que teníamos en FAS", aseguró.

El ex atacante de Alianza miró su futuro en el equipo santaneco y destacó que lo que le resta de contrato en FAS buscará marcar diferencia.

"Tengo contrato hasta diciembre pero hay que esperar que se cumpla el contrato firmado, nadie sabe de verdad en qué terminará todo esto, estamos a la espera del pago hasta el 20 de este mes, tenemos confianza que la dirigencia cumplirá su parte", confesó. "En (la Liga de) CONCACAF creo que será una gran oportunidad para demostrar lo que uno tiene, jugar de nuevo esa liga regional lo anima mucho, en el semestre pasado fui el segundo goleador del torneo con cuatro goles con Alianza y eso me motiva más para prepararme y buscar igualar o superar esas cifras que impuse y es un reto que tengo para ayudar a FAS a trascender en ese torneo", aseveró. "Uno de jugador (en esa clase de torneos internacionales) toma un plus distinto para descollar, me pasó en el semestre anterior y ahora con FAS busco sacar lo mejor de mí."

Acerca de los insultos que escuchó cada vez que aparecía en el equipo titular o ingresaba de cambio, Peñaranda admite que son cosas que la afición mostraba por la misma frustración de ver al equipo mal, gesto que en lo personal le costó asimilar.

"La gente era normal que me rechazara, entiendo que los hinchas quieren lo mejor de su equipo y eso siempre lo he comprendido, en el primer partido que hice en el Quiteño me aplaudieron porque logré anotar de penal, luego de ese juego todo cambió y la verdad fue difícil manejarlo pero siempre me mentalicé que lo superaría ya que no es nada agradable saber que tu familia estaba en la tribuna soportando los insultos para mí", confesó. "He aprendido que cuando todo te va bien en la cancha todos son buenos momentos, sonrisas y abrazos pero cuando te va mal las cosas eso cambia radicalmente y he sabido ya diferenciarlo."

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines