Ramón Migdonio Argueta: "Me empujaron a retirarme del arbitraje"

El ex árbitro escarapela FIFA recordó los caminos que recorrió para ser árbitro internacional y detalló los motivos por el cual dejó su profesión hace 14 años.

Enlace copiado
Ramón Migdonio Argueta:

Ramón Migdonio Argueta: "Me empujaron a retirarme del arbitraje"

Enlace copiado

El ex árbitro de origen unionense, Ramón Migdonio Argueta, se retiró de manera oficial del fútbol de primera división un sábado 13 de mayo de 2006 cuando Águila realizó su segunda mejor remontada de su historia tras aquella semifinal ante la UES en 1976 al derrotar 4-0 a Isidro Metapán en el estadio Juan Francisco Barraza y lograr el boleto a la final del Clausura 2006 ante FAS.

Esa noche, Migdonio Argueta y su conciencia habían decidido retirarse del arbitraje a los 43 años de edad y aunque en su mente aún revoloteaba la idea de hacerlo en esa final entre aguiluchos y tigrillos el destino y la decisión de su jefe lo empujó a desistir de esa idea y lo obligaron hacerlo fuera de nuestro país.

"El motivo real de mi retiro del arbitraje fueron por problemas viejos en la comisión de arbitraje de esa época, pero por mi edad en ese año (2006) tenía 43 por lo que llegar al Mundial de Sudáfrica ya no alcanzaba por mi edad ya que FIFA puso como fecha límite de 45 años a los árbitros internacionales y porque sentía que ya había alcanzado muchas metas personales en el arbitraje decidí mejor retirarme del todo porque ya a nivel internacional no me daban los tiempos" recordó el árbitro nacido hace 57 años en la población unionense de Lislique.

Migdonio Argueta debutó de manera oficial como árbitro central en primera división un miércoles 18 de diciembre de 1996 cuando en el marco de la jornada 14 del torneo 1996-1997 pitó el partido intermedio de esa triple programación en el estadio Cuscatlán entre los muñequeros de El Roble quien actuó de local ante los emplumados del Águila, partido que ganaron los orientales por 0-3 gracias al doblete de Kílmar Jiménez y del uruguayo Mílton "Bomba" Villar.

"Inicié en el arbitraje en 1991 en la liga aficionada (ahora ADFA'S) y de allí pasé a pitar a la Liga mayor B (hoy tercera división profesional) y a la liga de ascenso (hoy segunda división hasta 1995 para debutar en liga mayor en la temporada 1996-1997 en el partido entre El Roble ante el Águila en el Cuscatlán, recuerdo que fue una triple programación y pité el segundo juego. La preliminar era ADET-Limeño (1-1) y el de fondo Marte contra el Alianza (1-2)", recordó.

Ramón Migdonio encabezó esa cuarteta que la completaron Vladimir Fernández Alfaro y Raúl Ernesto Cardona como asistentes y el veterano Robinson Beltetón Chacón como árbitro administrativo.

"En ese partido sentí felicidad aunque me puse nervioso por cumplir mi sueño de llegar a la liga mayor ya que el compromiso era mayor que estar pitando en las ligas inferiores", admitió el árbitro Argueta Arias quien en dicho partido entre ilobasquenses y migueleños no expulsó a ningún jugador y mostró cinco tarjetas amarillas: Carlos Rivera, Salvador Portillo Preza y al hondureño Luis Iván Nolasco por El Roble; y a Alexander Amaya del Cid y a Sergio Wilfredo Valencia por Águila.

El árbitro unionense debutó también como asistente el domingo 2 de febrero de 1997 cuando acompañó al central Rafael Antonio Santillana en el empate a un gol entre Dragón ante Atlético Árabe Marte en el Barraza de San Miguel por la jornada 21 del torneo 1996-1997.

"Estuve en liga mayor desde 1996 hasta el 2006 cuando pité en semifinales entre Águila ante el Isidro Metapán, un 14 de mayo del 2006 con triunfo de Águila por 4-0 en tiempo extra ya que en tiempo normal terminaron 2-0 y eliminó al Metapán para jugar la final del Clausura 2006 ante FAS", recordó el orgullo de Lislique quien debutó como árbitro administrativo en liga mayor el miércoles 21 de mayo de 1997 en la jornada 34 de ese mismo torneo liguero en el estadio Cuscatlán en el empate sin goles entre ADET y Luis Ángel Firpo .

Pero la gota que rebalsó el vaso de agua de su paciencia fue la decisión que tomó el entonces presidente de la comisión de árbitros de la FESFUT a pocos días de la final del Clausura 2006 entre Águila y FAS.

"Me habían pedido para pitar esa final pero el finado José Carlos (Ortiz Cardoza) prefirió a José Vitelio Rivera y a mí me mandó a pitar a Nicaragua, hasta la ciudad de Diriamba el partido final de la liga entre Diriangén ante el Real Estelí, ese partido marcó mi retiro del arbitraje, se lo comuniqué a la FESFUT después de mi decisión de ya no pitar más y no se lo dije a mis jefes porque en ese tiempo tenía ciertos roces con el profesor Ortiz Cardoza porque no seguía algunos lineamientos que para mí no me parecían, por lo que se quedaron esperando mi regreso", acotó.

LAS RAZONES DE SU PARTIDA

 Actualmente Ramón Migdonio Argueta se desempeña en cierta manera alejado del arbitraje nacional aunque en ocasiones es contratado para impartir charlas técnicas del mismo a escuelas y empresas.

"Trabajo con la escuela de fútbol de la Coca Cola desde el 2002 y en la Alcaldía de San Martín, en el departamento de Cuentas Corrientes desde el 2013, me retiré en el 2006 del arbitraje y estuve viajando desde ese año a Canadá en la ciudad llamada Saint Catharines en la Provincia de Ontario, cerca de las Cataratas del Niágara hasta el 2011 a impartir cursos y charlas arbitrales sobre reglas de juego", comentó.

Argueta Arias admite que en ese rubro "siempre me he estado actualizando de los cambios de las reglas de juego, me piden ir a colegios privados a impartir charlas y por ello uno debe estar actualizado de los cambios que se le han hecho a varias de las 17 reglas del fútbol, como cada año se hacen esas cosas hay que estar al día con esos temas", destacó el árbitro de esa inolvidable final entre ADET y Firpo del Clausura 2000 donde se cobraron 24 tiros desde el manchón de penal para definir el campeón de liga que atrapó Firpo al ganarle a los venaditos 10-9 tras el 1-1 en 120 minutos de juego un sábado 1 de julio del 2000.

Argueta buscó una plaza a una Copa del Mundo mayor pero al no contar con el aval de su propia comisión solo participó en las eliminatorias preliminares de la región hacia la Copa del Mundo de Corea Japón 2002 y al de Alemania 2006.

"El último partido premundialista que dirigí fue el Honduras ante Nicaragua en el Olímpico Metropolitano de San Pedro Sula que ganó Honduras 3-0 un 4 de marzo del 2000 y de allí anduve en todo el Caribe junto a Rodolfo Sibrián y con Nery Adalberto Alfaro. Recuerdo bien el partido en Edmonton, Canadá con Sibrián siempre como cuarto árbitro entre Canadá y Trinidad y Tobago", destacó.

Migdonio Argueta recordó además que "mi último partido internacional que pité fue una cuadrangular de clubes de la Liga de Campeones de la CONCACAF fue en Guatemala entre Motagua de Honduras ante el Tauro de Panamá en Ciudad de Guatemala que lo complementaban el Municipal de Guatemala y el Olimpia de Honduras", aseveró el ex árbitro internacional quien comentó sus razones para optar por el retiro en silencio.

"Las preferencias a ciertos árbitros y las oportunidades a nivel internacional no se las daban a los árbitros que la merecían si no a quienes ellos decían, fueron algunos de los motivos que hubo en esa época para optar retirarme del arbitraje", comentó Argueta Arias."Luego de eso nunca tuve oportunidad de intercambiar palabras con el profesor Ortiz Cardoza, solo fuí a las capacitaciones como instructor y visor de árbitro que hubo en esa época con el ex árbitro argentino Horacio Elizondo pero nunca nos hablamos desde esa vez que fuí a Nicaragua a pitar ese partido de liga" comentó con recelo. "Me dolió dejar el arbitraje pero mis hermanos que vivían en Canadá (Romel y Rafael Argueta) me abrieron otros horizontes que los aproveché para salir adelante en lo económico", comentó.

Ramón Migdonio lamentó que el arbitraje nacional pase por una severa transición de figuras ya que muchos de los que estaban descollando han tenido que retirarse por razones similares a las que vivió hace ya 14 años.

"El arbitraje en la actualidad lo veo mejor, lo que hicimos los árbitros viejos de presionar para que dieran oportunidad a los jóvenes que venían descollando lo aprovechó mucho Joel Aguilar Chicas pero la verdad fuera de él no he visto otro prospecto que alcance lo que él logró en su carrera. Ahora que sé que han regresado Aguilar Chicas y Sibrián al arbitraje espero que el arbitraje mejore para bien de nuestro fútbol", indicó el ex árbitro quien la vida le ha dejado dos enseñanzas dolorosas en su camino.

"La vida me golpeó fuerte en los últimos años, perdí a mi hijo hace dos años, Ósman Edenilson Argueta a sus 31 años y hace tres meses a mi padre, Santos Rafael Argueta, ha sido duro recuperar la normalidad en la familia, pero con el apoyo de mi mamá, Maria Dolores Arias, mis otros dos hijos ya que me divorcié en el 2008 por lo que mis hijos viven conmigo en la Colonia La Palma en San Martín."

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines