"Quedé en deuda con El Salvador y El Salvador, conmigo"

Desde Argentina, en conversación con EL GRÁFICO, el exseleccionador mayor, Carlos Cavagnaro, rememoró su paso por la selección de El Salvador desde enero a junio de 2005. No logró boleto a Copa Oro de ese año y FESFUT no le dio continuidad a su labor. 

Enlace copiado

"Quedé en deuda con El Salvador y El Salvador, conmigo"

Enlace copiado

En 2005, la dirigencia de la FESFUT, encabezada por Humberto Torres, contrató al timonel argentino, Carlos Cavagnaro, quien no dirigía en el país desde 1983, luego de un paso fugaz por FAS. Llegó para trabajar seis meses al frente del equipo nacional, aunque el primero de su gestión no comprendió labor en el campo. En su trabajo desde enero a junio de 2005, el estratega suramericano, ahora de 73 años, solo dirigió en el torneo de Copa de Naciones de UNCAF, en Guatemala. Ahí no logró boleto a Copa Oro, por lo que tuvo que ser separado de su cargo.

 Desde Argentina, frente su casa de playa donde guarda cuarentena domiciliaria, por el brote de coronavirus, el timonel gaucho habló con EL GRÁFICO sobre su recorrido breve por la Azul. El estratega lo rememora todo casi con exactitud, pese a que ya pasaron 15 años luego de su gestión por el banquillo de la selección mayor.  "Acá tengo todo el tiempo del mundo para charlar. A la edad que tengo ahora, ya Dios me dio todo lo que me podía dar. Hace poco estuve asesorando a unos árabes", indicó el timonel argentino.

El exseleccionador antepuso la parte deportiva para hablar de paso por el equipo nacional mayor, aunque también reconoce que se sintió cómodo con el trato de los hinchas cuscatlecos.

"Vos fijate que logramos hacer un gol con la selección, después de casi 720 minutos de que no se conseguía. Fue un paso corto. Lo que pasa  es que cuando ya me llevaron a mí en la FESFUT ya casi estaba decidido que iban a contratar a Carlos de los Cobos (para 2006). Yo tomé a la selección en 2005, porque creía que los podía clasificar. Ya he hecho muchos milagros así anteriormente. Pero no se dio en Guatemala, en Copa UNCAF. No tuvimos la cuota de suerte que es necesaria en cualquier actividad. Pero el recuerdo siempre es el mejor. El Salvador es un país lindo para vivir, la gente es cariñosa", dijo el estratega suramericano.

En su paso por el equipo absoluto, Cavagnaro solo tuvo un mes y medio  de trabajo con los jugadores y luego dirigió dos juegos de la primera fase de Copa Oro de 2005. Los dos choques terminaron en derrota. La primera fue ante Panamá (por 1-0) y la segunda ante Costa Rica (por 2-1). Por el tema de números, entiende que le queda una deuda. No pudo saborear triunfos con la Azul. Pero sobre el juego ante los ticos cree que afectó a sus intereses las expulsiones de los porteros Misael Alfaro y Santos Rivera.  

"Nos faltó que esas pelotas que se fueron a los postes ante Panamá y Costa Rica entraran. NO tuve esa cuota de suerte que sí nos sonrió en otras partes. También nos faltó tiempo. Me faltó la voluntad para pelear por quedarme en la plaza. Quizá si yo hubiera insistido un poco más, hubiera hecho la lucha. Pero son etapas de la vida", expresó el timonel gaucho. 

Luego, Cavagnaro dijo que en su paso por el equipo nacional le hubiera gustado contar con jugadores de la talla del atacante Rodolfo Zelaya. "Yo no tuve a jugadores como Zelaya o como a todos esos que después tuvo el país. Luego, yo llegué a la selección de El Salvador de un día para otro. Fijate que el viaje a El Salvador, para ir a hacerme cargo de su selección, fue un safari. Fui por Estados Unidos, una vuelta bárbara. Casi tardé 24 horas. No me lo olvido que una vez EL GRÁFICO tituló: Y ahora a devengar", apuntó el  entrenador suramericano.

 Para el timonel argentino, en 2005 quedó una deuda mutua, es decir, de parte de él con el país y del país con él. Pero a diferencias de otros timoneles extranjeros que vinieron a dirigir al equipo nacional mayor, Cavagnaro dejó en claro que llegó previamente con un recorrido internacional reconocido.

"Soy cliente de Interpol. Estuve en todas partes. A todo lugar en el que he estado trabajando he vuelto, pero ahora ya no me da la edad para volver. Pero me hubiera gustado. Creo que en mi paso por El Salvador quedamos en deuda las dos partes, El Salvador conmigo y yo con El Salvador. Yo no fui al El Salvador a hacer currículo, ya fui con un nombre a dirigir ahí, con una carrera hecha. Pero creo que a lo mejor si hubiéramos logrado ir a Copa de Oro, quizá me quedaba más tiempo en El Salvador", dijo el estratega suramericano

Largo y ancho

En su periodo de labores con el equipo nacional, el estratega argentino recordó el recorrido que hizo por muchos lugares del país en la búsqueda de jugadores. Contó que en los últimos dos meses de trabajo tuvo que irse de dedo (de aventón o ride) a algunos destinos para poder hacer su labor de observación. Hacía casi lo mismo para irse desde el hotel en el que residía hasta el estadio Cuscatlán. Abordaba la ruta 44 para llegar al Monumental. No pagaba el pasaje, porque lo reconocía el cobrador. 

"Recorrí 17,000 kilómetros en El Salvador para buscar jugadores. Entraba a las champas donde vivía la gente. Dejé una buena base de jugadores. Por primera vez les dejé una selección de segunda división de la que posteriormente se nutrieron todos los equipos. Estar más de 50 años en la dirección técnica no es poco. Mirá que tengo 50 años de trabajo en la cancha y no desde el escritorio", apuntó el suramericano.  

Luego, fue en ese recorrido por el país donde asegura que descubrió a Christian Tobar, quien en en 2005 tenía 14 años de edad. Lo impulsó y lo llevó a entrenar con el equipo absoluto. Tobar jugó en el equipo de FESA, en segunda división, posteriormente. Su último paso internacional fue hace unos cinco años, cuando se fue a probar al Defensa y Justicia, de Argentina.

"No fue solo a él. Hubo dos más. Uno de 15 y el otro de 16 años. Los tuve que mezclar con los del equipo mayor, para que se fueran haciendo de esa experiencia. Ahora eso ya se está haciendo, que ponen a chicos de 15 o 16 años a practicar con el primer equipo. Después creo que Tobar se quedó en el camino, lamentablemente. Les dejé pasos adelantados", dijo el exseleccionador nacional.

  

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines