Presidente INDES desvió fondos para favorecer Alcaldía

Jaime Rodríguez, presidente del Instituto Nacional de los Deportes, desvió 125 mil dólares del presupuesto de alto rendimiento para beneficiar a la Alcaldía de Santa Tecla; uno de los beneficiados de la decisión fue el equipo Santa Tecla Fútbol Club, del cual hoy es directivo.

Enlace copiado
Enlace copiado

SAN SALVADOR. El presidente del Instituto Nacional de los Deportes (INDES), Jaime Alberto Rodríguez Jiménez, habría violado tres Leyes de la República y el reglamento interno de la institución que dirige para desviar un total de 125 mil dólares destinados para atletas de alto rendimiento que terminaron beneficiando al Santa Tecla Fútbol Club, equipo del cual ahora es directivo.

La transferencia tuvo lugar en octubre de 2011. Un mes antes, Rodríguez avisó a través de una carta dirigida a la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) que la entidad tomaría 125 mil dólares del millón 700 mil que se le transfiere por convenio anualmente, y que lo hacía, según reza la misiva, “con instrucciones de la Presidencia de la República”.

El dinero, que fue tomado sin el conocimiento del Comité Directivo del INDES, se invirtió en la construcción de la cancha sintética del estadio Las Delicias, meses después de que el recinto deportivo había sido dado en comodato a la municipalidad tecleña.

Rodríguez es hoy cuarto vocal en la directiva del Santa Tecla Fútbol Club, que juega como local en Las Delicias dentro de la primera división profesional y que percibe ganancias económicas de la explotación del estadio.

El equipo es propiedad de la Asociación Santa Tecla Fútbol Club, inscrita en el Ministerio de Gobernación como una organización sin fines de lucro. Pero al momento de esta publicación, la Asociación aún no presenta libros contables a dicha entidad gubernamental, de modo que las cifras de los que le ingresa en concepto de taquillas, patrocinios y otros son desconocidas.


ILEGALIDAD  El movimiento de dinero del INDES a la Alcaldía tecleña podría considerarse malversación de fondos públicos, y el método seguido también fue violatorio al Reglamento de Normas Técnicas de Control Interno Específicas del INDES. Asimismo, se actuó contra la Ley de Administración Financiera del Estado.

Consultados sobre el movimiento del dinero, Rodríguez y el gerente general del INDES, Luis Pérez Guerrero, aseguraron que el dinero no salió de una partida específica para la FESFUT, sino de la partida para Deporte de Alto Rendimiento.
Ese argumento no obsta para considerar que se pudo actuar contra lo que la Constitución de la República establece en su Artículo 228 sobre el debido uso de los fondos públicos, pues Rodríguez dispuso para otros fines un dinero que ya había sido aprobado por Asamblea Legislativa para el apartado de alto rendimiento.

El artículo en cuestión reza que “Ninguna suma podrá comprometerse o abonarse con cargo a fondos públicos, si no es dentro de las limitaciones de un crédito presupuesto”.

A finales de 2010 la Asamblea Legislativa aprobó que el INDES invirtiera durante 2011 un total de 6 millones 715 mil 845 dólares en la línea de trabajo Deporte de Alto Rendimiento, que engloba: “Mejorar el rendimiento de los atletas, árbitros, jueces, dirigentes deportivos y entrenadores, aplicando sistemáticamente planes y estrategias con los últimos avances científicos en materia deportiva, así como otorgar incentivos a atletas destacados en las diferentes competencias deportivas”.

El concepto anterior no encierra en ningún momento inversión en capital, es decir, en infraestructura deportiva. Además, la Alcaldía Municipal de Santa Tecla, beneficiaria del dinero, no es una institución que promueva deportes o deportistas de alto rendimiento, como sí lo son las federaciones deportivas.

NO INFORMÓ A SU COMITÉ

Jaime Rodríguez sostiene que la firma de un Convenio de Cooperación Económica que firmó con la Alcaldía Municipal de Santa Tecla lo respalda, y mencionó además que la decisión de destinar el dinero para el estadio Las Delicias la tomó en conjunto con su Comité Directivo.

“Acá las decisiones no solo las toma ‘la Chelona’, no, y pueden consultar eso, porque todo se informa”.

Sin embargo, este periódico revisó todas las actas de reunión del Comité durante 2011 y en ninguna de ellas se abordó el tema de la donación, ni la firma del citado convenio. Incluso, entre diciembre de 2013 y febrero de 2014, cuatro miembros del Comité Directivo, los que representan precisamente a las federaciones deportivas de alto rendimiento, aseveraron a EL GRÁFICO que no conocían nada de ese tema (ver nota aparte).

Al actuar sin informar a su Comité Directivo, el titular de la entidad también violentó los artículos 74 y 75 del Reglamento de Normas Técnicas de Control Interno Específicas del INDES, en los que se establece que el presidente de la institución no puede decidir por sí solo si las cifras son superiores a los 12 mil 672 dólares y que todo cambio que afecte el presupuesto debe tener la aprobación del Comité.

Curiosamente, en la ejecución presupuestaria de 2011, la transacción se catalogó a secas como “transferencia corriente a un organismo sin fin de lucro”. La Alcaldía de Santa Tecla es una institución pública, no una ONG. Mientras, la municipalidad reportó el ingreso de los 125 mil dólares como una “transferencia de capital”.

Debido a que Rodríguez no reportó el dinero desplazado de Alto Rendimiento, el Comité Directivo tampoco lo comunicó al Ministerio de Hacienda o la Asamblea Legislativa, que en este caso eran los únicos organismos que podían modificar el presupuesto del INDES y aprobar el nuevo destino de los 125 mil dólares.

Eso es violatario del artículo 43 de la Ley de Administración Financiera del Estado, que prohíbe “adquirir compromisos o firmar contratos que comprometan fondos públicos no previstos en el presupuesto”. El incumplimiento a lo dispuesto en ese Artículo es causal para la “destitución de los titulares o funcionarios infractores”.

ÉTICA Y POLÍTICA

Finalmente, la transacción entre el INDES y la Alcaldía Municipal de Santa Tecla violenta también la Ley de Ética Gubernamental, pues se presta a un “conflicto de intereses”, según la definición del artículo cinco literal G de esa normativa: “Son aquellas situaciones en que el interés personal del servidor público o sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, entran en pugna con el interés público”.

El desvío de los 125 mil dólares que eran para atletas de alto rendimiento terminó favoreciendo a un equipo profesional en cuya directiva figuran tanto Jaime Rodríguez como el alcalde tecleño Óscar Ortiz, cuarto vocal y presidente, respectivamente.

Una posible explicación a todo el procedimiento saltó a la luz durante una entrevista que EL GRÁFICO sostuvo con el gerente del INDES, Luis Pérez Guerrero, quien opinó que la transacción era una especie de “favor político”.

“Sí se requería dinero para poder hacer inversiones (en Las Delicias) y hubo una oportunidad en la que el señor alcalde (Óscar Ortiz) tuvo unas conversaciones con el señor ministro de Hacienda (Carlos Cáceres) y no había recursos. Él (Ortiz) pidió que se le diera (la ayuda) en cuotas, pero no había dinero y el Ministro pidió que se buscara otra manera de ayudarle porque no había dinero. Entonces, al llegar a la altura de septiembre y octubre (de 2011) se hizo la evaluación de qué era lo que se podía hacer, se vio que era lo que faltaba, lo que quedaba (en el INDES), y se vio que ésta (donar los 125 mil) era una alternativa”, reveló.

Esa posibilidad, la de conmover el presupuesto del INDES para satisfacer una necesidad de la Alcaldía de Santa Tecla no explica porque ninguna de las instituciones reparó en la eventual ilegalidad del procedimiento. Tampoco explica porque el Instituto Nacional de los Deportes no reinvirtió entonces ni después el porcentaje de la partida de alto rendimiento dedicada al fútbol a otras federaciones.

Sobre esta última pregunta, Rodríguez respondió claramente en entrevista sostenida con EL GRÁFICO en diciembre pasado: “Me preguntan por qué no invertir en atletas… Decime en quiénes. Yo prefiero invertir en algo que les va a quedar para el futuro. Ese será mi legado”.

Tags:

Lee también

Comentarios