"Nunca fue mi prioridad vivir solo del fútbol"

Rubén Quijada solo jugó fútbol a escala profesional por cinco años. Ganó dos títulos con Luis Ángel Firpo y se retiró en 2012 para irse a Canadá a aprender inglés y francés. Luego montó un taller automotriz en San Salvador, para administrarlo junto a su hermano.

 

Enlace copiado

"Nunca fue mi prioridad vivir solo del fútbol"

Enlace copiado

Cinco años de carrera futbolística (de 2007 a 2012) le bastaron para decir hasta aquí, luego de ganar los títulos de 2007 y 2008 con Firpo. Tras colgar los botines, el exvolante de marca, Rubén Quijada, se fue a Canadá para aprender inglés y francés y estudió en línea su maestría en Administración de Empresas en una Universidad de España. Antes de eso, en 2009, había coronado su licenciatura en ese rama, en la UCA.

Actualmente, Quijada trabaja en un asocio con su hermano en la administración de un taller automotriz, ubicado en San Salvador. Ha tenido que empaparse del sistema de los vehículos, pero ya lo ve como algo que es necesario para sus labores.

"Estando en el taller aprendés de mecánica, pero no es que yo me ponga a desarmar motores, porque para eso está el personal pertinente. Pero lo básico de la mecánica lo manejamos. Yo me encargo de lo administrativo en el taller. Pago a personal, definir precios, pago a proveedores y otros. Mi hermano es quien está en la parte de ventas. Ahí es donde nos complementamos y cada quien está en su área", explicó el exmediocampista firpense en charla con este medio.

Luego, sobre su paso por Firpo, Quijada recordó que llegó al plantel pampero con solo 17 años de edad. Lo recibieron ahí el timonel nacional, Leonel Cárcamo Batres, en el primer torneo, y el  argentino Hugo Coria, en el segundo certamen. 

"A los 22 años me tuve que retirar. Pero fue por circunstancias. A mí se me terminaba contrato y nunca me senté con la directiva. Pero la verdad es que para ese tiempo ya tenía planes para irme a estudiar afuera. Desde que inicié nunca fue mi prioridad vivir solo del fútbol. Estando en nuestro medio te das cuenta de que no pagan completos los 12 meses, que cuando el equipo va mal, te retrasan los salarios. En el primer año que estuve en Firpo viví un cambio generacional. Luego de eso, uno se da cuenta de que la carrera del fútbolista es corta", apuntó Quijada.

Con los toros, Quijada  recuerda que disputó cuatro finales, ganó dos y perdió dos. Casualmente, las dos en las que afrontó el sinsabor de la derrota fue ante Isidro Metapán. "Le gané dos finales a FAS. Una de esas fue con Horacio Cordero y la otra con Gerardo Reynoso, ambos entrenadores argentinos. Cordero me dio continuidad, pero no jugué la final ante FAS, que ganamos por 5-3 en penaltis. Luego en la segunda sí lo hice, gracias a la oportunidad del profesor Reynoso. Ganamos por 1-0 a FAS, con un penalti convertido por Guillermo Morán. Luego en las dos que perdí, solo estuve equipado en una. La otra la vi desde la gradas", explicó el exjugador del conjunto pampero.

Fue tras ese periodo corto en Firpo cuando el exvolante taurino decide irse a estudiar idiomas a Canadá. "Cuando me salió esa oportunidad no dudé en tomarla. Pero en mi etapa de jugador también fui parte de la selección sub-23 con el profesor Carlos de los Cobos. También me llamaron para algunos partidos con la selección mayor. Recuerdo que jugué también una CONCACAF con Firpo, pero lastimosamente nos quedamos por un punto de diferencia con Houston Dynamo. Nos tocó contra el Pumas mexicano. Acá le ganamos por 2-1 y allá nos ganó por 3-0 en la capital mexicana. Recuerdo que Tuca Ferreti era el entrenador de UNAM en ese momento", dijo el exmediocampista en plática con EL GRÁFICO.

Luego, ser tomado en cuenta en selección nacional fue casi como tocar el cielo para el exvolante. Desde que estudiaba en el Externado de San José ya tenía como referencias de Firpo a Rafael Barrientos, Guillermo Morán y Aarón Canjura, quienes estudiaron en ese centro educativo que es administrado por sacerdotes jesuitas. 

"Cuando salgo del colegio, recuerdo que habían suprimido las reservas. Entonces me tuve que ir a formar en la Academia de Fútbol del entrenador chileno Hernán Carrasco. Ahí conocí a Manuel Salazar, Pedro Reyes e Isacc Zelaya, con quienes luego fuimos compañeros en Firpo. Luego de estar en la Academia de don Hernán me voy para la UCA. Ahí jugué en la selección y fue Leonel Cárcamo, quien dirigía a la selección de esa Universidad el que me invita a entrenar con Firpo en pretemporada. Quedé y firmé como un juvenil", aseveró el exjugador del plantel pampero. 

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines