“Me siento muy identificado con El Salvador”

John Castillo habló desde Guatemala sobre su paso por el fútbol salvadoreño, de su falta de adaptación al Alianza y de su trayectoria en el fútbol chapín.

Enlace copiado
“Me siento muy identificado con El Salvador”

“Me siento muy identificado con El Salvador”

Enlace copiado

El delantero colombiano John Eider Castillo jugó por más de siete años en equipos de la segunda y primera división de El Salvador antes de partir a Guatemala en el año 2012 para establecerse en equipos de segunda y primer división.

Actualmente juega en el Sacachispas de la primera división de Guatemala (ascenso) y su paso por el fútbol salvadoreño solo le trae buenos recuerdos porque cosechó “buenos amigos”.

Llegó en el año 2007 para jugar con el Dragón, pero es recordado por su paso con el Vista Hermosa. Fue el goleador del equipo morazánico y por eso lo contrató el Alianza para el Apertura 2011.

El Alianza se proclamó campeón en la final del Clausura 2011 al imponerse en la final al FAS, y para el Apertura 2011, se reforzaron con el delantero cafetero John Castillo, para buscar el bicampeonato. Roberto “el Toto” Gamarra se mantuvo como entrenador hasta la quinta fecha de ese torneo, cuando designaron al serbio Vladan VIcevic, como su sustituto desde la octava jornada hasta el cierre de la fase regular. 

Castillo no terminó de adaptarse al equipo “me faltó conciliarme más en un equipo grande como el Alianza.  Me faltó ese paso, la adaptación fue difícil, el equipo venía de una senda muy buena, pero costó más que todo por el ambiente, llegué como una estrella, no se dieron las cosas. El equipo venía de ser campeón y pasamos una mala racha”, dijo.

Añadió que “lo puedo decir porque no se conjuntó la parte directiva con la técnica, ese fue el error. Me faltó adaptarme  y creo que influyó la parte técnica porque temíamos grandísimos jugadores, los técnicos decidían quién jugaba y quién no, eso suele pasar mucho en el fútbol”.

Admitió que “el Toto (Gamarra) me dio confianza, con él profundicé, despegué, pero al final, el equipo no pudo ganar nada. Jugamos Liga de Campeones de la CONCACAF, y el torneo nacional no lo pudimos retener, un equipo que está acostumbrado a cosas importantes y no gana nada en un semestre, las primeras caras que salen volando son los extranjeros, es entendible, cuando las cosas no se dan, uno sale”.

El Alianza terminó en la sexta plaza con 24 puntos y no pudo revalidar el título “uno busca nuevos aires. Con Lisandro Pohl (presidente en ese momento), agradecido, de los directivos que mejor se porta, es un señor muy claro en sus objetivos”.

NUEVOS AIRES

Viajó en el año 2012 a Guatemala y en su primera campaña se consolidó campeón goleador de ascenso con el Deportivo Sacachispas.

Recordó que “salí de El Salvador y llegué a Guatemala con mucha experiencia, a un fútbol diferente, llegué con personalidad, llegué tras tener un gran roce en el fútbol salvadoreño,  en Guatemala se toca más el balón, mientras que en El Salvador hay mucho más roce, eso me ayudó bastante”.

“Llegué a une quipo de ascenso y me proclamé campeón goleador, pasé a la liga mayor y tomé un plus en este país”, manifestó.  

Luego pasó al Iztapa de Liga Nacional y se consolidó como goleador. En la actualidad, tiene 36 años de edad y asegura que tiene mucho  más por dar al fútbol.

De su paso por El Salvador, recordó que  dejó “muchas amistades. Gracias a Dios, el fútbol salvadoreño me abrió muchas puertas, me dejó grandes amistades. Tanto así, que hoy en día tengo muchos amigos en estados Unidos que si les toco la puerta, ellos la abren. Por lo mismo que jugué muchos años en El Salvador. Muchos me ven y todavía me recuerdan.

“Siempre que puedo voy a El Salvador, es un país que me dio mucho, la gente me trató bien, el calor de la agente es increíble, me siento más identificado en El Salvador que en Guatemala.

Tiene 36 años y “mucho futuro, el cuido es lo primordial”.

Tags:

  • John Castillo

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines