Lisandro Pohl: "Fito Salume nunca ha dado un cinco para el equipo mayor"

El ex director deportivo de Alianza confesó y defendió en el programa radial del Güiri al Aire su verdad, admitió las causas reales de su sorpresiva salida de los albos y solicitó a la dirigencia que encabeza Adolfo Salume que traten de mantener la organización que les ha dejado tras 12 años de administrar al equipo paquidermo.

Enlace copiado
Lisandro Pohl:

Lisandro Pohl: "Fito Salume nunca ha dado un cinco para el equipo mayor"

Enlace copiado

Alianza comunicó el pasado jueves 30 de julio a través de un comunicado oficial la inesperada reingeniería que hizo en sus mandos altos de su organización donde se revelaba la salida de Lisandro Pohl, ex administrador del equipo hasta el Clausura 2018 y que ostentaba desde el último semestre de ese año la figura de director deportivo en la nueva administración de Adolfo Salume.

El ex dirigente albo accedió a confesar los reales motivos de su salida y brindó un panorama general de lo que deja en Alianza y sobre su futuro en el fútbol nacional.

¿Cómo debemos de entender su salida de Alianza como director deportivo si  miramos que en ese rubro el equipo ha sido exitoso bajo su administración?

Antes de entrar en eso el motivo por el que estoy acá (declarando) es por el respeto que le debo en este momento, sí a la afición, pero sobre todo por las declaraciones que han estado dando (los dirigentes actuales de Alianza) y por el comunicado que sacaron ayer (jueves) donde anunciaban que yo ya no iba a seguir (en Alianza), el respeto a los directivos que realmente han estado conmigo trabajando en esa época, el caso de Ernesto Alwood, el caso del finado Billy Aguilar, el caso de Óscar Amaya, de don Roberto Barillas, que son personas que durante toda mi gestión estuvieron conmigo y ellos saben lo que nos costó estar donde hoy estamos.   

El día sábado pasado (25 de julio) tuve una plática con Pedro (David Hernández) precisamente para hablar lo del técnico (el español Juan Cortés), tema que solucionamos (y que luego explicaré).

Entonces, ¿cuál fue el motivo de tu salida de Alianza?

Deseo explicar bien eso; el lunes pasado en la mañana llamé a Pedro (Hernández) y no me atendió la llamada, por la tarde le volví a llamar y tampoco me contestó; él a veces se encuentra muy ocupado pero siempre me devuelve la llamada, pero al final ese lunes no lo hizo.

El martes lo llame de nuevo antes de las 8 de la mañana y aclaro que con Pedro tenemos una excelente relación, le llamé y le dije que le hablaba a esa hora inusual para mí ya que yo no me levanto tan temprano porque no me había correspondido mis llamadas un día antes y que era la única manera de hablar con él; nos reímos y me dijo que llegaría ese martes a las 10 de la mañana a reunirse conmigo en mi oficina. Realmente (cuando me dijo eso) pensé que había de nuevo un problema en la contratación del profesor Cortés. Llegó y era todo lo contrario, todo apenado a decirme que las cosas habían cambiado, que don Fito (Salume) le había dicho y lo digo con todo respeto y parece risible pero es la verdad, que la semana anterior no sé en qué momento salió una encuesta de opinión pública en cuanto a los perfiles de personas (en El Salvador) y que él había salido bien bajo en la percepción que la gente tenía de él; de hecho (Pedro) me mencionó la palabra en negativo y que entonces a él le habían recomendado unos asesores de imagen que para cambiar eso él tenía que ser la cara visible del equipo (Alianza), pero que obviamente mi presencia iba a opacar eso porque era demasiada fuerte (mi imagen). Entonces pidió que me quedara como asesor y que él se haría cargo de todo. Claro que a mí me agarró eso de sorpresa porque estábamos en la negociación  del técnico y le dije a Pedro, la verdad que no, yo no estoy acá por el dinero, me darían un sueldo yo estaría en mi casa y te estaría llamando una vez al mes para preguntarte dónde te mando el recibo; es más, decile a Fito (Salume) que cuando él quiera un consejo se lo daré de gratis pero yo no voy a aceptar eso, no estoy acá por eso, estoy por lo que a mí me gusta que es dirigir el equipo, por lo demás no.                     

Entonces, ¿ese fue el argumento que le dijeron para no seguir de director deportivo en Alianza?

Ese fue el argumento que me dijeron en ese momento. Allí quedó la plática, Pedro es una persona muy centrada y trató de convencerme que aceptara la proposición de ser asesor de Fito Salume entendiendo la problemática pero le dije que no y así quedamos. En la tarde de ese martes (28 de julio) me llamó de nuevo para preguntarme si yo había recapacitado en el tema y si había decidido aceptar esa propuesta, a lo que le contesté que no, le pedí descansar en el tema porque también necesitaba digerir todo eso y le pedí hablar de ello el miércoles. Ese día me llamó a las 5 de la tarde para saber mi respuesta y le dije que definitivamente que no, no estoy buscando trabajo, estoy acá por el acuerdo que hubo cuando comenzó la administración de Fito en Alianza. Le dije que si al final no me querían dentro del equipo porque al final era para dejarme de un lado pero tenerme siempre allí para qué, no sé si al final no estaría ejerciendo el cargo que siempre he ejercido, no acepté y quedamos al día siguiente que fue ayer (jueves 30) que haría público mi salida de Alianza.  

¿Tuvo algo que ver la negociación que hizo con el técnico Cortés para su salida?

En ningún momento, siento que fue la excusa que utilizaron para convencer a Fito a tomar esa decisión (de retirarme de mi cargo), por eso que cuando puse ayer mis razones en mi red social de mi salida y reclamé el comunicado que hicieron que lo considero muy presidencialista tomar los tres cargos de presidente cuando solamente es una presidencia. Al final (Fito Salume) puede ser presidente de la asociación que es la dueña del equipo tal como lo era Rafael Ernesto Sol Meza en la anterior administración, pero cuando te dan un equipo en administración el dueño es el presidente deportivo y tú ves todo y no entiendo la repetición de tres presidencias cuando en realidad son dos y siento que lo que me dijo de su imagen es cierto, él tratará de mejorar esa imagen y hasta allí estaba todo bien.

¿Qué opinión le merece las declaraciones de don Fito Salume sobre este tema?

Lo que no me ha gustado son las declaraciones (públicas) que ha estado dando Fito desde ayer (jueves) donde la verdad no es correcto y quiero ser claro y enfático.

Habla que él da órdenes, que él aquí, que él allá, que desde que él llegó (a la presidencia) todo ha cambiado y eso es completamente falso. Acá tengo el contrato de administración (del Alianza) que terminó en el Clausura 2018 y él firmó el traspaso de la sociedad antes pero bajo el entendido y el acuerdo que él respetaría ese acuerdo firmado con los Sol Meza. (La familia) Sol Meza accedieron con esa condición firmar en ese momento porque Ernesto (Sol Meza) siempre me dio todo el apoyo; es más, si yo hubiera querido quedarme con el equipo y le digo Ernesto dejámelo a mí, él me lo deja y explico por qué no lo hice, porque siempre he sido en esto bien honesto y pensando cómo puedo mejorar el fútbol. .

Cuando terminamos mi gestión ya habíamos sido campeones invictos y el bicampeonato. Allí nada tiene que ver Fito Salume quien dice ahora que él dio las órdenes, nada. 

Cuando terminamos eso, nuestro director de marca (Óscar Silva) se le ocurrió la idea por lo que había significado eso hacer un video que lo presentamos en FEPADE, él allí se subió al barco pero no me importó ya que estaba contento por lo que veníamos haciendo pero sí hubo con él un pequeño altercado porque en ese momento yo era el presidente deportivo y cuando se iba a ser la presentación (Fito Salume) se enojó porque me habían colocado (en la mesa de honor) como presidente deportivo y dijo que allí solamente había un presidente.

Ese fue mi primer molestia, no con él, ya que casi nunca hablamos, fue con Pedro (Hernández), lo llamé directamente y le dije Pedro y ésto que es, perdóname, aquí él no tiene nada que ver, si él quiere estar allí no hay problema pero que no esté diciendo que yo no voy a estar (en la mesa de honor), si quien logró esto he sido yo. Al final las cosa fue toda armoniosa porque se tratan como adultos, él hizo la presentación y luego me brindó sus agradecimientos.

Pero desde afuera todo se miraba que era armonioso...

Así es, siempre había sido armonioso porque él nunca se había metido, porque eso que dice que él da las órdenes (dentro de Alianza) eso es mentira, a mí nunca me ha dado una orden, ustedes me conocen bien que yo no funciono así; es más, una sola vez tuvimos un problema que se dio por una situación que hicimos una cuestión social con una cadena de restaurantes que siempre lo habíamos hecho y acababa de pasar la situación que a él le habían cerrado sus restaurantes y todo eso y no quiero entrar en esa parte política. Reclamó que porque andábamos en eso y que por qué no en lo de sus restaurantes. Eso yo lo entendí perfectamente porque la situación anímica (no era la mejor) y me puse a pensar que si a mí me hacen eso cómo yo no estaría. Entonces no lo tomé a mal, lo entendí, al contrario me pareció que lo que le estaban haciendo no era correcto porque no son  los procedimientos, yo he tenido restaurantes y sé cómo son los procedimientos y lo que a él le hicieron fue una arbitrariedad y allí hay que ser correcto; entonces yo en eso le entendí. Pero de allí para adelante siempre nos hemos llevado bien.                

¿Cómo llega el español Juan Cortés Diéguez al banquillo de Alianza?

Yo recomendé al profesor  (Juan) Cortés al inicio del torneo a la gente del 11 Deportivo porque Fito (Salume) me había pedido que lo asesorara, que le ayudara en las cosas que yo pudiera. A mí me parece que el profesor Cortés es un gran técnico, lo vi en el poco tiempo que él estuvo con el Independiente, me gustó cómo lo hizo que jugara. Lo recomendé, lo aconsejé de cómo debía ir a la entrevista, qué tenía que decir y todo eso y efectivamente lo agarraron, lo contrataron y me alegro que no me haya equivocado en la recomendación.

Él en sus pláticas con los directivos (del 11 Deportivo) les había externado que si en un momento dado le salía algo bueno que lo iban a dejar ir. De hecho que hasta pena da decir lo que él cobraba allí porque él lo que estaba buscando era la oportunidad que ahora se le presenta.

Cuando nosotros (en Alianza) tomamos la decisión de que ya no van a venir los técnicos colombianos por el hecho que a mí me gusta siempre ser ordenado y viendo todas las dificultades que hay para viajar o entrar al país sentía que ellos nos estarían acá para la pretemporada y entonces no quería arriesgar al equipo sin los técnicos sabiendo que teníamos un compromiso de entrada con la CONCACAF. Entonces allí fue cuando tomamos la decisión yo hablé con el profesor Cortés pero básicamente para que él hablara con ellos (con la directiva del 11 Deportivo) y ver si realmente existía la posibilidad que lo dejaran en libertad. Él me dijo que no había ningún problema, que ellos se lo ofrecieron y viendo que se entusiasmo le dije mirá Juan, andá y hablá (con ellos) porque yo no puedo entrar en eso porque somos del mismo grupo y no podía entrar (a negociar); eso fue el sábado antepasado (18 de julio). Qué casualidad que el sábado antepasado él (Juan Cortés) va a desayunar con José Antonio Salaverría y me cuenta que en la plática lo llamó Pedro Hernández no sé por qué motivos y José Antonio Salaverría se lo ofreció a Pedro (Hernández) y le dijo que si nosotros teníamos problemas con el técnico nos puso a disposición al técnico José Cortés y allí se originó todo, incluso el profesor me llamó muy contento y me comentó todo, le dije que no se preocupara que yo hablaría con Pedro el lunes y efectivamente ese día Pedro me confirmó que sí, que no había ningún problema y que me encargara en negociar (con el profesor Cortés).

El día martes todavía me volvió a llamar Pedro en la mañana para preguntarme si ya había hablado con el profesor y le dije que sí, ya estamos casi todos de acuerdo y solamente falta que hagan el papeleo para resciliar el contrato y entonces ya firmarlo. En la tarde del martes me volvió a hablar (Pedro Hernánez) diciéndome que lo había vuelto a hablar José Antonio (Salaverría) y que ya no, que la junta directiva (del 11 Deportivo) se oponía y así cerrado; entonces hablé con el profesor Cortés y le dije que ya no se podría (hacer su contratación). Realmente todo ese movimiento (de su renuncia como técnico del 11 Deportivo) lo provoca él dentro de su desilusión que le habían dado la palabra (que lo dejarían ir), con testigos, no me lo estoy inventando y que después ya no.

Para el día viernes al final me confirman que sí hubo otra reunión y que sí iba a firmar con nosotros, tengo las llamadas que hice con el vicepresidente del 11 Deportivo, Héctor Salazar para decirme que porqué no lo arreglamos entre nosotros y al final llegamos a acuerdos, Héctor me llamó muy tranquilo y con disposición a todo. Ese día había reunión de presidentes de la liga y Pedro (Hernández) salió de esa reunión me llamó y le comenté que me había llamado Héctor Salazar y ya solucionamos todo, en esto hemos quedado para que él supiera y me dijo que estaba excelente, ya él se encargaría de eso y el sábado por la noche Pedro había hablado con Fito (Salume) y que ya no habría problemas.

¿Está Alianza preparado para dar el paso de no depender de un directivo y poder avanzar sin sufrir por su salida de la institución?

No, creo que ha quedado algo, quizá lo más importante, que lo dejé y que dije que lo tocaría, explicar cómo Fito (Salume) llegó al Alianza. Él llega al Alianza porque un día almorzando en un restaurante de carnes estábamos negociando la renovación del patrocinio de Pepsi y entonces él es duro, pero yo soy más duro cuando se trata del Alianza; allí estuvimos en la discusión pero todo en buenos términos pero es que a Fito le ha agarrado el yo, yo, yo y el presidencialismo y todo eso es mentira; ya lo explicaré más adelante porque lo quiero dejar como un consejo a todos sus asesores porque veo que no lo están asesorando bien.

Le digo que ese momento que los Sol Meza, dueños de ese equipo en ese momento estaban cansados, todo una vida y nunca hicieron que creo yo que pudieron y debieron haber hecho en su momento que es hacer (al Alianza) una institución como los equipos en Costa Rica; ellos tenían los ejemplo ya que en ese tiempo había mucha interacción entre los equipos, lo de Saprissa, lo del Alajuela es de años, no es de ahorita, es de 40 o 50 años atrás y entonces cuando vi a Fito (Salume) y que siempre me había apoyado yo me dije, bueno, éste a lo mejor a través con Fito porque yo no puedo hacer eso, yo no tengo dinero para hacer eso, entonces podemos desarrollar y llevar al Alianza a una etapa más grande. Y es allí cuando yo le toqué el tema por primera vez que si él no estaría interesado en comprar al Alianza y le ha de comprar porque antes ya había dos intentos de compra. Uno del dueño del Canal 12, el señor (Remigio) González el cual no se pudo llevar a cabo; y el otro que había sido con Rafael Alvarado Cano, de Canal 4, que si ellos estarían interesados.

Allí las pláticas avanzaron bastante porque no es que el (canal) 4 lo iba a comprar, sino que había unos socios que tenían canales de cables y que a ellos les podrían interesar. El proyecto era bonito porque era una forma también de ayudar a internacionalizar más al equipo a través de su exposición. Lamentablemente se traban allí las negociaciones, Ernesto (Sol Meza) se molestó y dijo ya no quiero más, mucho me están dando vuelta y ya no. Como estaban esos dos antecedentes, cuando hablo con Fito le digo mirá, puede que exista esto, todavía tenía un año de contrato (en mi administración) y aún habría seguido ya que con los Sol Meza nunca tuve problemas. Con Ernesto era como parte de su familia y con Ricardo nos llevábamos súper bien y a veces era con quien discutía en temas de fútbol pero que al final nos divertíamos ya que él es muy simpático, tiene su filosofía distinta a la de Ernesto; uno es más serio y el otro es más chachalaquero. Se lo digo a Fito y me dice voy a ver, pero pasaron dos meses y yo no supe nada (del tema).

De repente un día me llamó un licenciado Pedro Hernández que yo no conocía en ese momento. Me dice don Lisandro, me llamó don Fito y me dijo que existía esta posibilidad y usted qué piensa. Le dije que como no, Pedro, mucho gusto, yo ya hablé con él y todo pero déjame que hable con los Sol Meza y te devuelvo la llamada. Y efectivamente hablé con Ernesto y le pregunté que si siempre estaba interesado en vender al equipo y me dijo que sí y le conté, le pregunté que si estaba interesado en hablar con Fito Salume y me dijo que le interesaría conocer la oferta. Hablé con Pedro, le hice una cita, los presenté y empezaron a negociar; dos citas tuvimos y a la segunda se pusieron de acuerdo, Fito en ese sentido no estuvo perdiendo tiempo, llegaron a un acuerdo rápido y por eso se firmó antes que terminara mi contrato de administración, pero eso sí quedó bien claro que me lo iba a respetar y de hecho sí lo respetó.

Cuando eso ocurre ¿usted asumió que iba a continuar luego en otro rol en Alianza?

Cuando yo pensé en Fito Salume y se da la compra del equipo yo pensaba que Fito tenía la capacidad para poder al menos desarrollar un centro de alto rendimiento, con sus canchas de entrenamiento, sus camerinos y todo y que ningún equipo (en el país) tiene. Yo hasta pensaba en un estadio pero allí la verdad nuestro mercado no está para hacer una inversión así, pero para hacer tu centro de entrenamiento y todo eso sí. Eso fue lo que a mí me llevó (contactar con Fito Salume) porque yo no puedo hacer eso, no tengo la capacidad económica y él sí la tiene.

¿En qué momento ese grupo te dice quédate trabajando con nosotros?

Cuando ya (mi contrato) iba a terminar nos reunimos en otro restaurante a platicar y entonces él me dijo que si yo me iba a quedar porque él quería que me quedara con Alianza como socio y le dije que como socio no, que si quería que me quedara en Alianza me iba a tener que pagar (un salario) y me quedaría trabajando en Alianza desarrollando todos esos proyectos y él aceptó. A partir del Apertura 2018 comencé a trabajar como empleado de Alianza. La estructura ahora es la misma que tenía, todas las personas que trabajan ahora en Alianza, todas venían conmigo, a excepción de Óscar Silva que a él lo contrataron directamente como encargado de marketing, un muchacho bien preparado, con una gran capacidad y que lamentablemente por esta situación del parón le suspendieron su contratación y cuando miró que (la liga) no se reactivaría pronto presentó su renuncia, pero la estructura (de Alianza) ya estaba. Yo lo que pensaba era que creciera, que fuera una estructura más grande; todos los equipos del mundo el presidente no anda en el día a día del equipo, ya sea el presidente o sea el dueño, porque siempre hay dos figuras, el dueño que contrata a sus buenos ejecutivos para que le manejen su empresa, en este caso el equipo de fútbol o un presidente como el caso de Florentino Pérez del Real Madrid o del caso del Barcelona, (Josep) Bartomeu, que ellos son presidentes pero tienen a todos sus ejecutivos que son los que andan en el día a día, así veía al Alianza, como una organización, el que tuviera la imagen de dueño o presidente pero con los ejecutivos trabajando para hacer ese desarrollo de las canchas y todo eso, siento que allí él hubiera ganado una imagen tremenda, porque nadie en este país lo ha hecho, y ojalá me estén escuchando para que él allí él va realmente a levantar esa imagen que él quiere, no haciendo el trabajo de un empleado.

¿Nunca antes hubo una plática para levantar la imagen de don Fito Salume?  

Nunca, la verdad él siempre se cuida mucho, está en muchas fundaciones pero la imagen es como la política, o tenés el feeling y hacés el click con la gente o no lo hacés, pero la única forma de hacerlo es realmente es haciendo cosas que hagan click  con la gente.

Y para hacer click con la gente era que el equipo se convierte en el primero en contar con un CEDAR, pero ¿porqué nunca se logró realizar eso? 

Él en el fondo tiene una visión empresarial distinta, él pensaba que para hacer eso había que conseguir los recursos y para mí es al revés, esto es un hobbie para mí. Yo nunca he pensado que para hacer algo de dónde conseguía el pisto, yo lo ponía si lo tenía, lo poquito o lo mucho que en su momento lo ponía, ya después veía cómo diablos si me iba bien o mal; él no, él pensaba cómo se iba a financiar ese proyecto. Siento que él allí, con todo respeto, creo que cometió para mí el peor error en su gestión, y pueda que esté equivocado, pero quiero ser honesto en decirlo porque con esto quiero dejar algo, que si ellos sienten que tengo razón que cambien para bien del equipo y para bien del fútbol y es la figura de (Daniel) Pasarella. A él le recomiendan a Pasarella y el banquero que él tiene en Miami le dice que él conoce a Pasarella y se lo presenta. Luego él viene emocionadísimo con la idea de Pasarella. Entonces nos reunió un día y en la primera reunión en sus oficinas fue para hablarnos de Pasarella porque Pasarella en sus buenas intenciones ya que es un tipazo, una buena persona pero él vive en su mundo que no es el nuestro le vende la idea que él le puede vender jugadores en cinco millones de dólares y con ello Fito dijo que se hiciera eso y de esos cinco millones de dólares hacemos el proyecto; pero qué pasa, que Pasarella vive en un mundo distinto y quisieron acá forzar algo, apresurar algo que acá tomará mucho tiempo y en ese momento traté de hacérselo ver pero él estaba metido en esa idea y al final no se pudo hacer nada. Vino Pasarella, vino Héctor Pitarch, entraron con esa idea y allí se fueron más de 800 mil dólares en todo ese proyecto o un poquito más porque hay que reconocerle, fuera de lo que le pagó a Pasarella, él invirtió en ese momento bastante, lo que nunca habíamos invertido en las reservas, lo que pasa es que se alquilaron las canchas de EDESSA, se hicieron gastos en un montón de infraestructura que al final se terminó desperdiciando todo y por qué no hacerlo en tu propio terreno. Ahorita que estábamos en que debíamos iniciar la pretemporada para el Clausura 2020 no teníamos ni cancha dónde entrenar porque la UCA estaba cerrada, porque el estadio Cuscatlán también. Alianza no tiene nada , ahorita está igual que cuando yo lo tomé hace 12 años y el patrimonio ahora es solo la marca que es difícil de tasar ya que estamos mucho más alto ahora que antes porque hemos venido trabajando administrativamente bien. Las oficinas las alquilamos y ningún equipo tiene las oficinas que Alianza tiene. Allí tenemos las oficinas de mercadeo, la del asesor deportivo, la del gerente operativo, la del de marca. la de prensa, todos con sus cubículos , sus computadoras y todo eso ya estaba y Fito Salume nunca me ha dado un cinco para el equipo mayor, solamente para las reservas y digo todo lo que él gastó, que es un gran mérito, pero lo que quiero es que queden las cosas claras, que no se confunda.

¿Cómo armaron ese futuro equipo del plantel mayor que miramos en un tuit que usted colocó en su red social?

Primero soy yo con mis locuras, después obviamente con el cuerpo técnico, ya cuando tenemos eso llamaba al Tigana (Meléndez). Milton entra antes o después pero siempre Tigana brinda su opinión, le preguntaba qué le parecía y me brindaba sus observaciones porque su palabra tiene mucho peso. Siempre he dicho que Tigana en esto hicimos un gran click aunque no siempre había acuerdos porque en esto muchas veces se te metía algo y por último se hacía como a mí me parecía pero lo valioso era siempre la discusión previa pero en general siempre nos poniamos de acuerdo, él me orientaba y me decía que en algunas cosas no era tan necesario contratar, que si yo lo quería pagar que lo hiciera pero ese fruto, ese equipo que queda hoy (armando) es el trabajo de Tigana, de Edwin Abarca (gerente deportivo), de los profesores Wilson Gutiérrez, del profesor Bustos y de tu servidor, somos los únicos que hemos intervenido en eso, porque quiero decir que Pedro (Hernández) es bien respetuoso, él veía la parte institucional que antes hacía Neto Alwood, el vicepresidente que es un capítulo aparte que no sé si valdrá la pena tocar, pero a él lo apartaron y Pedro tomó su responsabilidad y nunca Pedro se metió en la parte deportiva, con él tuvimos una gran relación de trabajo y esperaría una gran amistad después de eso.  

¿Tuvo Alianza algo especial que le permitió realizar ese proyecto o el mismo se podría trasladar a cualquier equipo de la primera división?

Quiero decir que en los últimos cinco años Alianza ha sido autofinanciable, los primeros cinco años de mi administración fue un montón de dinero que puse, pagué caprichos, pagué malas decisiones, pagué todo, pero los últimos cinco años o cuatro años y medio el equipo ha sido autofinanciable. Pero (hay que preguntarse) por qué logramos ese estado, porque realmente las cosas deportivas cambiaron. En nuestro fútbol lamentablemente si nuestro equipo no anda bien la afición no asiste (al estadio) y nosotros hemos participado, si no me equivoco en ocho de las últimas nueve finales, hemos estado en siete finales consecutivas pero habíamos estado cuando fuimos campeones con Rubén Alonso (2015) y de allí quedamos afuera y después ya no hemos dejado de estar (en las finales). Todos los ingresos que te generan estar en eso más lo que te da la participación en la CONCACAF y en Concachampions obviamente tuvimos buenos ingresos, además que hemos tenido buen apoyo de nuestros patrocinadores que hasta este momento hemos tenido. Más allá que la planilla era muy cara y siempre al final estábamos contando los pesos pero siempre terminamos bien, con un superávit para comenzar el siguiente torneo.

¿El FAS podría alcanzar algo parecido si se lo propone?     

Pienso que a FAS sería más difícil, no sé cómo han manejado a FAS, lo que sí me acuerdo desde la época de don Reynaldo Valle que él mucho se quejaba y al equipo no le pagaban, esperaban hasta que llegara a la final para hacerlo. FAS se hizo esa fama que luchaban para llegar a la final porque allí cobraban. No sé porqué (sucedía eso),  si era mala administración o porque realmente no alcanzan los recursos porque la verdad, un equipo como Alianza es caro. En Águila lo logré cuando estuve (como presidente) porque se conjuntan las cosas, se te dan cuando llegamos a la final, quedamos campeones, nos salió una gira (por los Estados Unidos) y el equipo quedó con un superávit cuando me fui, pero antes venían con unas grandes deudas porque si las cosas deportivas no se te dan no es culpa de la dirigencia porque al fin y al cabo los resultados deportivos se ganan en la cancha.

Pero si el modelo del negocio funciona a partir de las taquillas estás condenado a que solo un equipo pueda sacar las cuentas que será el que quede campeón...

En el fondo pensaría que Águila, FAS y Alianza podrían, pero toda vez que todo el sistema del fútbol cambie, que haya credibilidad, pero lamentablemente eso no hay en el fútbol, no hay en los directivos, entonces cuesta que una empresa esté dispuesta a invertir porque como ven que no hay ninguna infraestructura, no ven una organización fuerte, entonces cuando vas a ver a un patrocinador en el caso nuestro iba con mi gerente de mercadeo, hacíamos las presentaciones y la gente quedaba impresionada, pero cuántos (dirigentes) hacen ese tipo de trabajo. Entonces, si todos los hicieran, no fuera solo un equipo, fueran todos los que darían credibilidad al fútbol y allí incrementa mucho la credibilidad en la empresa para poder invertir en los equipos.        

Hay una leyenda negra sobre la final entre Alianza y Águila del Clausura 2018. ¿Es cierto que Alianza se dejó ganar en penales y que por eso se fue el Zarco Rodríguez?

Es falso, Lo confesaré, al Águila a mí me lo ofrecen administrarlo cuando estaba a punto de vencerse mi contrato de administración con Alianza. Después del bicampeonato me llaman para saber si podía hacerme cargo del equipo, porque los Arieta estaban ya cansados con el patrocinador principal que era TCS y era todo un desastre y por el cariño que le tengo a la gente de San Miguel y por la rivalidad con Alianza, a mí me quieren mucho, fui aguilucho y nunca lo negué, pero viendo la situación precaria porque hay que recordar que esos jugadores de Águila no cobraron su salario en Navidad y año Nuevo y allí y le pregunté a Pedro (Hernández) si Fito no estaría interesado en agarrar el proyecto de Águila sabiendo que tuvo su pasado y cariño con el Águila y él aceptó. Entonces yo se lo llevé al Águila a Fito, le hice toda la logística, todas las reuniones con la dirigencia de Águila las hicieron en mi oficina y me comprometí con Fito a que lo iba a asesorar para que el equipo realmente agarrara otra vez su grandeza. Todo ese año yo estuve con el profesor (Carlos) Romero ayudando, aconsejando porque toda la presión fue tremenda, comenzaron con una directiva y terminaron solo con dos personas porque todos querían que lo quitáramos.

Él tuvo problemas con los jugadores, al final se hizo una limpia interna pero tuvimos una buena relación con Alex (Menjívar), no era que tuviera una influencia enorme en la interna de Águila pero cuando llegamos a la final y la perdimos, a mí se me vino el mundo encima porque estaba convencido que se iba a ganar esa final ya que veníamos de 12 victorias consecutivas ante ellos y nuestro equipo era más fuerte. Al final nadie regaló nada, simplemente el profesor Romero nos ganó con su planteamiento, el equipo siempre ha tenido mala suerte en los penales, en las finales que hemos llegado a esa instancia todas las hemos perdido, no me preguntes porqué, pero Águila nos ganó bien. El Zarco Rodríguez se va porque se sintió culpable ya que no supo motivar al equipo para esa final, él renunció en los camerinos y me doy cuenta a través del gerente que él había renunciado, nunca nosotros le dijimos que renunciara o que se fuera. 

¿Qué hará ahora que está fuera de Alianza?

Bueno, ya borré la pizarra, la verdad entré al Twitter para contrarrestar la imagen que habíamos vendido esa final ante Águila y a la vez me metí también para defender la imagen de Fito (Salume) ya que lo acusaron directamente. entré, pero no sabía nada de esa red social, hay que ser sincero que cuando uno no sabe nada de algo cuesta poco aprender, pero allí tuve una interacción bonita con los aficionados, estoy pensando ver si hago un programa todos los días, una hora para hablar de fútbol en general como un entretenimiento, me gusta interactuar con los aficionados. No me seduce llegar a la FESFUT, cuando hice la locura de separarnos de la FESFUT me fui a pegar de frente con la piedra y aprendí de esa mala experiencia por lo que no me llama la atención. 

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines