Limeño dejó ir el triunfo ante Once Deportivo

Al cuadro cuchero se le escapó la victoria tras un gol de tiro libre en el último minuto que dio el empate al Tanque Fronterizo. 

Enlace copiado
Limeño dejó ir el triunfo ante Once Deportivo

Limeño dejó ir el triunfo ante Once Deportivo

Enlace copiado

Municipal Limeño fue un equipo intrascendente pese a la ventaja numérica y al gol de Edwin Sánchez que no fue suficiente ya que en el último minuto Dieter Vargas le dio el empate al Once Deportivo. 

Los de Trigueros sufrieron y mucho. No tuvieron la consistencia ofensiva a su favor y en una de las pocas de claridad encontró el gol pero no les bastó ante un rival que tácticamente estuvo ordenado y encontró premio gracias al tiro libre de Dieter sobre el final. 

El Limeño navega entre la idea de aspirar a puestos de clasificación o resignarse ante la falta de conexión en un equipo que está en el fondo de la tabla. Todo lo contrario a su rival en el Flores Berríos. 

Once Deportivo, por el contrario navega en la regularidad de su juego y en puestos de clasificación con la recién iniciada segunda vuelta. Con Carlos Romero el cuadro ahuachapaneco no ha perdido la idea que le ha vuelto desde su llegada a primera un equipo competitivo. 

El Limeño pelea con las dificultades. Con Geovanny Trigueros, el equipo y sus fichajes no han aprovechado su condición de local y ni las luces en el estadio le han dado brillo a su juego. 

Con poco tiempo en el campo, el partido se vio afectado para los visitantes tras la expulsión de Enner Orellana que ingresó al minuto de juego y que con 14' en el terreno complicó a su equipo, que hasta ese momento se replegaba en defensa y no encontraba la salida. 

Al tanque le tocó sufrir. Los de Trigueros aprovecharon el hombre de más para presionar y adelantar la línea ofensiva que lideraba Edwin Sánchez. El 10 jugaba como enganche y generaba espacios en el último cuarto de cancha. 

Para el Deportivo, la solución era jugar más cerrado y esperar a que en punta Foster encontrará como lobo solitario una opción de peligro pero la falta de balones y sin la posesión les era imposible a los ahuachapanecos con la situación en contra. 

Era un problema la ansiedad para los cucheros. Obligados a sumar para salir del fondo, los locales caían en la desesperación de anotar con el Once tratando de jugar con el factor tiempo y con traslados largos de la posesión para que el cronómetro avanzará. 

Le funcionó tras la primera parte en la que Limeño no pudo concretar y apenas disparó en una ocasión a marco la intrascendencia de su juego dio paso al ingreso de Wilfredo Cienfuegos para darle explosividad a las salidas cucheras. 

Con el 5-3-1 cerrado, los de Carlos Romero sacaban el negocio. Incluso hacían retrasarse a los locales. La impaciencia no solo se evidenciaba en los pocos aficionados, sino también el los propios jugadores que increpaban exigiendo más entrega con uno más en el campo. 

Fue hasta el 60' que Rómulo Villalobos tuvo la más clara en un tiro libre que el meta visitante despejó con los puños. El DT Trigueros no encontraba la fórmula porque con su planteamiento el equipo no se encontraba cómodo. El técnico apostó por el ingreso de dos extremos para poblar el mediocampo y complicar la muralla fronteriza. 

VOLVIÓ EL INTER 

El gol tenía que llegar. Fue al minuto 70 cuando Limeño preparó una jugada estacionaria tras un corner que sirvió para que Edwin Sánchez, uno de los más insistentes en ataque, anotara el 1-0 para el local. 

Y lo intrascendente que hasta entonces había sido el juego del Limeño, encontró tras los cambios los espacios para darle vuelta a su situación y ahora jugar con el marcador a favor frente a un rival que minutos antes del gol apostó por cambios defensivos. 

Pero no fue suficiente. En el último minuto Dieter Vargas anotó de tiro libre el gol que le dio el empate al Once, que hizo la hombrada y hunde todavía más a los cucheros 

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines