Lácteos, la nueva cancha de Carlos Aparicio

Junto a su esposa Danella Nativí, Carlos Aparicio se dedica a la venta a domicilio de lácteos, en San Salvador.

 

Enlace copiado
Lácteos, la nueva cancha de Carlos Aparicio

Lácteos, la nueva cancha de Carlos Aparicio

Enlace copiado

La idea surgió en una plática de pareja y el resultado fue establecer una empresa familiar dedicada a la venta de lácteos. Surgió el nombre “Lácteos los abuelos”, ambos estuvieron de acuerdo y el queso, la crema, el requesón, la miel de abeja, los chicharrones y el encurtido de cebolla, se convirtió en el menú para ofrecer en servicio a domicilio a la clientela.

El cliente recibe la llamada telefónica, al otro lado del teléfono, el reconocido futbolista Carlos Aparicio se identifica como el repartidor de “Lácteos los abuelos”. Llegó a la residencia para entregar el producto.

Junto a su esposa Danella Nativí, Aparicio cuenta que surgió la idea de montar esta empresa hace tres semanas, recibieron el apoyo de sus padres y ahora es común ver a Carlos Aparicio entregando los pedidos en San Salvador y La Libertad.

“El cerebro de esto es mi esposa,  le surgió la idea de este negocio, dadas las circunstancias que vivimos (pandemia por el coronavirus), me consultó y le dije que la apoyo, tiene mucho conocimiento sobre esto (lácteos) porque es de Santa Rosa de Lima, La Unión”, dijo Aparicio.

 MANOS A LA OBRA

Aparicio contó que “nos sentamos a platicar, por sus contactos conseguimos el producto, ella comenzó a mover la parte de la publicidad en las redes sociales”.

Tras el pedido, Aparicio entra en acción. “La venta ha sido buena, me dedico a preparar el producto y repartirlo a los clientes. Ella (esposa) es la logística de este proyecto”.

Como buen vendedor, sostuvo que “los precios son accesibles y justos, tratamos de dar el servicio lo más rápido y hasta el momento, la gente que nos ha comprado, está bastante satisfecha con el servicio. (Ofrecemos) todo el lácteo y metimos chicharrones, una cebolla artesanal (encurtido) hecho especialmente por mi esposa para acompañar los chicharrones y miel”.

En la red social Instagram y Facebook los pueden encontrar como Lácteos los abuelos,  cuentan con cobertura en todo San Salvador y “de Mejicanos a la Joya (La Libertad), hemos entregado pedidos en Santa Elena, Merliot, Santa Tecla, residencial San Gabriel, la gente nos ha buscado y esperamos que nos sigan apoyando en este proyecto.”, explicó.

Aparicio comenzó su carrera en el fútbol en 2003 con el San Martín de la tercera división, debutó en la liga mayor con el Vista Hermosa en el 2005, pasó al Alianza un año después y luego vistió los colores del FAS, equipo con el que más se identificó en su trayectoria profesional.

La principal meta de esta pareja es establecerse en el mercado y luego instalar un local “la idea es poner un local, tenemos el apoyo de nuestros padres, por eso el nombre de la empresa. Primero Dios podamos crecer, poner un local y crezca” detalló el futbolista.

“Espero que muchos futbolistas se inspiren en este tipo de historias, tenemos un dicho con mi esposa que ‘jugamos en el mismo equipo’, nos apoyamos, (confía) inspirar a futbolistas y jóvenes que pueden tener el sueño de emprender con algo, nosotros tuvimos el sueño y lo pusimos en marcha”, expuso.

En 2019 jugó con el Sonsonate y luego puso un alto, a lo mejor no definitivo a sus 34 años, porque su sueño también es convertirse en entrenador de fútbol “estoy en los cursos de entrenador, siempre tengo la espina, me gustaría aportar, volver a jugar  si esto se reanuda ( por la pandemia), pero también quiero hacer crecer esto y prepararme en el fútbol para también ser un entrenador, esperaremos las líneas que pone Dios, me gusta el fútbol y es difícil dejarlo, caso contrario, tengo dos proyectos más”, concluyó.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines