La travesía de Erick Rivera para volver a El Salvador desde Sudamérica 

El delantero y su familia hicieron al menos seis escalas sin bajarse de la aeronave para estar de nuevo en El Salvador. Tras realizarse las pruebas COVID-19, el jugador, su esposa e hijo fueron enviados a cuarentena por 14 días.

Enlace copiado
La travesía de Erick Rivera para volver a El Salvador desde Sudamérica 

La travesía de Erick Rivera para volver a El Salvador desde Sudamérica 

Enlace copiado

Doce horas de vuelo sin escala, más un riguroso protocolo de salud fue lo que tuvo que sobrellevar el delantero del Aurora, Érick Rivera para volver al país el pasado jueves a las 5:00 de la mañana. 

El pasado miércoles, el cuscatleco salió con su familia desde Cochabamba, Bolivia, a Santa Cruz, siempre en territorio boliviano. Luego, las siguientes paradas iban a ser Colombia, Panamá, Costa Rica, Honduras, Guatemala y finalmente El Salvador.

"Fue de mucho trajín este viaje. Fue una larga aventura. Incluso, nosotros tuvimos que llevar comida de nuestra casa. Teníamos que calcular que nos alcanzara para 12 horas de camino. No se permitía en el protocolo que las azafatas manejaran los alimentos", dijo el atacante salvadoreño, quien se fue a jugar al balompié de Bolivia desde enero de este año.

En el último torneo solo pudo disputar trece fechas con el plantel celeste, debido al brote por coronavirus a escala mundial. Marcó tres tantos con ese representativo boliviano con el que tiene contrato hasta diciembre de 2021.

A su llegada al país, la tramitología por el tema sanitario dispensó en cierta medida al atacante y a su familia. Ninguno fue enviado a un centro de contención, pero sí deberán estar en confinamiento en sus respectivos domicilios.

"En mi caso dije que estaré en cuarentena en la casa de mi mamá. Yo quería estar con ella. Luego mi esposa y mi hijo se fueron a donde mi suegra para su confinamiento. Creo que ponen a encargados del Ministerio de Salud a que lo vigilen a uno en cuarentena, pero si no es así, también queda en uno en tomar las respectivas medidas para evitar ser infectado con el coronavirus. En los próximos 14 días no puedo salir de mi casa", explicó el delantero. 

Rivera dijo que por ahora solo está a la espera de los resultados de las pruebas de COVID-19 que le hicieron a él y a su familia para descartar presencia del nuevo coronavirus en sus cuerpos. "Primero Dios todo va a salir bien cuando nos den los resultados", expresó el jugador salvadoreño.

Por otra parte, Rivera explicó que el fútbol en Bolivia se reanudará en octubre con mayor seguridad.

"Del equipo me tienen que avisar 15 días antes del inicio de los entrenos en cancha, para que yo pueda viajar con tranquilidad. Quizá viaje de regreso a Bolivia a mediados de septiembre", apuntó Rivera en una plática con este medio.   

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines