Loading...

La invasión al Cuscatlán fue todo un éxito

La afición de FAS tuvo una tarde memorable en el estadio Cuscatlán donde fueron mayoría. Jugadores y técnico se rindieron ante la hinchada.

Enlace copiado
La invasión al Cuscatlán fue todo un éxito

La invasión al Cuscatlán fue todo un éxito Foto: Carlos Cárdenas,

Enlace copiado

Fue completa locura. San Salvador, la capital de El Salvador,  vivió una invasión por parte de la afición de FAS, quien en su mayoría vino desde Santa Ana a ver a su mimado en la gran final del Apertura 2022 ante Jocoro.

El estadio lució repleto de rojo. Eran apenas las 7:00 a.m. y desde el Parque Libertad y desde el estadio Quiteño se preparaban más de 50 buses de hinchas del conjunto tigrillo para viajar hacia la capital. Fue una locura. Venían optimistas de que el 13 de noviembre su equipo se proclamaría campeón y se los cumplieron. Regresaron con la 19 a la ciudad heroica.

Se hicieron se sentir y vaya de qué manera. Eran las 10:00 a.m. y el bulevar Los Próceres y en los alrededores del estadio el tráfico se paralizó. La invasión había comenzado. Una inmensidad de buses e incontables automóviles con alusivos fasistas se miraban por doquier.

A las 11:00 a.m. por el sector de tribuna, la afición organizada hacia su entrada triunfal hacia los tendidos populares. Bombos, tambores,  trompetas, banderas y cánticos eran la melodía que amenizaba el estadio Cuscatlán a menos de cuatro horas de que comenzará el partido.

El estadio Cuscatlán estaba con lleno hasta las banderas al punto de la 1:00 p.m. mayoría azulgrana y en Sombra Norte amarillo. El escenario estaba listo y el show tenía que comenzar.

Con una gran euforia, minutos antes del inicio del juego, el FAS fue recibido a lo grande.  El "vamos mi campeón, queremos la copa" retumbaba por todo el coloso y en Sol General se extendió una manta con el número 10 y el nombre del "Mágico" que simbolizaba una tarde mágica para la afición asociada.

Primeros 10 minutos de mucho estudio en el campo, pero en las gradas era otro partido que FAS ya había ganado. El empuje fue impresionante. Sin embargo, habían dudas, el Jocoro se mostraba valiente en el césped y las ocasiones de gol hacían que el silencio reinara por segundos.

Sin embargo, al minuto 25, el gol de Rudy Clavel enloqueció a la afición. El estadio explotó de alegría y júbilo porque la 19 estaba cerca, más cerca. El empuje siguió hasta el medio tiempo.

La afición de FAS se negaba a cantar el "ahí está el campeón", querían otro otro gol y fue así como en el segundo tiempo, el equipo de Zambrano salió con otro aire y muchas ocasiones de gol fueron erradas. La hinchada sufría por no poder gritar otro gol.

Hasta el 66 con la gran jugada de Mendoza y el golazo de Filigrana. Explosión de euforia en el Cuscatlán y ahora sí,  se venía el "ahí,  ahí,  ahí está el campeón".


Los últimos minutos del partido fueron de empuje. El "movete tigrillo movete" o el "vamos mi campeón" insistían hasta el pitido final del partido. Saltos, abrazos, y el imperdible "FAS, tu puedes" sonaban a coro en todo el recinto porque la 19 había llegado.


La afición disfrutó mucho que los jugadores celebrarán con ellos. Cánticos y bailes sonaron hasta que las luces del Cuscatlán se fueron apagando para enmarcar así la invasión al Cuscatlán por la 19.
 

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines