La experiencia del “Gavilán” Funes en el UDET de El Tránsito

Uno de los porteros históricos de fútbol salvadoreño, Rubén Funes, está aportando su experiencia en este equipo de segunda división.
Enlace copiado
La experiencia del “Gavilán” Funes en el UDET de El Tránsito

La experiencia del “Gavilán” Funes en el UDET de El Tránsito

La experiencia del “Gavilán” Funes en el UDET de El Tránsito

La experiencia del “Gavilán” Funes en el UDET de El Tránsito

La experiencia del “Gavilán” Funes en el UDET de El Tránsito

La experiencia del “Gavilán” Funes en el UDET de El Tránsito

Enlace copiado
Originario de Santa Elena, en el departamento de Usulután, Rubén Funes llegó a convertirse en uno de los porteros que marcó época en el fútbol salvadoreño y hoy quiere transmitir sus conocimientos a las nuevas generaciones.

Conocido en el caló futbolístico cuscatleco como "el Gavilán" Funes, inició su trayectoria a la corta edad de 15 años en el Vencedor, para luego pasar al Mar y Plata de Puerto El Triunfo, donde a los 16 años lograría su primer título de campeón.

Posteriormente regresó al Vencedor en la Liga de Ascenso y fue en el año de 1976 cuando tuvo la oportunidad en primera división, recalando en el Águila de San Miguel. Se mantuvo ahí por tres años, para luego regresar al representativo de Santa Elena (el Vencedor) en 1978.

Después de salvar la categoría con el Vencedor volvería a la máxima categoría.

SU LLEGADA AL FIRPO
“En 1981 me compró Águila, en ese año ascendió el Agave de la hacienda El Platanar y yo fui a préstamo a ese equipo. Jugué una temporada en el club y por cuestiones de la guerra, y que al equipo lo mantenía la hacienda, en ese mismo año pasé a jugar al Luis Ángel Firpo”.

Desde sus inicios en la escuadra pampera comenzó a escribir su nombre con los usulutecos, cuando en el año de 1982 el Firpo logró por primera vez clasificar entre los cuatro mejores. Además, el guardameta quedó entre los menos goleados a nivel nacional, destacando que el equipo estaba formado solo por jugadores salvadoreños.

“La mayor tragedia que viví como futbolista fue que en un entrenamiento me fracturé un dedo. Yo seguía entrenando así, siempre tenía las intenciones de jugar, porque yo sentía que íbamos a ser campeones. Ese año clasificó Cojutepeque, Águila, Firpo y Tiburones, yo jugué así por la afición, me inyectaron y confiaba en mis capacidades porque quería ser campeón. En los dos primeros partidos le ganamos a Águila y Tiburones, pero ya la final no la jugué, la disputó Mauricio Chamagua y él fue el afortunado de jugarla y como lo presentía, salimos campeones. Fue el primer título del Firpo, en 1989. Ese año fue muy duro para mi”, recordó.

En sus últimos años como profesional llego al Dragón, un equipo lleno de jugadores jóvenes, pero la experiencia del guardameta le ayudaría de mucho a la escuadra “escupe fuego” ya que eran los recién ascendidos a primera división.

“El profesor Mario Martínez me llamo para que fuera al Dragón, pero a mí en mis dedos me habían operado, me pusieron platino. El equipo no tenía mucho dinero, pero vino el señor Sergio Torres y dijo que me iban a cambiar a mí por Raúl Diaz Arce, un gran jugador, pero el todavía jugó una temporada más con Dragón”, reveló.

El arquero se retiró a la edad de 35 años, cosechando títulos en primera y tercera división.

“Para poder cumplir los sueños uno debe sentir la camiseta, eso fue lo que a mí me caracterizaba en el terreno de juego. Yo siempre mantuve la humildad porque eso es fundamental si queremos cumplir nuestras metas”, aconsejó.

Actualmente, “el Gavilán” Funes es el preparador de porteros del UDET de El Tránsito, en segunda división, bajo el mando del profesor Miguel Ovando, con quien ya antes había compartido vestuario como futbolista en Luis Ángel Firpo.

Tags:

  • segunda division
  • udet
  • ruben funes
  • gavilan funes

Lee también

Comentarios