Kilmar Jiménez: “Hoy el futbolista debe ser integral también en lo académico"

El excampeón con Águila Kílmar Jiménez retomó sus estudios, los que dejó inconclusos a sus 17 años, cuando le entró de lleno al fútbol.

Enlace copiado
Kilmar Jiménez: “Hoy el futbolista debe ser integral también en lo académico

Kilmar Jiménez: “Hoy el futbolista debe ser integral también en lo académico"

Enlace copiado

La historia de Kílmar Jiménez es de decisiones múltiples. En su vida se han abierto puertas y cerrado otras, pero lo importante para él es que ha sabido reabrirlas, con esfuerzo.

Consagrado como jugador, ganando tres títulos y un subcampeonato, Kílmar tuvo que sacrificar sus estudios para dedicarse tiempo completo a la carrera de futbolista, pero 20 años más tarde decidió retomar esa área de su vida, la misma que tuvo que cortar a sus 17 años: sus estudios de Jurisprudencia.

“Antes de comenzar como jugador en el Águila, recuerdo que salí del (colegio) Santa Cecilia en Santa Tecla, fui una persona bastante aplicada, me gustaban los estudios, pero me salió la oportunidad de venir al equipo a los 17 años”. 

Esa decisión de tomar el sendero del fútbol, un camino a veces riesgoso por las lesiones, las frustraciones y el corto tiempo para desarrollar una trayectoria respetable, hizo que el entonces juvenil jugador dejara de lado las Ciencias Jurídicas. 

“Surgió que vino Milovan (Djoric, exentrenador serbio del Águila a finales de los años 90) y él no quería futbolistas a medias, sino al 100 por ciento, entonces me decía: 'chico, quieres estudiar o quieres ser profesional del fútbol, decide'”, cuenta Kílmar, hoy entrenador del equipo sub-17.

“Tuve que tomar la decisión y en ese lapso me costó un poco (ser futbolista tiempo completo), porque su metodología era bastante avanzada para la época… En el ocaso de mi carrera, conocí personas por el fútbol, te pueden echar la mano pero te preguntan si has sacado alguna carrera. Conocí personas que me animaron a terminar la carrera de abogado y gracias a Dios también saqué los cursos de entrenador y tengo la misión de sacar mi carrera académica”, confesó.

Fue así como Jiménez decidió desempolvar los libros, actualizarse con la nueva jerga jurídica y volverse a enrolar con la universidad. “Quiero darle el ejemplo a mi hijo, que era más académico que futbolero. Él me dijo que cómo era que yo lo llegaba a entrenar y yo no estudiaba. Quiero que él esté orgulloso de mí, se ganó una beca al Tecnológico de Monterrey, y quiero enseñarle que hay tiempo para todo. Así como le exigía jugar, ahora yo hago lo que él me pidió”, confiesa.

De esta manera es que Jiménez, sobre sus 40 años, no se confía de sus logros deportivos y sabe que los deportistas deben ser, ante todo “personas integrales”.

“Yo le digo a los muchachos que se preparen, siempre hay tiempo para todo. Hoy el futbolista debe ser integral, no solamente participar en lo deportivo, sino también en lo académico”, recalca.

En la actualidad, Kílmar combina diversas facetas de su vida para culminar su carrera. Aparte de ser padre y esposo es el encargado de deportes de la Universidad Gerardo Barrios, en donde trabaja todas las mañanas, entrena al Águila sub-17 por las tardes y estudia Jurisprudencia por las noches. Y este fin de semana, a pelear el cupo a la final con el combinado infantil aguilucho.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines