Kevin Santamaría está en fase de recuperación en Perú

El volante del Deportivo Llacuabamba se lesionó su pierna izquierd en un entreno hace casi una semana por lo que no era opción para el juego suspendido del pasado sábado ante el Ayacucho FC. El tecleño espera estar listo para cuando se reanude nuevamente la liga peruana.

Enlace copiado
Kevin Santamaría está en fase de recuperación en Perú

Kevin Santamaría está en fase de recuperación en Perú

Enlace copiado

El mediocampista tecleño, Kevin Santamaría, se lesionó el pasado martes en el entreno que sostenía con su equipo, el Deportivo Llacuabamba, previo al choque suspendido del pasado sábado ante el Ayacucho en uno de los siete estadios de la ciudad de Lima, sede única por el momento para desarrollar el torneo liguero.

Sobre su contractura muscular, Santamaría explicó que "la verdad me sentí triste porque habíamos entrenado mucho para este partido, veníamos de muchos meses sin jugar y otros trabajando fuerte; pero por otro lado lo tomé a bien porque el martes pasado sufrí esta contractura en mi pierna izquierda en un entreno del equipo y el viernes me hicieron la prueba para saber si entraba en la convocatoria pero no pude superarlo por lo que no entré a la convocatoria del sábado, con todo esto de la suspensión me está dando la posibilidad de recuperarme y poder jugar ese partido ante Ayacucho de local", admitió el ex jugador del Santa Tecla.

El pasado viernes las autoridades sanitarias de Perú suspendieron nuevamente la continuidad del fútbol inca después que un grupo de aficionados salieron a las calles violando los protocolos de bioseguridad.

Tras cinco meses de espera por el confinamiento obligatorio decretado por el gobierno central, el pasado viernes se reanudó el fútbol profesional en Perú con el inicio de la jornada siete; así mismo volvió a suspenderse luego de disputarse el encuentro entre Academia Cantolao contra Universitario de Deportes.

Las autoridades gubernamentales decidieron suspender de forma indefinida el torneo luego de los incidentes en que aficionados del club Universitario de Deportes rompieran con los protocolos de bioseguridad y distanciamiento al salir a las calles a apoyar a su equipo por su aniversario de fundación.

Al respecto, Santamaría aseguró que "la liga aún no se ha suspendido, la gente llegó antes del partido afuera del estadio con bombas, cohetes y todo que a las autoridades deportivas no le gustó  para celebrar el aniversario del Universitario y chocó con el juego que estaba realizando. Creo que fue un acto impropio que no debió ser. Por la noche del viernes se reunieron las autoridades competentes y decidieron suspender la fecha de manera indefinida ya que deben analizar de qué manera se puede solventar esos inconvenientes de partes de los aficionados ya que el torneo había comenzado con partidos a puerta cerrada", indicó el jugador de 29 año que vive desde el pasado mes de febrero su segunda oportunidad de jugar fuera de las fronteras salvadoreñas tras su paso con el Suchitepéquez, Municipal e Iztapa de la primera división de Guatemala.

El volante nacional explicó que el reinicio del torneo peruano se jugará en una sola sede en la capital peruana.

"La liga se estará jugando en La Videna, el complejo deportivo de la Federación Peruana de Fútbol donde entrena la selección, hay varias sedes en Lima pero los equipos con sede en Lima jugarán en sedes distintas para no dar ventaja", explicó.

LESIÓN INOPORTUNA

Sobre la lesión en la zona posterior de su pierna izquierda y la gravedad de la misma, Santamaría aseguró que "supuestamente era una contractura pequeña por lo que estaba el músculo un poco dañado, por eso descansé de martes a viernes para hacer la prueba física y saber si el músculo dañado se había recuperado, pero al final no salió bien, me dolió el músculo de mi pierna tras los ejercicios de prueba, este lunes me harán otros exámenes para saber qué tengo en realidad y poder comenzar mi recuperación", afirmó el seleccionado nacional quien es consciente que su lesión podría arrojar otros resultados negativos.

"No se descarta que haya sufrido una rotura fibrilar en mi músculo, espero que no sea tan grave porque solamente se pensó que era un leve golpe en mi pierna, pero los doctores del equipo decidieron hacerme las pruebas este lunes para saber lo que sufrí y prepararme para cuando el torneo se reanude", aclaró.

El jugador salvadoreño quien incursiona por primera vez en el fútbol sudamericano admitió sobre el momento de su lesión que lo ha alejado de las canchas la última semana que "el entreno del martes el clima estaba muy frío y en una pelota que quise recuperar sentí la carga atrás de mi muslo, sentí que fue fuerte, el clima me afectó mucho, habíamos trabajado bien una semana anterior y cuando comenzamos a jugar de manera más fuerte sentí el pinchazo y decidí salirme", confesó el volante ofensivo.

"Espero que cuando se reanude me pueda recuperar en esta semana para estar a disposición del cuerpo técnico. El equipo quedó en el puesto 19 de la liga, éramos penúltimos de la liga, sabemos que estamos cuesta arriba pero la verdad el equipo no ha jugado mal, antes de la pandemia se jugaba bien pero sin los resultados que uno esperaba", admitió el jugador tecleño quien confía que con el cambio de técnico el equipo cian recupere el camino perdido.

"Con la llegada del nuevo entrenador (Néstor Otero) hemos crecido bastante y la confianza se ha elevado que las cosas nos irá mejor ya que con el profesor Néstor Clausen intentó hacer mejor las cosas pero los resultados no fueron lo que todos esperábamos", admitió.

Sobre cómo maneja el aspecto emocional al tener lejos a su familia, Santamaría confiesa que no ha sido fácil.

"Es difícil mantener el equilibrio emocional, tenía muchas ganas de jugar y la lesión me lo privó, me he sentido mal por ello, el tema de mis papeles me habían dejado muchas dudas pero las palabras del profesor Otero me ha reconfortado; por lo demás lo más difícil que hay que manejar es estar lejos de mi familia; cuando jugaba en Guatemala pasaba solo 15 días lejos de ellas, ahora que tengo seis meses sin ver a mi esposa y a mis dos hijas es muy difícil", afirmó el jugador. "Son esfuerzos que uno debe hacer por tu trabajo, hay que saber manejar eso, estar unidos, confiados y con fe que pronto las podré ver, siempre nos comunicamos todos los días con ellos, no dejamos de hablar nunca con ellas, no creo que pueda pasar sin ello, que mi esposa no se sienta solas con mis hijas, que mis padres estén pendientes de ellas y que ellos se cuiden en nuestro país porque la felicidad familiar siempre es importante en todo, más en uno como deportista que está fuera del país y lejos de ellas".

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines