Katty Ramírez: futbolista, albañil y madre  

Katty Ramírez no solo es una pieza clave en la media del Metapán, también es madre de dos y  es albañil. 

Enlace copiado
Katty Ramírez: futbolista, albañil y madre  

Katty Ramírez: futbolista, albañil y madre  

Enlace copiado

Katty Ramírez es una de las jugadoras más destacadas del Metapán. Pero detrás del dorsal 10, Ramírez combina diferentes facetas de su vida, como su rol de madre de familia, el de su trabajo de asistente de albañil y el de su vida como futbolista.

Katty vive en el caserío Agua Fría Las Lomas de Metapán, un lugar rodeado de vegetación, caminos polvorosos, pequeñas lagunas, peñas y la mayoría se alimenta de la agricultura,  pesca y en el caso especifico de Landaverde, la construcción de casas.

La de Katty es una historia distinta entre las 3.5 millones de mujeres que contabiliza el estudio de proyección de población de la Dirección General de Estadística y Censos de El Salvador que tiene como base el censo ejecutado en el 2007.

¿Pero quién es Katty Landaverde? 
Ella se define como una mujer sencilla, callada, penosa, hogareña, típica de la zona y madre de dos hijos.

La metapaneca aprendió el oficio de albañil para poder llevar alimento a su hogar. Además, en la casa de Landaverde viven su mamá, su hermana, dos perros y un gato. 

 “A mi siempre me ha gustado esta clase de trabajo y se me dio la oportunidad con un albañil de aquí, me busco y ahí empecé con él a trabajar. Tengo tres años de trabajar en esto,  yo me siento bien porque no cualquier mujer lo hace”, reveló. 

En resumen, Katty se levanta todos los días de la semana a las 5:00 la mañana para ir a trabajar en la construcción de su propia casa y cuando el reloj marca las 3:00, Landaverde cambia su ropa de trabajo  por las calzonetas de entreno, medias y la camisa de su equipo preferido, el Isidro Metapán. 

 

“Empecé a jugar desde los ocho años, solo que con niños. Siempre jugué con  varones porque siempre me llevé más con ellos y porque a las niñas de acá casi no les gusta jugar eso, entonces siempre me llevaba con ellos”, dijo Kathy.

La pasión y el amor que   tiene por el fútbol es fácil de explicar, pues la mamá de ella, Janett Ramírez, asegura que desde pequeña le pega a la redonda y que en sus inicios en el balompié también compartió con su hija dentro del rectángulo de juego. 

Para mi es un orgullo que la hayan tomado en cuenta en Metapán. Ella desde muy cipota le ha gustado el fútbol y cuando ella salía a jugar, yo también me les unía apoyándolas. Yo me iba a jugar con ellas también y cuando a ellos les faltaban muchachas, yo también me metía”, dijo Janett. “Es un gran sacrificio que ella hace y yo la apoyo”. 

Mi familia es mi fuente de inspiración. Madrugo bastante para ir trabajar y lograr salir a las tres. Convivo con ellos después de las 6 de la tarde que vengo de los entrenos”, apuntó. 
 
Katty se traslada en su moto al casco urbano de Metapán, donde se realizan los entrenos. En el camino, la gente del caserío saluda a Landaverde como a cualquier personalidad reconocida. Su personalidad  cambia sobre el césped. 

El técnico  Edelio Ramírez la pone como defensa central y en el medio campo. Su metas en el equipo son claras “dar todo en el equipo y salir adelante, ver a futuro a otros equipos”, dijo. 

Katty nos menciona que al final de todo, su trabajo es como un entreno aparte a los que recibe en Metapán. 

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines