José Vega, el otro legionario salvadoreño

José Vega, nacido en Coatepeque, Santa Ana,  lleva ya 31 años de residir en Estados Unidos. Ha tenido muchos trabajos, pero el que más lo ha atraído es el utilero. Fue en 1997 cuando llegó por primera vez a las filas de Los Ángeles Galaxy. Ahí tuvo que trabajar algún tiempo sin recibir salario, pero luego fue contratado por el plantel de la galaxia, en el que ha compartido con varias figuras de la zona de CONCACAF y Europa 

Enlace copiado
José Vega, el otro legionario salvadoreño

José Vega, el otro legionario salvadoreño

Enlace copiado

Desde 1989, con 20 años de edad, José Vega tuvo que emigrar, casi que por una obligación, a Estados Unidos. Tuvo que dejar Coatepeque y El Congo, lugares en los que dejó buena parte de su infancia, para ir a probar suerte a otros lares. Desde su llegada tuvo varios trabajos en ese país de Norteamérica. Pero fue hasta 1997, luego de que comenzara el proyecto de MLS, cuando tuvo la oportunidad de llegar a trabajar en el equipo de utilería de Los Ángeles Galaxy, uno de los equipos con mayor tradición en la liga profesional de Estados Unidos.

Desde ese momento, el equipo angelino iba a tener a un segundo salvadoreño en sus filas, porque Mauricio Cienfuegos, exvolante de Firpo y Chalatenango, había llegado para jugar ahí desde 1996.

Vega puso todo su esfuerzo al servicio del equipo angelino y hasta ahora sigue siendo parte del equipo de la galaxia, pese a que al cierre de la década anterior se tuvo que ir a un club circunvecino a Los Ángeles. Ha estado en los buenos momentos y en los no tan buenos con el equipo angelino. Desde su cargo en la utilería ha visto desfilar por ese equipo a las estrellas europeas Zlatan Ibrahimovic, sueco, y David Beckham, inglés.

También, de la zona de la CONCACAF ha compartido, a parte de Cienfuegos, con Carlos "Pescado" Ruiz, Carlos Pavón, Carlos Hermosillo, Alexis "Chivo" Lalas, Javier "Chicharito" Hernández y Giovani Do Santos.  

"En Galaxy he conocido a una diversidad de jugadores. Fue una bonita experiencia compartir con esos grandes jugadores. Fuera de la cancha fueron muy buenas personas. Algunos de ellos nos invitaban a comer. Pero con el que compartimos más fue con Pavón. Él siempre nos trató bien. Todos eran buenas personas, pero con el que nos llevábamos mejor es con Carlos Pavón. Nos andaba llevando  siempre a cualquier lugar. Pero Mauricio Cienfuegos, también es muy buena persona, calidad", apuntó Vega, en plática con EL GRÁFICO, desde tierras angelinas.

Pero por ahora, Vega, quien trabaja también para la academia de fútbol de Galaxy, ha tenido que distanciarse del club angelino, debido a que por la pandemia por coronavirus, se debe restringir el acceso de las personas a los campos de entrenamiento. Desde su hogar, Vega debe esperar la señal de regreso a las labores con el conjunto de California. Confía en que esa llamada para volver a hacer lo que le gusta llegará pronto.

De acuerdo con el cuscatleco, antes de todo, el utilero debe garantizar que cada jugador tenga lista y, sobre todo, limpia su ropa de trabajo. Es imperdonable para él que eso vaya a faltar en su labor. "También debes tener limpio el vestidor a la hora de los partidos, de las prácticas- Los zapatos de los jugadores también deben estar impecables. Eso es muy importante para ellos", dijo Vega.

En el San José

Por otra parte, Vega dijo que al cierre de la década anterior se tuvo que ir por un tiempo determinado al San José Terremotos, también de la MLS. Ahí pudo coincidir con los cuscatlecos Arturo Álvarez y Jaime Alas.  "Jaime Alas es una excelente persona. Compartimos con todos ellos. Recuerdo que también Ronald Cerritos llegaba a visitarnos, porque dejó muchos recuerdos ahí", dijo el cuscatleco, quien lleva ya 31 años de residir en Estados Unidos.

Vega relató que antes de ser utilero del Galaxy trabajo en algunos restaurantes. Recuerda mucho sus pasos por los de comida rápida, sobre todo de esos que se dedican a preparar hamburguesas. Pero su llegada a las filas angelinas no fue de una sola vez. Para poder luego ser parte de la planilla del de la galaxia, tuvo que hacer méritos. "Casi tres años estuve sin salario. Todo eso por irme metiendo. Tuve que dragonear para poder entrar al equipo", externó el salvadoreño en charla con este medio.  

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines