Jorge Ábrego después de ganar con Platense la final: ''Los quería ver llorar pero de alegría''

Jorge Ábrego ganó su tercer título como técnico en Segunda División. Logró que Platense se quitara la mufa y que volviera a saborear un campeonato, tras 15 años de espera.
 

Enlace copiado
Jorge Ábrego después de ganar con Platense la final: ''Los quería ver llorar pero de alegría''

Jorge Ábrego después de ganar con Platense la final: ''Los quería ver llorar pero de alegría''

Enlace copiado

Platense tuvo fiesta, en la cancha y en el Parque. El domingo dejó atrás el mote de perdedor de finales en la Segunda División, tras dos intentos fallidos de forma consecutiva, cerrando con broche de oro el Apertura 2019, vencieron 3-2 a Racing Junior en el Toledo Valle y culminando con una fiesta que tuvo el plantel con su afición en el corazón de su ciudad.

Pasaron 15 años para que los viroleños celebraran un campeonato. No lo hacía desde junio de 2004 cuando alcanzaron el ascenso de Tercera a Segunda. Este equipo histórico del fútbol nacional que está por cumplir 70 años ya tiene medio boleto a la Primera División, donde estuvo por última vez en 1981.

El técnico Jorge Ábrego fue de los que más disfrutaron la victoria, se enfundó en brazos de jugadores, integrantes de cuerpo técnico y de aficionados.

''El Zapatero'' había sido campeón antes, en esta Liga, con Juventud Independiente (2008) y Real Destroyer (2015).

''Creo que Racing no vino a regalar nada, es un digno rival y los muchachos entendieron el mensaje. Esto es para nuestra familia y dijimos que teníamos que darnos una alegría a nosotros y gracias a Dios cumplimos a toda la afición, a la directiva. Le dije a los jugadores que los quería ver llorar pero de alegría. Estamos contentos, estamos alegres porque esta la tercera fue la vencida y fue la de nosotros porque ya nos había tocado dos veces bailar con la más fea (perder dos finales), por eso se pusieron su mejor traje para bailar con la más bonita de la fiesta. Ser campeones fue una locura'', indicó.

El portero de Platense Hérbert Ramos, ganador del Guante de Plata de El Gráfico y premio al portero menos vencido por el directorio de Segunda, mencionó que estaba seguro de que serían protagonistas este torneo.

''El día que firmé contrato con el presidente le dije que venía a pelear una final con este equipo y a ganarla. Gracias a Dios se nos dio y ahora estamos celebrando. Racing es muy buen equipo, nos complicó bastante  y jugó bien pero fuimos más certeros. Tenemos una gran afición y se agradece por ese apoyo de principio a fin y este título va dedicado a ellos''.

El delantero colombiano Cristian Gil, quien ganó con Platense dos premios individuales con el Hombre Gol de Plata y máximo anotador en su Liga, no participó de la serie final por lesión. Fue de los más buscados al final del juego y explicó que aunque tiene contrato no ha decidido si continuará con los Gallos en el 2020.

''Queríamos ser campeones. Fue difícil para mí no ayudar al equipo en la cancha pero le pedía a Dios que nos ayudara. No podíamos fallarle a esta gran afición y me atrevo a decir que es una de las mejores del país y tiene más que algunos equipos de Primera. Tengo contrato con Platense pero tomaré una decisión cuando mi familia regrese de Colombia. Me alegro por mis hermanos Brayan y Meyer (uno fue renovado por FAS y tiene ofertas fuera del país y el otro jugará con los tigrillos en 2020)'', añadió.
 

Racing, buenos perdedores
 

En toda final está el lado de los que terminan con lágrimas o frustrados pero Racing Junior es un caso especial, fuera de lo común. Fue normal ver a algunos jugadores cabizbajos, mientras Platense corría a celebrar. Pero este equipo de Armenia se levantó, recogió sus medallas y trofeo. Este plantel que no tiene los mismos recursos que su rival y que sigue marcando historia ya que en 2015 ascendía desde Tercera, no le hizo mala cara a la derrota. Los jugadores posaron con el trofeo como si hubiesen sido los campeones.

Si este plantel reaccionó así fue porque su entrenador Wilber Antonio Aguilar les pidió en todo momento que fueran agradecidos, nadie les regaló nada y con esfuerzo y sacrificio dieron batalla a Platense, con el que perdieron la serie por 3-4.

''Lo que estaba dentro de mí lo hice, me queda saborear esta final con sabor a derrota y seguir pensando en el próximo torneo. Toca darle una semana de descanso a los jugadores porque se avecina el próximo torneo. Depende de mí seguir en el equipo pero hay que sentarse y ver, es importante saber que llegamos hasta acá y no es fácil, es bastante desgastan te deportiva ente y en lo económico. Tenemos que ver cómo mejoramos al equipo pero sí hay un porcentaje alto de que me quede. En una final debe haber un ganador, el que comete errores se pagan caro. Tratamos de reaccionar pero no nos alcanzó. Felicito al campeón y a mis muchachos porque están en un equipo humilde y trabajador que no tiene esos mismos recursos que Platense y me siento contento llegar hasta acá con ellos".

Otro que habló fue Danny Torres, un futbolista de 32 años que tiene trayectoria en equipos de Primera como Marte y Alianza, además de jugar 5 partidos con Selección entre 2014 y 2015.

''Este fue mi segundo torneo con el equipo. Acá habían muchos compañeros sin experiencia en finales. Estoy orgulloso de ellos, lucharon en esta serie de 180 minutos ante Platense que era siempre el favorito. Espero que el proyecto no sufra muchos cambios para que podamos seguir luchando por grandes objetivos como este en una Segunda División donde no es fácil llegar a jugar finales''. 

Tags:

  • Platense
  • Segunda división

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines