Jaime Gómez, negocios, fútbol y COVID-19

El "Gato" Gómez recordó su etapa de jugador profesional. Actualmente labora en negocios familiares, en una escuela de fútbol y relató que padeció de COVID-19.

Enlace copiado
Jaime Gómez, negocios, fútbol y COVID-19

Jaime Gómez, negocios, fútbol y COVID-19

Enlace copiado

Jaime "el Gato" Gómez formó parte de aquel FAS que fue dominador del fútbol salvadoreño a inicios del siglo. Tuvo un buen rendimiento y luego pasó a formar parte de otros equipos como el Metapán, Once Municipal y Juventud Independiente hasta que se retiró. Actualmente se dedica a negocios familiares pero tiene también otros proyectos como una escuela de fútbol en su natal Texistepeque.

Gómez ha pasado esta emergencia por el COVID-19 con su familia y en un negocio de procesamiento de alimentos como harinas y concentrados. De esta manera, el exvolante nacional puede salir adelante y le permite atender las necesidades que se han presentado debido a la pandemia que paralizó la actividad económica en el país. 

"Ahora me dedico a atender los negocios familiares que hemos tenido siempre. Tenemos maquinaria para procesar alimentos, harinas y concentrados, entre otros. Eso nos ha ayudado a salir adelante con los gastos", expuso "El Gato". 

Otro de los proyectos que tiene es el de una escuela de fútbol en Santa Ana como en la colonia Ivu y otros sectores como Río Zarco y Santa Ana norte. "Después de mi retiro, vimos la necesidad en la formación de niños y jóvenes, darles una oportunidad. Gracias a Dios pusimos una escuela que se llama 'Ivu los 44' y abarcaba dos categorías. Nos alegró que muchos muchachos llegaron a segunda división", agregó. Actualmente tiene una escuela llamada Texis 7, el cual compite en el torneo de las Adfas. 

De momento no ha sacado cursos de entrenador para tener un soporte y una base teórica para la formación de jóvenes valores y más adelante dirigir de manera profesional. Recuerda que en las bases menores de FAS tuvo un proceso formativo "muy buena" porque tenían una buena escuela. Ahora reconoce que si bien hay más herramientas para el aprendizaje, no siente que se dé todo lo necesario a la formación de jugadores. 

"Me gusta la formación, enseñar y preparar a los chicos. Siento que podemos dar nuestra experiencia y que los nuevos valores tengan todo lo necesario para cuando lleguen a la primera división. Hay que reconocer que hay talento y falta pulirlo", dijo Gómez. 

El COVID-19 

Hace un par de meses, Gómez dio positivo por el COVID-19 y fue una "experiencia difícil". Al inicio de la cuarentena mantuvo las medidas de prevención "pero sabíamos que en un momento nos iba a dar". Es un aficionado a la lectura y comenzó a buscar información sobre el virus. Sin embargo, padeció la enfermedad y fueron momentos complicados.

"De un momento a otro perdí el sentido del gusto y el olfato. Comencé a padecer todos los síntomas como malestares en el pecho y la dificultad para respirar. Gracias a Dios siento que salí rápido de la enfermedad y el médico me dijo que fue bueno el uso de medicina natural que siempre tenía así como el buen estado físico que tengo. Claro, sí pasé un par de días críticos pero no pasó a más. Es importante hacer una autocrítica porque muchas personas son discriminadas porque tuvieron esta enfermedad", expuso. 

El fútbol 

Jaime Gómez formó parte de las reservas del FAS de 1999 a 2001 en el cual fueron tres veces campeones bajo la dirección del entrenador Ricardo Mena Laguán. Eso le dio paso para dar el salto al primer equipo en el cual llegó a estar bajo la tutela de Alberto "Chochera" Castillo en un equipo tigrillo que fue dominador del fútbol salvadoreño. 

No olvida ese primer título con los tigrillos en el Clausura 2002 al doblegar al Alianza por 4-0. "Fue un momento impresionante, veníamos de un momento difícil en el torneo pero llegamos a la parte final ya encarrilados y con mucha confianza. Es difícil decir cuál fue la mejor final, pero creo que fue ante el Águila (Apertura 2003), son clásicos en donde se juega todo. Ahí no hay nada controlado, todo cambia. Después de ir ganando después íbamos perdiendo, nos fuimos al alargue, jugadores lesionados. Fue una final épica", agregó. 

Comenta que debido a la intensidad a veces "se pierde el orden táctico" por la necesidad de buscar el gol. "Veía una ola roja con la afición. Con el gol de Williams (Reyes) el estadio tembló. Se vivió de todo y para muchos aficionados y futbolistas ha sido la mejor final", expuso. 

Recuerda también una ocasión que fue convocado a un partido del FAS y era aún reservista. Apenas tuvo un par de días para entrenar y "Chochera" le llamó y le dijo: "Vas a jugar". Llegaron los nervios pero le hizo frente "porque la preparación que había tenido en las bases era muy buena". 

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines