Jaime Alas: "Si Canadá hubiera sido sexto, no cambian el formato de eliminatoria"

El volante de selección de El Salvador y del Municipal de la primera división de Guatemala, Jaime Alas, habló del estricto protocolo sanitario que se debe cumplir en su equipo para evitar casos de coronavirus. También dio su punto de vista sobre cambio de formato eliminatorio de CONCACAF para Catar 2022.

Enlace copiado
Jaime Alas:

Jaime Alas: "Si Canadá hubiera sido sexto, no cambian el formato de eliminatoria"

Enlace copiado

En medio de la emergencia sanitaria por Coronavirus, Jaime Alas volvió a entrenarse con Los Rojos. Lo hace bajo la mirada de inspectores de salud y debe entrar y salir por diferentes puertas y llevarse la ropa de trabajo para desinfectarla en casa.

Eso es solo una parte del protocolo de un equipo que ya tuvo un caso positivo de COVID-19 dentro de su plantel. El cuscatleco cree que ese compañero se podrá recuperar para estar con el plantel en el inicio del torneo, programado para este 29 de agosto.

Por otra parte, Alas hizo algunos apuntes sobre el cambio de formato eliminatorio de CONCACAF a Catar 2022, que ahora tendrá una octogonal como fase final y ya no un hexagonal. El Salvador era sexto en el ranking de CONCACAF al momento de hacer esa modificación y ahora tendrá que luchar por uno de los tres puestos disponibles para ese octogonal, que otorga tres plazas y media para la próxima Copa del Mundo. 

El cuscatleco tuvo algunas críticas para ese sistema y para la intención de CONCACAF de iniciar el camino eliminatorio con los países ubicados del 6 al 35 en el ranking, en octubre y noviembre de este año, fechas en las que aún puede haber dudas sobre apertura de aeropuertos y el manejo de los casos por coronavirus en países de la región.

¿Cómo ha sido este regreso a los entrenamientos en su equipo, Municipal?

Sentimos un poco de temor, pero uno siempre debe ser responsable, cuidarse y más cuidar a su familia. Lo que queda es cuidarse y cumplir los protocolos de la liga y seguir las normas. 

¿Cuánto tiempo estuvieron en pausa hasta antes de volver  a trabajar?

Casi cuatro meses. En el último partido fue en marzo pasado. Gracias a Dios se volvió a los entrenamientos, siempre tomando las medidas necesarias. Lastimosamente ya salió un positivo en el equipo y son cosas a las que uno se arriesga. Si ha habido positivos en otros lados, sabíamos que era imposible que no hubiera acá, que son casi  mil jugadores en esta liga. Tenemos que seguir los protocolos, cuidarnos, tomar las medidas necesarias. Gracias a Dios, se tomaron los protocolos en cuanto a que tenían que ir por hora los grupos de trabajo. Ojalá no salgan más positivos y llegar bien al nuevo torneo.

¿Como sentó la noticia de ese positivo en el equipo?

Al compañero que salió positivo le hicieron la prueba. Son cosas que uno no se las espera. Hablé con él y me dijo que no sentía nada, es asintomático. Gracias a Dios, el equipo lo va a tener en control. Lo que importa es ser fuerte. Le dije que tenía que ser positivo en este momento. Esperemos que vuelva a entrenar, ahora se va a perder la pretemporada. Es difícil, porque es un compañero que juega como titular.

¿Han iniciado con trabajos por grupo?

Por ahora han intercalado el grupo. Se trabajan por horas, de acuerdo a tu posición dentro del campo. Ya queda un mes para el inicio del torneo (29 de agosto) y el que tome ventaja en esto va a llegar de la mejor manera. Es difícil, porque hace mucho tiempo que no se entrenaba. No podés hacer doble turno. Ahora estamos haciendo una buena pretemporada para llegar bien al primer partido y luego ir tomando ritmo en el torneo.

¿Hasta qué fecha cobraron como jugadores en Guatemala en medio de la pandemia?

Gracias a Dios nosotros seguimos cobrando normal. Es una ventaja que cobramos normal. Bueno, este mes de agosto también lo vamos a cobrar normal. Es una bendición que un equipo grande de acá de Guatemala te trate así. Si el equipo te trata de bien, entonces tenés que hacer bien las cosas. Gracias a Dios no sentimos, como en otros lados, ese problema económico.

En medio de la incertidumbre que genera esta pandemia por coronavirus, Rafael García, portero uruguayo salvadoreño, se despidió de Alianza y se fue a Guatemala para firmar con Municipal. ¿Ya tuvo la oportunidad de darle la bienvenida al portero charrúa?

Sí. En estos días nos hemos visto y hemos hablado que se siente ya mejor. Hay un poco de altura en esta capital y le costó un poquito los primeros días, pero gracias a Dios se ha adaptado. Es una buena persona  y un buen portero. Yo le dije que acá va a tener un buen amigo en quien confiar con el que puede hablar en el momento que se sienta inseguro de algo. Yo siempre lo voy a apoyar. La gente va a estar a la expectativa de su desempeño en la cancha, pero yo le dije que si ha hecho las cosas bien en Alianza, por qué acá no puede ser igual. Primero Dios le va a ir bien. Rafael ya demostró. Acá en el equipo mientras no te va bien, ya te quieren cortar la cabeza. Es difícil, pero yo sé que él tiene una gran experiencia. No tiene que demostrar nada, solo queda esperar que le vaya bien

¿A usted le pasó lo mismo, le costó adaptarse en las filas de los escarlatas?

Llegué en un época en la que no se ganaba nada, mucho más difícil. Hace cinco años que no se ganaba nada en ese momento de mi llegada y la gente metía mucha presión. Durante los torneos uno se tiene que desenvolver bien. Gracias a Dios me salieron bien las cosas y acá estoy en el equipo. 

Cambiemos de tema. En los últimos días, CONCACAF dio a conocer el nuevo formato eliminatorio a Catar 2022 que ya no tendrá una hexagonal final, sino una octogonal a la que El Salvador aspira a llegar en las dos fases previas. ¿Cómo vio esa modificación en el sistema?

Difícil lo del formato. Cuando se dio a conocer, uno se puso medio molesto, porque no sabíamos el porqué. Ahora nosotros tenemos que remar desde cero y hacer un buen trabajo. No queda otra. El formato no lo van a cambiar. Lo único que queda es hacer un buen trabajo, una buena eliminatoria. Debemos seguir con esa mentalidad que traíamos cuando estábamos en sexto lugar. Uno ya estaba con esa expectativa de que podía jugar la hexagonal y de la nada te quitan esa oportunidad. En el país ha habido mucha crítica y en la selección la supimos soportar. Nos metimos entre los seis y ellos (CONCACAF) tiene su forma de pensar y ya para qué te vas a enchibolar. Ahora lo que queda es hacernos fuertes y jugar la eliminatoria de la mejor manera.

¿Cree que con este cambio de formato se quiso beneficiar a otras selecciones, como Canadá, Panamá y Curazao, que estaban lejos ahora de poder llegar a la hexagonal final de CONCACAF?

Sí. Si Canadá hubiera estado estado sexta ahora, no se cambia el formato. No se hubiera hecho todo este problema. Ahora, en el 2026 viene el mundial compartido para Canadá con México y EUA y se va a ver mal  que ellos no estén en la fase final de la clasificación para el 2022. Pero uno tiene que pensar ahora en mente fría. Vamos a luchar para esos dos o tres puestos para el octogonal y primeros Dios estemos ahí.

CONCACAF pretende iniciar la primera ronda eliminatoria para octubre y noviembre. ¿Ve complicado en este momento poder acercarse al país?

Sí. Ahorita, la mayoría de aeropuertos están cerrados. No sabemos cuándo se van a abrir y desconocemos las medidas sanitarias de otros país. Si hay un buen protocolo, uno se puede arriesgar, pero uno tiene familia y tiene que pensar siempre en eso. Uno se pone a pensar cómo se puede jugar ahora cuando la pandemia en Latinoamérica está pasando su peor momento. Quizá están pensando otra cosa. No sabemos cuándo los otros  países se van a estabilizar de todo esto y cuándo van a abrir sus fronteras Ojalá que por el bien de todas las selecciones no se pueda jugar en octubre y se alargue para otra fecha. Acá en Centroamérica está complicado con los casos. Solo te ponen a jugar y sálvese quien pueda.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines