Hugo Ovelar, entrenador del Limeño, se calmó con un mate

El entrenador del equipo de Santa Rosa de Lima estuvo bastante exaltado a lo largo del partido pero luego se calmó. El empate y un poco de mate lo dejaron tranquilo.
Enlace copiado
Hugo Ovelar, entrenador del Limeño, se calmó con un mate

Hugo Ovelar, entrenador del Limeño, se calmó con un mate

Hugo Ovelar, entrenador del Limeño, se calmó con un mate

Hugo Ovelar, entrenador del Limeño, se calmó con un mate

Hugo Ovelar, entrenador del Limeño, se calmó con un mate

Hugo Ovelar, entrenador del Limeño, se calmó con un mate

Enlace copiado

El técnico paraguayo de Municipal Limeño gritó durante todo el partido e incluso estuvo a punto de ser expulsado.

El árbitro administrativo German Martínez le llamó en varias ocasiones la atención y le pidió que se sentara y calmara.

Con un vaso de mate en la mano el sudamericano le pedía a Francisco Jovel Álvarez más concentración. El jugador entró en los primeros minutos de la segunda mitad para ordenar la media cancha y para tratar de darle salida al equipo y de alguna forma lo logró.

Ovelar dijo al final del cotejo que lo positivo era haber sumado de visita y haber sumado aunque sea un punto luego de ir abajo en el marcador.

"Sabíamos que veníamos a una cancha difícil pero nos llevamos un punto y eso es bueno. El equipo se sacrificó y logró rescatar aunque sea u punto y eso es bueno", apuntó.

Su paisano Jorge Cáceres dijo sentirse bien por el resultado y le dedicó el gol a los aficionados de su equipo.

"Gracias a la afición por venir a vernos. Les dedico el resultado de esta tarde. De mi parte me cuido mucho para darlo todo en la cancha. Estamos jugando entre semana y el fin de semana. Hay mucha exigencia", apuntó.

Tags:

  • ovelar
  • limeño
  • dragon
  • primera

Lee también

Comentarios