Hazard ante un mal recuerdo

El Levante le ha ganado al equipo blanco un partido en cada una de las tres últimas campañas. Primera prueba de fuego a un conjunto que suma a Luka Modric a sus bajas.

Enlace copiado
Hazard ante un mal recuerdo

Hazard ante un mal recuerdo

Enlace copiado

Un nuevo Eden Hazard, más afilado y sin la lesión de tobillo en su cabeza, se enfrenta a un mal recuerdo en el Ciudad de Valencia, el estadio donde recayó de su lesión y le obligó a pasar por el quirófano, con ganas de redención y liderazgo de un Real Madrid que encara ante el Levante su primera defensa del liderato liguero.

Las buenas sensaciones dejadas por el nuevo Real Madrid de Carlo Ancelotti deben reafirmarse ante uno de los equipos que más ha sabido hacerle sufrir en las temporadas más recientes. El Levante le ha ganado al equipo blanco un partido en cada una de las tres últimas campañas. Primera prueba de fuego a un conjunto que suma a Luka Modric a sus bajas.

Poner freno a las numerosas lesiones musculares con las que el Real Madrid batió un récord negativo el pasado curso era uno de los objetivos con los cambios realizados en el cuerpo técnico. Sin embargo, el inicio de temporada no cambia, de momento, el panorama.

Tras caer Marcelo, el último jugador que tiene que parar por un problema muscular es Modric el que se suma a las bajas de Toni Kroos y Dani Ceballos en el centro del campo, más la de Ferland Mendy en defensa y Mariano Díaz en ataque.

Ancelotti debe buscar nuevos escuderos a Casemiro sin Kroos ni Modric. Después del traspaso de Martin Odegaard, con Fede Valverde asentándose de titular y una plaza entre la opción natural, Isco Alarcón, y una nueva demarcación para Marco Asensio ante el overbooking que tiene el conjunto madridista en su tridente.

Es donde aparece Hazard con la firme intención de volver a ser el que era, con un nuevo reencuentro con el estadio donde vivió una de las peores experiencias de su carrera el 22 de febrero de 2020. Aquel día recayó de su lesión de tobillo, sufrió un golpe de realidad al tratamiento conservador por el que apostó y le impulsó al quirófano. Desde ese momento no ha vuelto a brillar con la misma intensidad.

Junto a Hazard se ha ganado la plaza Gareth Bale, cuando pocos contaban con su protagonismo, y en punta aparece Karim Benzema recién renovado, mejorando sus registros goleadores tras iniciar por primera vez en su carrera la temporada con un doblete. Ancelotti puede recuperar para su defensa a Dani Carvajal, deseoso de enterrar el año de más lesiones de su carrera y volver al carril derecho.

El Levante le tiene tomada la medida al Real Madrid si se tiene en cuenta que los ocho partidos disputados desde su último ascenso a Primera muestran un equilibrio de tres triunfos por equipo y dos empates, registros que muy pocos conjuntos ofrecen ante el equipo blanco.

Sabe, por tanto, lo que es superar al Real Madrid, pero también es consciente de la diferencia de potencial y de que tendrá que hacer las cosas muy bien y equivocarse muy poco para tener opciones de repetir triunfo, tal y como ha señalado su entrenador, Paco López.

El equipo valenciano llega al partido herido por la forma en la que sumó el punto que obtuvo en Cádiz en la primera jornada de Liga, ya que encajó el gol del empate a uno en el minuto 97 cuando parecía tener amarrada la victoria.

De cara a la visita del Real Madrid, no se descarta que López presente una defensa de tres centrales en lugar de cuatro hombres en línea, puesto que ya en la pasada campaña alternaba con cierta frecuencia estas opciones y ahora tiene en el dique seco a dos de sus hombres más ofensivos, ya que Roberto Soldado y Dani Gómez se lesionaron en Cádiz. Si el Levante prescinde de un central, es posible que Radoja, Malsa o Melero sean los que opten por un puesto en la medular con De Frutos y Campaña como fijos en la alineación inicial.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines