Gabriel Álvarez no fue el único en Firpo sin contrato registrado ante FESFUT

Antes del caso de Gabriel Álvarez, asistente técnico, el Firpo tampoco había registrado el contrato de un preparador físico, hace un año.

Enlace copiado
Gabriel Álvarez no fue el único en Firpo sin contrato registrado ante FESFUT

Gabriel Álvarez no fue el único en Firpo sin contrato registrado ante FESFUT

Enlace copiado

El entrenador argentino Gabriel Álvarez, en la práctica asistente técnico de su compatriota Carlos de Toro en Firpo, no es el único al que el equipo pampero no le registró contrato ante FESFUT en estos últimos torneos.

Antes, precisamente hace dos campeonatos, la dirigencia pampera, encabezada por Modesto Torres, tampoco presentó en el Departamento Jurídico de la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) el contrato por servicios profesionales del paraguayo Antonio Miltos Insfrán, expreparador físico de los usulutecos.

El suramericano trabajó junto a Eraldo Correia en las primeras 10 fechas del Clausura 2018, hasta que dejó el equipo por otra oportunidad laboral en el extranjero. Luego volvió y se enroló al Pasaquina.

"Mi contrato tenía duración hasta el 30 de diciembre. Se me presentó una oferta y se la comuniqué a Modesto (Torres) y él me dijo que me haría un depósito a más tardar ocho días. No me lo puso", señaló Insfrán, este martes y quien dice que laboró oficialmente con el equipo desde el 2 de enero de 2018.

Tras un problema de visa volvió al país y, afirmó, "fui nuevamente a buscar a Modesto... pero ya no me contestaba las llamadas", añadió.

En marzo del año pasado, uno de los entonces directivos del Firpo aclaró que en caso de existir un contrato firmado entre ambas partes, Miltos estaría en la agenda de pagos del club usuluteco, aunque al final no se pusieron al día con él.

También la fuente descartó en ese entonces que no se le pagara a Miltos por no haberse inscrito en la FESFUT, sino que esa situación se dio porque su título supuestamente no estaba apostillado. 

NI EL MINTRAB NI FESFUT
Esta redacción dio seguimiento al caso de Insfrán, quien compartió una copia de su contrato del año 2018, así como la resolución del Tribunal de Arbitraje de la Federación, sobre una demanda contra Firpo por impago de salarios, en octubre pasado.

El guaraní presentó ese recurso ante una deuda de dos meses y medio, pero debido a que su contrato no fue registrado en la FESFUT, el tribunal no pudo actuar y dio por inadmisible dicha demanda.

"Mientras estaba en Pasaquina puse demanda ante la FESFUT, pero esta me salió desfavorable en la parte arbitraria, porque no estaba registrado como preparador físico (ante la Federación). Yo tenía un contrato, aparte de tener testigos que daban fe de mi trabajo", añadió.

Tras esta situación, "fui al Ministerio de Trabajo, pero me tuvieron como pelota de ping-pong de San Salvador a Usulután. En FESFUT me dijeron que no podían hacer nada porque no fui inscrito, aunque tenía contrato firmado hasta con abogado".

Al igual que Miltos en 2018, Gabriel Álvarez trabajó este torneo con el Firpo y, aparte de reclamar deudas salariales, tampoco tenía su contrato en el Jurídico de FESFUT. 

Sobre esto, el argentino, que se enteró de su situación hasta el lunes, dijo que, en protesta, ya no se presentará al partido final ante Limeño, este domingo.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines