Fútbol sala, la nueva cancha de Allan Salazar

Tras su paso por el Topiltzín de la segunda división, Allan “el Pato” Salazar, se dedicó al fútbol sala, y para el Apertura 2020, asegura que buscará equipo en la primera o  segunda división.

Enlace copiado
Fútbol sala, la nueva cancha de Allan Salazar

Fútbol sala, la nueva cancha de Allan Salazar

Enlace copiado

El volante Allan Salazar suma un año jugando con el Topiltzín de la segunda división de fútbol sala pero considera que el momento de regresar al fútbol profesional ha llegado; por eso, enfila la mirada en fichar en un equipo de la primera o segunda división en el próximo Apertura 2020.

Tras el pasado Clausura 2019 de la segunda división con el Topiltzín de Jiquilisco, pensó en el retiro del fútbol porque quedó sin equipo para el Apertura 2019, pero recibió el llamado del entrenador Roberto Hernández para reforzar al equipo de fútbol sala de su comunidad y aceptó el reto con mucha ilusión.

“Desde agosto del año pasado juego fútbol sala, no había agarrado equipo en el sector profesional, la idea es buscar en segunda o primera división, me he mantenido activo en el fútbol sala, estoy bien”, aseguró.  

Añadió que “compraron una categoría (en Jiquilisco) y me pidieron que les ayudara, me llamó el profesor Roberto Hernández, acepté y he estado corriendo con ellos para no perder la condición física, llevábamos disputadas tres fechas cuando lo cancelaron por la pandemia”.

Salazar comenzó su carrera profesional con el Topiltzín de Jiquilisco en la tercera división y logró con el equipo el ascenso a la segunda división. Posteriormente, fue contratado por el Atlético Balboa de la primera división en el año 2009 y dio inicio a su carrera que lo llevó a ganar un título en la liga mayor con el Firpo y un subcampeonato con el Águila.  

En el año 2010 llegó al Firpo, jugó cuatro años con los pamperos y luego partió al Águila; en el año 2015 volvió al Topiltzín de Jiquilisco, su equipo. “El fútbol me dejó una bonita experiencia, especialmente competir al primer nivel, para cualquier jugador es importante llegar a la primera división. Comencé en el fútbol a  los 16 años de edad, debuté con el Topiltzín en la tercera división y logré el ascenso a la liga de plata”, manifestó.

Tras el Clausura 2019, optó por salir del Topiltzín porque se dio un cambio de directiva y “no me llevaba con ellos”, expuso. Su último torneo en la liga de plata lo disputó en el Clausura 2019, cuando el equipo usuluteco era dirigido por Manuel Carranza Murillo, nuevo entrenador de El Vencedor de Santa Elena.

Casi un año ha pasado y Salazar se siente preparado para volver a la segunda o primera división, considera que tiene condición física y calidad “para llegar a un equipo de primera o segunda”.

A inicios de año, junto a un amigo, lanzaron un car wash en el centro de Jiquilisco y esta se convirtió en otra fuente de ingreso “de momento lo tenemos cerrado por la cuarentena, esperamos pronto abrir y atender”, expuso.

Salazar fue campeón con el Firpo  en el Clausura 2013 luego de imponerse en la final al 1-0 FAS; mientras que con el Águila, perdió la final del Apertura 2014, por la vía de los penaltis. 

Tags:

  • Allan Salazar
  • Fútbol sala

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines