Firpo, fortalecido y Gamarra revela la clave

El plantel del argentino Roberto “Toto” Gamarra recibió a ocho nuevos integrantes quienes han demostrado amor y disciplina por los colores del “Tri” usuluteco, una de las claves para que Firpo haya sido uno de los protagonistas en el Clausura 2021. 
 

Enlace copiado
Jugadores del Firpo celebran en el Sergio Torres Rivera. / Foto: cortesía Javier Muñoz.

Jugadores del Firpo celebran en el Sergio Torres Rivera. / Foto: cortesía Javier Muñoz.

Enlace copiado

Luis Ángel Firpo finalizó la primera vuelta de la fase 2 del Clausura 2021 con un convincente triunfo por 5-0 sobre Atlético Marte en su casa para borrar de un plumazo un bache de dos derrotas al hilo que sumó, para cimentar así la imagen que ha proyectado en las primeras 11 jornadas del torneo liguero que éste Firpo no se asoma en absoluto al equipo que el propio técnico Roberto Gamarra tuvo en el torneo anterior y donde la cobija les alcanzó solamente para acceder a los cuartos de final donde Águila los bajó de su sueño finalista en dos partidos.

Para borrar esa mala experiencia y fijar su mirada en la final del Clausura 2021 del próximo 30 de mayo, la dirigencia pampera se tomó en serio su papel de catalizador con el cuerpo técnico e hizo lo necesario para cumplir con las exigencias técnicas del estratega argentino.

Es así, que al corral de los toros de Usulután llegaron nombres propios como el mexicano Joel Almeida en la portería, los nacionales Mario Alfaro (Limeño), Jaime Ortiz (Isidro Metapán) en la defensa, Álvaro Lizama (Santa Tecla) y Kevin Sagastizado (Águila) en la media cancha, junto a Cristian Cisneros (Isidro Metapán) y el ecuatoriano Eber Caicedo (9 de octubre de Ecuador) en la línea ofensiva.

A ellos se sumó Roberto Monge Herrera, ex jugador de Municipal Limeño y que luego pasó a formar parte del equipo Talleres de la tercera división.

“Como dirigencia buscamos la manera de reforzar al equipo, el profesor Gamarra nos pidió a Sagastizado, a Caicedo y a Cisneros y le cumplimos. También nos dio el aval para la llegada de Almeida, Ortiz, Alfaro y Lizama al equipo, mientras que (Monge) Herrera no lo ofrecieron, le consultamos y al final accedió”, reconoció Miguel Anaya, representante de los pamperos ante la primera división y miembro activo de la junta directiva de los usulutecos.

El dirigente admitió que “ellos le han dado un nuevo rostro al equipo, la experiencia que muchos de ellos poseen en liga mayor nos ha ayudado para que los demás se puedan contagiar y que el esfuerzo que demuestran en la cancha nos ha permitido llegar hasta donde estamos, peleando una de las cuatro plazas para la siguiente fase”, resaltó.

SATISFECHO

Por su parte, el argentino Roberto “Toto” Gamarra, admitió a Deportes LPG que el arribo de dichos jugadores “ha sido la mayor fortaleza que ha tenido el equipo en este torneo, son ellos la clave de todo, todos han sido titulares en este torneo, pese a que muchos de ellos en las últimas fechas no han participado por distintas causas, el equipo se ha visto bien”, rescató el timonel gaucho.

Gamarra admite que “espero que para el juego ante el 11 Deportivo recuperemos al menos a tres de los cinco jugadores que no conté ante Atlético Marte, ojalá ya contemos con (Álvaro) Lizama, el panameño (Nelson) Barahona que no jugó por suspensión y otro más por allí”, aseveró el técnico sudamericano que no ha contado también con el atacante ecuatoriano Eber Caicedo ni con el polivalente Jefferson Polío.

Roberto Gamarra dijo sentirse satisfecho por la labor de sus pupilos pero no quitó el dedo del renglón sobre la necesidad que tiene la liga para fortalecer sus canteras ya que “el jugador nacional llega a los equipos con el mal de fábrica, sin fundamento técnico y táctico, no hay manera de revertir eso a la edad en que llegan a primera división”, lamentó.

“Recibimos jugadores deficientes, ejemplo claro en Firpo fue la manera en que perdimos ante Alianza, por un regalo nuestro, de igual manera nos sucedió en Ahuachapán”, resaltó el técnico argentino quien destacó además que “nunca me he quejado con nadie sobre las cosas que hacen falta en algún equipo al que llego, sobre el plantel que tenemos, pero los dirigentes deben de entender que todo esto es un proceso y como tal hay que saber trabajar y esperar, no pueden pedir que un equipo sea campeón cuando se trabaja en su infraestructura”, recalcó.

“El dirigente debe de comprender que lo bueno no se construye de la noche a la mañana, se hace paso a paso y su deber es que ese proceso camine y se finalice”, acotó.  
 

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines