Felipe Amaya, el apoyo de Gotera

El portero del Jocoro trabaja con la municipalidad de San Francisco Gotera y habló de las necesidades que deben cubrir debido a la emergencia por el COVID-19. También busca ejercer como contador público. 

Enlace copiado
Felipe Amaya, el apoyo de Gotera

Felipe Amaya, el apoyo de Gotera

Enlace copiado

Felipe Amaya, portero del Jocoro, ha visto la necesidad de las personas en carne propia debido a que desde hace un par de años trabaja con la municipalidad de San Francisco Gotera y en esta emergencia nacional por el COVID-19 y las pasadas lluvias muchas personas se vieron afectadas.

Amaya está destacado en el área de recreación y deporte, pero debido a la pandemia formó parte de la logística y entrega de canastas básicas en todos los cantones, colonias y caseríos del municipio, algo que le hizo "sentirme de satisfacción" al ayudar a otras personas que se vieron afectadas por el virus y las pasadas lluvias por la tormenta tropical Amanda. 

"En esta emergencia por la pandemia es donde más hemos trabajado, sobre todo en la prevención del virus. Siento que hemos hecho un buen trabajo y el municipio reportan pocos casos (positivos de COVID-19), en la pasada cuarentena tuvimos a bien la organización y entrega de canastas básicas a todos los cantones y comunidades de la municipalidad, le dimos prioridad a eso porque muchas personas tenían gran necesidad", dijo.

"Felipón" también apoyó en la coordinación de túneles de desinfección en las principales calles de acceso al municipio, así como en los mercados, vías cercanas a los bancos y otros sectores que conllevaban la aglomeración de personas. Durante el pasado temporal lluvioso, Amaya también estuvo al tanto para apoyar a los que sufrieron daños en sus viviendas. 

"La gente nos colaboró mucho, ellos mismos se involucraron en labores de desinfección, así como poner controles en las entradas de las colonias. En las lluvias también se complicó un poco pero gracias a Dios que en San Francisco Gotera no tuvimos casos para lamentar de parte de las lluvias pero sí hubo techos dañados. Les ayudamos también a esas personas ", expuso.

Ahora que no hay una cuarentena estricta, Amaya reconoce que la labor es más difícil para prevenir "y nos toca más hacer labores de concientización" sobre los métodos para prevenir la enfermedad, así como está en agenda la realización de un cordón sanitario como el cierre de áreas como el mercado municipal y otras medidas. Además, adelantó que están organizando una segunda entrega de víveres y otros insumos para los próximos días.

Profesional 

La falta del deporte ha afectado a muchos atletas y el caso del fútbol no es la excepción. Sin embargo, Felipe Amaya comenzó hace unos años con sus estudios de contaduría pública y ya obtuvo su título, algo que espera ejercer en los próximos meses. 

"Es complicado porque muchos futbolistas dependen sólo de eso. En lo personal siempre me ha gustado llevar proyectos a la par del fútbol y pude llevar mi carrera universitaria, estudié contaduría pública. Gracias a Dios me abrió puertas y eso me ha mantenido un poco estable. Sabemos que en el fútbol a veces el salario no es estable incluso cuando uno está jugando, peleando con los directivos para que paguen y menos ahora que llevamos meses sin fútbol", destacó. 

De momento, Amaya está a la expectativa sobre si se realizará la próxima temporada y bajo qué condiciones, pues reconoce que hay un virus afuera y se deben guardar los protocolos necesarios para prevenir el contagio. Mientras se define, la labor en la Alcaldía le lleva su tiempo y quiere ejercer también de manera más gradual su profesión académica. 

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines