Federación Salvadoreña de Taekwondo intentó negar información pública; IAIP obligó a darla

Un atleta pidió información pública en poder de la FESAT y después de un largo proceso la recibió, pero a medias.

 

Enlace copiado
Federación Salvadoreña de Taekwondo intentó negar información pública; IAIP obligó a darla

Federación Salvadoreña de Taekwondo intentó negar información pública; IAIP obligó a darla

Enlace copiado

Después de un largo proceso de solicitud y apelación, la Federación Salvadoreña de Taekwondo (FESAT) accedió a brindar información pública en su poder y cumplió, a medias, con la Ley de Acceso a la Información Pública, que establece que las federaciones deportivas nacionales son entes obligados a cumplir con esta normativa.

El atleta y maestro Carlos Leo Ruano solicitó en julio 2017 información relacionada a las actas de junta directiva, actas de asamblea general y acceso al libro de actas de la FESAT, pero esta, a través de su presidente, Óscar Pineda Romero, respondió en agosto que la entidad federativa no era una organización obligada a cumplir con la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP), amparado en el artículo 44 de la Ley General de los Deportes.

El taekwondo salvadoreño recibe 135 mil dólares del INDES, anualmente. Es dinero de los contribuyentes salvadoreños y por lo tanto fondos públicos. 

El citado artículo sostiene que las federaciones no son "miembros, órganos o quienes la componemos en cualquiera de sus cargos, no podemos ser considerados funcionarios públicos". Sin embargo, una resolución del IAIP en diciembre de 2015 fijó que todas las federaciones deportivas sí son entes obligados a cumplir con la LAIP, pues reciben fondos públicos a través del Instituto Nacional de los Deportes.

Amparado en eso, Leo Ruano volvió a solicitar la información, en octubre, y llevó el caso al IAIP, que después de una larga deliberación y una serie de audiencias a las que Pineda Romero no asistió, determinó que la FESAT debía entregar lo requerido. 

La documentación finalmente llegó a su destinatario el 2 de febrero de 2018. Es decir, siete meses después de que se hizo la primera petición original.

Óscar Pineda, presidente de la FESAT y su representante legal. 

INFORMACIÓN INCOMPLETA
EL GRÁFICO habló con Carlos Leo Ruano para conocer sus impresiones del proceso y aseguró que además del tiempo que tardó en conocer la información está inconforme en la forma en la que esta fue presentada.

"Esta es información pública, importante, y la federación de manera arbitraria se negaba a brindarla. Ahora la dio, pero de una manera con la que no estoy satisfecho. Me sorprendió mucho encontrar las irregularidades que se encontraron, con información solicitada incompleta y no en la forma que debería de estar", declaró.

Ruano reveló que no recibió copia del libro de actas que había solicitado, aunque la FESAT se ha comprometido a darle un acceso directo si llega a las instalaciones de la federación, en Ayutuxtepeque. Para ese paso ha pedido la colaboración del IAIP.

"La LAIP es una herramienta que promueve a que las instituciones sean más transparentes en su toma de decisiones y manejo de fondos, no solamente para los que conformamos la Federación Salvadoreña de Taekwondo sino para todos los que componen las diferentes federaciones deportivas de nuestro país. Esto motivará a los dirigentes deportivos a realizar mejores gestiones en el futuro", añadió Ruano.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines