FIFA impone una segunda sanción económica a Santa Tecla

Este lunes, el exasistente técnico en el equipo tecleño, Marco Larriba, recibió notificación favorable de parte de un tribunal deportivo internacional sobre una demanda que interpuso a Santa Tecla ante FIFA tras ser despedido 2 de enero de este año. El andaluz reclamó 10 meses de salario a los verdiazules.

Enlace copiado
FIFA impone una segunda sanción económica a Santa Tecla

FIFA impone una segunda sanción económica a Santa Tecla

Enlace copiado

Más problemas para Santa Tecla en cuanto a demandas internacionales. Este lunes, un tribunal internacional notificó al equipo verdiazul sobre la sentencia de pago de 10 meses de trabajo al auxiliar técnico español, Marco Larriba.

Este caso está ligado con el del mexicano, Marco Sánchez Yacuta, quien hace un mes ganó un caso a los tecleños por casi $90 mil. 

En declaraciones a EL GRÁFICO, desde México, Larriba confirmó la notificación favorable en su demanda sentenciada por un tribunal de FIFA, pero no quiso ahondar en cifras, para evitar así una contrademanda del equipo salvadoreño. 

"No voy a revelar el monto, porque es confidencial, pero me siento satisfecho por el fallo del tribunal internacional de esta mañana. Gané para que Santa Tecla no ande diciendo mentiras. A mí me dolió que la directiva de Tecla dijera que yo había abandonado mi puesto de trabajo. Yo nunca hice eso. Ya les he ganado, es FIFA la que ha resuelto a mi favor. Cuando nos despidieron en enero estuve  a la espera de poder negociar, pero Santa Tecla en ningún momento quiso negociar", dijo el timonel ibérico desde tierras aztecas.

Larriba trabajó con Sánchez Yacuta en Santa Tecla en el Apertura 2019, donde llegaron hasta semifinales, donde fueron eliminados por FAS. Ambos llegaron a trabajar a la primera división desde septiembre del año pasado, luego de que el equipo tecleño separara a Rodolfo Góchez.

Los dos extranjeros tenían contrato con los tecleños hasta diciembre del 2020, pero en enero, mediante un mensaje de voz a su WhatsApp, de parte de un exdirectivo del plantel colinero, los dos estrategas fueron separados, para luego traer de nuevo a sus filas al argentino, Osvaldo Escudero.

"En enero, puntualmente, el día en que debía volver a El Salvador (2 de enero) desde México fui despedido. Llegué a El Salvador y vi un comunicado de prensa en el que nos habían despedido. Estuve unos días en el albergue de la FESFUT, porque ya no tenía casa ni carro. No me llamaron para negociar y a la semana me tuve que regresar. Santa Tecla ya fue notificado sobre este fallo. He ganado la demanda. Ahora, Santa Tecla entró en el tiempo que se le otorga para pedir fundamentos sobre la sentencia", apuntó el entrenador español.

Hace dos semanas, este El Gráfico buscó la versión de Sánchez Yacuta, pero el timonel azteca dijo que no iba a brindar declaraciones, sin embarho, confirmó que le había ganado la demanda al equipo verdiazul. Yacuta habría demandado a los pericos en marzo de este año.

"Al final a nosotros nos despidieron injustamente. En ningún momento quisieron negociar de parte de Santa Tecla con ninguno de nosotros. Lo que más me molestó es que directiva de Santa Tecla dijera que habíamos abandonado nuestro puesto de trabajo. Nosotros fuimos despedidos el 2 de enero y no me pueden decir que falté a mi puesto de trabajo, porque eso nunca pasó. Al final, FIFA me ha dado la razón", explicó el estratega español. 

Tecla, enterado 

Por su parte, la dirigencia de Santa Tecla confirmó que recibió notificación sobre el caso de Larriba, pero al momento de notificación, los directivos dejaron todo en manos del abogado del plantel, Juan Ramón Molina, quien también llevó el caso de Sánchez Yacuta.

"Entiendo que hoy (lunes) nos han notificado de parte del tribunal internacional (de FIFA). Sé que nuestros abogados están revisando el caso" expresó Eduardo Amaya, presidente de Santa Tecla. 

Molina optó por no hablar del tema. Lo discutirá antes de todo con su junta directiva. Por ahora, al igual que en el caso de Sánchez Yacuta, la parte condenada tendrá un espacio prudencial para pedir fundamentos. En este tipo de litigios, el sancionado tiene un plazo de 10 días hábiles poder solicitar al tribunal internacional una explicación sobre los fundamentos de su sanción. Luego de eso, Santa Tecla tendrá que decidir si hace uso del recurso de apelación.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines